Cambia tu Vida

No tengo metas ni objetivos en la vida ¿Qué puedo hacer?

En el artículo anterior te hable acerca del daño que nos hace perseguir ciegamente una escena perfecta. Aquella que idealizamos y que creemos que al conseguirla se terminaran todos nuestros problemas y por fin seremos felices para siempre. Sin embargo, hoy quiero aclarar algo al respecto.

No estoy diciendo que no debemos tener metas, objetivos o sueños que cumplir en la vida. De hecho, esos sueños y esas metas son las que le dan parte del sentido a todas nuestras acciones diarias. Si no los tuviéramos ¿Qué sería de nosotros? seriamos como muertos deambulando en vida, sin nada significativo que hacer.

Si no tuviéramos algo más grande que solo satisfacer nuestras necesidades básicas, no tendría sentido dar un extra y buscar ser mejores cada día,

Es más, si no tuviéramos nada que lograr, ser, hacer o conseguir, nuestra vida no tendría sentido. No habría una razón poderosa para levantarnos de la cama cada mañana. Seríamos simples seres que nacemos y andamos por el mundo unas cuantas décadas hasta que morimos. Sin embargo, somos más que eso. Somos seres con capacidad creadora para cambiar nuestro entorno, nuestras circunstancias, y dirigir nuestro destino.

Somos seres humanos y tenemos la enorme ventaja evolutiva de poder pensar en nuestro futuro y ser conscientes de nuestra propia existencia. Esto nos permite elegir qué hacer con nuestras vidas, algo que la mayoría de las otras especies no pueden.

Podemos definir uno o varios propósitos de vida, y hacer algo que nos haga sentir verdaderamente realizados, cumpliendo nuestra vocación, y escuchando ese llamado interno que nos impulsa a dejar un legado.

No confundas tus objetivos y metas con un instante pasajero en la vida

Nuestros sueños no son aquella escena perfecta y momentánea a la orilla de la playa en el hermoso atardecer. Nuestros sueños son una serie de escenas que pueden evolucionar y mejorar a lo largo de nuestra vida. Todas conformarán nuestra historia personal, y cada pequeño instante (incluido el actual) lo vivirás detalladamente.

[Artículo recomendado: La importancia de ser detallista con lo que quieres]

Cada segundo que pasa lo experimentamos vívidamente a través de nuestros sentidos, nuestros sentimientos y pensamientos. Es por eso que en vez de seguir ciegamente aquella escena ideal, debemos tratar de que las escenas venideras mejoren progresivamente con el tiempo, ahí está la diferencia. Y por supuesto, mientras buscas mejorar tu vida, no debes a olvidar vivir el ahora, porque el mañana jamás dejará de ser incierto.

Es importante que definas un proyecto de vida que te dé una idea de lo que quieres hacer y lograr en cada etapa de tu vida profesional y personal. Será el mapa que te guiará a lo largo de tu camino.

¿Y si no tengo objetivos que cumplir o metas que lograr en la vida?

La mayoría de gente ahora mismo vive sin objetivos claros, sin metas y sin una idea de lo que quieren para su futuro. No necesitan tener objetivos o metas en la vida para vivir bien y sentirse satisfechos. Simplemente se levantan diariamente a trabajar, hacen lo que les corresponde y se olvidan de todo lo demás. Cumplen con lo que les toca. Su visión de la vida es esa; no piensan en conseguir más oportunidades, ni se definen nuevos retos.

¿Crees que tiene algo de malo eso? Por supuesto que no. Todos somos libres de hacer lo que queremos. Y podemos utilizar nuestro valioso tiempo de vida en lo que nos plazca. Si una persona está feliz y satisfecha sin objetivos o metas que cumplir, entonces no hay nada más que decir.

El problema surge cuando esa persona toma consciencia y se crea dentro de sí, una sensación de insatisfacción que lo hace buscar nuevos retos y posibilidades.

Si tú eres una de esas personas, y sientes que no tienes nada que lograr, o nada porque vivir, entonces esto es para ti.

Lo que puedes hacer es lo siguiente:

  1. Define tu propósito de vida; algo que te haga sentir verdadero orgullo si lo consigues.
  2. Pregunta: ¿Tus días ordinarios son tal como los soñaste o los imaginaste cuando fuiste niña(o)? Si no es así entonces escribe en una hoja ¿Cómo sería ese día ideal? ¿Cómo sería tu estilo de vida perfecto?
  3. Si pudieras haber hecho algo distinto con tu vida ¿Qué habrías hecho? ¿Acaso crees que el tiempo para lograrlo se te ha terminado? ¡Claro que no! Y no importa qué edad tengas Define lo que quieres hacer con tu vida a partir de ahora.
  4. ¿Por qué te gustaría que te recuerden las personas cuando ya no estés aquí? ¿De qué manera te gustaria hacer la diferencia? Algo que te permita dejar tu legado.

No es necesario que funcionen para ti los cuatro puntos de arriba; con uno es suficiente. Por ejemplo, podrías no querer dejar un legado en el mundo y es totalmente comprensible, no tienes que hacerlo si no quieres.

Una vez que sepas lo que si quieres, es momento de definir tus objetivos.

[Artículo recomendado: Cómo definir tus objetivos y propósitos]

No es malo no tener objetivos

No podemos juzgar a nadie porque no tiene objetivos ni metas que cumplir. Es algo personal que depende de cada uno de nosotros.

Como te he mencionado, algunos son felices viviendo así porque ni siquiera se dan cuenta que no tiene objetivos ni metas que lograr. Es como si tuvieran una venda en los ojos. No se cuestionan su vida ni sus circunstancias y mientras estén bien así, no podemos decir nada para ayudarlos, porque no lo necesitan.

A pesar de ello, hay quienes si necesitamos algo más. Queremos aprovechar de alguna u otra forma, esta oportunidad de vivir que se nos ha dado. Una oportunidad que consideramos única e irremplazable.

Todo comienza con la consciencia. Si no eres consciente de que no tienes objetivos, entonces difícilmente los buscarás.

Si ahora mismo te encuentras buscando tus objetivos y metas de vida, entonces te felicito, porque tomar consciencia de que no los tienes, es el primer paso hacia grandes cambios que te llevarán a tomar más y mejores decisiones de cara a tu futuro.

El juego de la vida aún está comenzando, así que prepárate por que lo mejor está por venir. Te lo aseguro. 😉

◊♦◊

Ahora es tu turno ¿Crees que es importante tener objetivos y metas que cumplir en la vida? ¿Has tenido algún problema en definirlos e identificarlos? Nos leemos en los comentarios.

Además, si te ha gustado, te invito a compartirlo con tus amigos. Al hacerlo, me ayudas a seguir entregándote más contenidos como este, y te estaré muy agradecido.

Publicaciones Similares

46 comentarios

  1. Hola Maurino,
    Me gustó mucho tu artículo, tengo 26 años y no sé qué hacer con mi vida, no tengo metas, objetivos ni propósitos.
    Soy una mujer soltera y sin hijos, a veces me siento mal por no saber lo que quiero, realmente me gusta vivir mi día a día, siento que la vida nos tiene preparadas cosas maravillosas y siento que a pesar de los planes que puedas tener a futuro, no sabemos cuánto tiempo viviremos, si realmente todo sea tal cual lo imaginamos, a nuestra vida pueden llegar diferentes circunstancias y/o personas que cambien totalmente nuestros planes.
    Realmente me siento en el limbo :/

    1. cuando una persona de aproximadamente 36 años ya no tiene metas, esta en depresion? es pasajero? simplemente no tiene ganas de hacer nada. y el mal humor es presente

  2. Hola Maurino, y demás personas que lean esto.
    Desde que vine al mundo, tuve un pequeño inconveniente… Tengo una hermana mayor con epilepsia muy fuerte desde que es pequeña. Yo la tuve que acompañar a todo lado a todo lugar desde que llegue al mundo, en la escuela ella estaba en otro curso y le venían crisis epilépticas y yo tenía que ir detrás de ella, 6 crisis epilépticas por dia.. Mi vida fue un poco interrumpida… Ahora siento que nunca aprendí a amarme a mí misma, o a conocerme, o a haber una estructura en mi vida. TENGO MUCHOS SUEÑOS MUCHISIMOS, pero siento que se me hacen muy difícil yo tomar control sobre eso. Siento que hay algo dentro de mí que sabe eso que quiero, mis metas principales. Pero por otro lado no puedo verlo. Y se me hace muy difícil. Necesito ayuda… ¡Quiero brillar como sé que puedo brillar! Pero siento que tengo los lentes rotos, que veo un poco, pero no logro verlos completamente.

    1. Hola Camila.

      Gracias por compartirnos un poco de tu historia y lo que estás sintiendo en este momento. Dime ¿Aún estás en cuidado de tu hermana?

      Aunque en este momento sientas que no te conoces, que te falto “vivir” y profundizar en ti, y sientas que no tienes el control de tu vida, en realidad no es así.

      Todos decidimos cada día en que ocuparnos y utilizar nuestro tiempo. Esto depende de tus valores y tus prioridades. Incluso hay maneras de obtener lo que quieres aún con tus responsabilidades actuales.

      Por otra parte. Es bueno que tengas sueños; le dan un sentido a nuestra vida. Sin embargo, los sueños y las ideas no son nada si no se ponen en marcha. Los sueños no son objetivos, hasta que tienes un plan bien definido.

      De todos los sueños que tienes debes elegir uno por el cual comenzar…

      Cuéntame ¿Sueñas con tener un negocio exitoso de alta repostería? ¿Deseas estudiar veterinaria y ayudar a miles de animales y mascotas? ¿Deseas enseñar a familias cómo dar soporte y cuidados a pacientes epilépticos?

      Puedes tener miles o millones de sueños o ideas, pero solo puedes dar un paso a la vez. Es por ello que te animo a que primero definas cuál es tu mayor sueño; aquel que te causa más emociones y te viene a la mente de forma recurrente.

      Una vez que sepas cuál es ¡Comienza! Piensa en el primero en el paso. Investiga tus opciones y atrévete.

      [Artículo recomendado: Tomar accion: la clave para transformar tu vida]

      Solo ten en cuenta que será algo en lo que vas a derrochar mucho tiempo y energía. Lograr algo de valor requiere paciencia, disciplina, observación, perseverancia y esfuerzo. Por lo tanto, debe ser algo que realmente te mueve por dentro.

      [Artículo recomendado: Tienes un deseo genuino o es un simple “me gustaría”]

      Vas a tener miedo y dudas, pero ese no deberá ser un motivo para detenerte.

      [Artículo recomendado: Cómo eliminar el miedo en 5 pasos]

      Los senderos son muchos, y las maneras de lograr tus metas y objetivos son inmensas, no obstante, debes dar ese primer paso sobre la opción que consideras más adecuada y factible ahora mismo.

      Espero te ayuden de algo estas palabras y recomendaciones. Si te gustaría que conversemos en algun momento sobre tu situación con más profundidad, por favor, puedes hacerlo a continuación:

      >> Cuéntame un poco de ti

      Una vez enviado, me pondré en contacto contigo en breve con los datos que me proporciones para que podamos acordar una fecha.

      Espero te encuentres muy bien.
      ¡Sonríe! Hoy se nos entrego el mejor de los regalos. Nunca lo olvides.

      ¡Un abrazo!

  3. Hola Maurino, Me pasa que yo he tenido quinientos problemas actualmente vivo con mi novia y su abuela, ella piensa que soy su amiga. Mi novia estudia y trabaja. Me dice que no tengo metas en mi vida y pienso lo mismo pero no sé qué me gusta, me siento inútil obviamente hago cosas pero me siento terrible y no sé qué hacer con mi vida.

    1. Hola Marcela.

      Cuéntame, ¿ya tienes una relación formal y estable con tu novia? ¿Tienen planes a futuro y estan decididas a permanecer juntas por varios años?

      Posiblemente ella te diga que no tienes metas ni objetivos debido a que no conoce tus planes o deseos a futuro. No se han puesto a dialogar sobre ello y es vital que lo hagan si están mirando su relación a largo plazo.

      Comentas que tu novia estudia y trabaja, pero ten en cuenta que eso no significa que tenga metas claras y bien definidas.

      Muchas personas trabajan o estudian una carrera sin ponerse a pensar lo que eso significará en su vida a mediano y largo plazo. Muchos solo quieren el título porque se dice por ahí, que es importante y hay que tenerlo, pero jamás entran en detalles acerca de lo que quieren o anhelan realmente para los próximos 5 o 10 años. Tampoco se ponen a analizar de qué les va a servir el tan ansiado documento.

      [Artículo recomendado: Talvez no necesitas un título universitario]

      Mucha gente trabaja sin una meta clara, solo mirando a corto plazo y buscando obtener un sustento monetario para vivir. Sin embargo, trabajar solo por dinero es una de las causas más comunes de estrés, ansiedad, y gran insatisfacción laboral.

      La razón por la que te pregunto si tiene una relación estable, es porque, a pesar de que ambas tengan metas personales que cumplir, si estan juntas entonces son una familia. Son un equipo de dos personas que están en un mismo barco y por lo tanto se dirigen a un mismo destino.

      La consecución de las metas que tengan cada una tendrá un impacto en la vida de ambas. Si cada una por separado piensa distinto acerca de su futuro, entonces de nada servirá tener metas personales definidas. Es más ni siquiera tiene caso que estén juntas.

      Si se dirigen a destinos diferentes, tarde a temprano tendrán que separarse para conseguir cada una su cometido por separado. Por eso la importancia de establecer objetivos como si fueran un solo ser.

      Una vez que cada una conoce sus objetivos personales, debe dárselos a conocer, ya que el éxito o fracaso, dependerá del apoyo que se den mutuamente para conseguirlos.

      Te animo a que converses con ella. Cuéntale sobre esto que te he dicho, hazle saber tus deseos para los próximos años y definan metas compartidas y alienadas en la que puedan trabajar para conseguirlas.

      Si quieran platicar en algún momento no duden en escribirme, incluso si sientes que necesitas mi apoyo para descubrir a qué dedicarte y qué hacer con tu vida. Será un gusto saber de ti y ayudarte en el proceso. 🙂

      Espero se encuentren muy bien.
      ¡Un abrazo!

  4. “Podemos definir uno o varios propósitos de vida, y hacer algo que nos haga sentir verdaderamente realizados, cumpliendo nuestra vocación, y escuchando ese llamado interno que nos impulsa a dejar un legado.”

    pero si simple mente no quieres nada …..

    1. Hola Jorge ¿Cómo estás?

      Si simplemente no quieres nada, entonces yo te invito a que te cuestiones: ¿Por qué crees no quieres nada? ¿Cómo te siente en este momento? ¿Sientes que tu vida está bien tal como esta? ¿Crees que hay algo puedas hacer para mejorarla? ¿Alguna vez has querido ser o tener algo, pero no fuiste tras ello porque lo viste muy lejano e inalcanzable? Y última una pregunta que es de mis preferidas:

      Si hoy llegara tu momento de partir ¿Estarías tranquilo sabiendo que aprovechaste al máximo tu vida e hiciste todo lo que quisiese y pudiste con ella? ¿Habría algo que te faltaría por hacer?

      [Artículo recomendado: Te vas a morir, tu vida es ahora]

      La decisión de moverte en una nueva dirección depende completamente de ti. Ten en cuenta que todo cambia, y aunque ahora puedas sentir que está todo bien y no necesitas nada más, toma en cuenta que las cosas no van a permanecer así por siempre.

      Si no generas acciones que te permitan dar dirección a tu vida, en 5 o 10 años lo que tienes hoy podrías ser muy diferente y nada previsto.

      Te invito a que te cuestiones tu vida. Puedes comenzar respondiéndote a ti mismo algunas de las preguntas que te he mencionado, ya que son este tipo de cuestiones las que pueden dar impulso e iniciativa.

      [Artículo recomendado: 10 preguntas que cambiarán tu vida]

      Pienso que lo peor es llegar a una vejez llenos de arrepentimientos. Sabiendo que en nuestros mejores días pudimos tomar mejores decisiones, y utilizar nuestro tiempo y energía algo que nos hiciera sentir verdaderamente orgullosos, felices y satisfechos con nuestros actos.

      Espero que estás palabras te hagan reflexionar de alguna manera. Si deseas platicar en algún momento sobre tu situación más en profundidad, no dudes en escribirme. 🙂

      ¡Un abrazo!

  5. ¡Hola! Qué bueno tu artículo, necesitaba entender desde el otro lado cuando una persona no tiene objetivos en la vida. Tengo una pregunta, ¿Qué sucede cuando entre una pareja, una persona (mujer) es la que tiene objetivos claros para su vida, metas y trabaja por ellas todos los dias, y por otro lado tiene un novio que no tiene metas ni proposito ni objetivos en su vida? vive el dia a dia y es feliz. ¿Es cierto cuando dicen que estar al lado de una persona que es conformista te frena en tu vida? ¿Es cierto cuando dicen que te conviertes en las personas que estan a tu alrededor? En este caso el chico está conforme y satisfecho con lo que hace todos los dias, un trabajo de limpieza, sin ningun estudio y sin ganas de estudiar y su pareja es una mujer emprendedora. ¿Hay futuro en una relacion asi?

    1. Hola Karla, Gracias por tu comentario. Creo que es muy interesante este tema.

      Cuando en una pareja parece que uno de los dos no tiene objetivos, o metas que cumplir, en realidad lo que sucede es que cada uno tiene maneras de ver la vida de forma diferente.

      Por un lado hay quienes viven al día, hacen lo que creen que toca, y son felices viviendo de esa manera. No se cuestionan su futuro, ni tienen sueños o metas que alcanzar. Por el otro, están quienes tienen aspiraciones y objetivos. Personas inconformista, soñadores que buscan mejorar su manera de vivir, contribuir y mejorar su entorno.

      Como te lo dije en el artículo, no podemos reprocharle a nadie por no tener metas que lograr. Cada uno hace con su vida lo que cree que más le conviene y ese tipo de libertad es algo que todos debemos agradecer.

      Sin embargo, cuando una pareja tiene diferentes caminos, surgen problemas.

      Verás, cuando estás con alguien, ese compañero de vida se une a ti y se convierten en un solo ser. Son como un equipo que se sube a un barco para comenzar a viajar en una misma dirección.

      En cierto grado, se convierte en parte de tu vida, y todas las decisiones deben ser tomadas en conjunto, considerando los objetivos que tienen como un equipo y no de manera individual.

      Entonces tomando la metáfora del barco, es obvio que no pueden ir por diferentes caminos si están juntos. Tarde o temprano habrá inconformidad de parte de alguno, y si no toman acuerdos, ni tienen los mismos objetivos entonces será difícil que esa relacion pueda funcionar.

      A pesar de que aquella persona parezca que no tiene objetivos ni metas que cumplir, en realidad si las tiene. Su objetivo es vivir al día, ser feliz asi como esta, reservarse a hacer lo que corresponde de acuerdo a sus responsabilidades. ¿Tiene algo de malo esto? Por supuesto que no. Cada quien es libre de hacer con su vida lo que le plazca.

      Cuando te unes a alguien para tener una vida juntos, desde luego que es para transitar un mismo camino, hacerse compañía y ser felices. Y si no tienen planeado seguir un mismo rumbo entonces es obvio que la relacion no tendrá futuro y no podrá funcionar a menos que se comuniquen y lleguen a un acuerdo como equipo y como pareja.

      Y es verdad: te conviertes en el promedio de las personas con las que pasas en mayor tiempo. Es como si aquellos con quien convives comúnmente, te transmitirán su manera de vivir, actuar y pensar. Con el tiempo estos comportamientos se te hacen normales hasta tal punto de dejar de ver y considerar otras posibilidades y maneras de vivir.

      Somos seres de tribu, que aprendemos a hacer lo mismo que el grupo donde nos desenvolvemos y al verlo de forma repetida, lo acepamos y lo aprendemos como parte de la normalidad.

      [Artículo recomendado: ¿Por qué hacemos lo que hacemos? La respuesta a una vida condicionada]

      Respondiendo a tu pregunta, debo decirte que no hay futuro en una relacion así a menos que tengas una conversación seria y profunda con aquella persona.

      Si quieren una vida juntos deberán generar acuerdos y estar dispuesto a transitar el mismo camino, con objetivos y metas afines, ya que esa es la única manera de tener una evolución y progreso como pareja a traves del tiempo.

      Platica con él, cuéntale sobre tus sueños, sobre tus anhelos; pregúntale sobre los suyos, hablen sobre como se ven en algunos años, ¿Se ve juntos? ¿Qué estarán haciendo y que habrán logrado para ese entonces? En base a eso podrán tomar la decisión de continuar o separarse por el bien de ambos.

      [Artículo recomendado: Los mejores consejos de amor que alguien podrá contarte]

      Espero te sirva, y ya me contarás más adelante que ha pasado y a que decisión llegaron. 😉

      ¡’Un abrazo!

  6. Hola Maurino.

    Acabo de leer tu escrito y la verdad lo he encontrado bastante gratificante.

    Me gustaría aportar algo desde mi experiencia personal a este tema para quien esté interesado en leer.

    Actualmente tengo 28 años y nunca asistí a la universidad. Decidí irme de casa al terminar la escuela por ir en busca de mi objetivo en ese entonces y así lo hice. Desde pequeño mis padres me llevaban a clases de Piano, por lo que siempre me ha gustado la música. Fui líder y cantante de una banda de rock durante algunos años, lo cual me sirvió bastante para desarrollar mi personalidad.

    Debo decir que nos iba bastante bien, principalmente porque me apasionaba lo que hacía en ese entonces y me entregaba al 100% en ello, además que al trabajar para una productora podría decirse que era un “trabajo serio”.

    Siempre me he considerado una persona pseudo-autodidacta, porque si bien en ocasiones me dedico a aprender de forma autónoma las cosas que me interesan, lo que normalmente hago es contratar a expertos (profesores o cursos particulares) para aprender de aquellas cosas que me gustan. Así fue como pagué un curso de dos años solamente para aprender a construir sitios web (curso al que algunos llamaban Técnico en Programación).

    Siempre he creído que aquellas personas que no saben qué hacer con sus vidas, o que no tienen objetivos ni metas, generalmente tienen pasatiempos o intereses que no se dan cuenta de que están allí, por no considerarlos “trabajos reales”, y le dan la espalda por ir en busca de lo que la sociedad les dicta que hagan. Además, que el factor “tiempo” siempre juega en contra de las personas.

    Creo que en ocasiones las personas se sienten demasiado “viejas” como para dedicarse a hacer algo nuevo o para emprender un nuevo rumbo, cuando en realidad los años traen consigo la experiencia de saber exactamente como se hacen y no se hacen las cosas.

    Siempre me he cuestionado acerca de mis objetivos y de mis metas en la vida, y muchas veces caigo en cuenta de que en realidad pareciera que no tengo ninguna.

    En ocasiones me contratan personas para que les ayude en el desarrollo de sus sitios web (podría decirse que “trabajo por proyectos”), al igual que me contactan algunos amigos que por sus profesiones requieren de vez en cuando contratar a alguna persona que sepa algo relacionado a la programación web. Y me dedico a esto sin nunca haberlo buscado, de la misma forma en que algunas personas me contactan para que los ayude en sus estudios de grabación o para que les enseñe técnica vocal o tocar el piano.

    Podría decir que me dedico a hacer lo que me gusta, que es aprender, y trabajo ayudando a las personas que me necesitan, y no me siento mal por no haber asistido aún a la universidad. Es por ello que en ocasiones siento que no tengo metas ni objetivos.

    Pero cuando lo pienso profundamente, en ocasiones descubro que mis metas y mis objetivos están tan arraigados en mí que forman parte de mi personalidad, y se convierten en mi filosofía de vida.

    En este momento de mi vida me encuentro en esa etapa en donde uno comienza a hacer un recuento de sus años previos (en mi caso, de mis veintes) para ver qué cosas he logrado y cuánto he crecido como persona, y siento sinceramente que tengo muchas cosas de las cuales sentirme agradecido. Sobre todo de las experiencias vividas y de las personas que he conocido en este camino.

    Vivo con la filosofía de que el día de mañana podría no estar aquí, ya que nadie tiene la vida asegurada, por lo que intento vivir el presente de la mejor manera, haciendo las cosas bien y cada día construyendo las bases para el futuro.

    La década de mis 30s quiero dedicarla para convertirme en experto en alguna área del conocimiento, por lo que tengo pensado asistir a la universidad, ya que es el único lugar en que (según mi opinión) un amante del conocimiento y del aprendizaje puede convertirse en un experto.

    Podría considerarse esto como una meta o un objetivo, pero la verdad es que yo no lo considero así, sino que siento que es lo que debo hacer. Por lo que las metas y objetivos muchas veces no son tan “externos” como uno cree, sino mas bien es un estado “interno” que nos dicta qué es lo que sentimos y creemos que debemos hacer.

    Espero no haberme extendido demasiado. Por mi parte, a partir de ahora me pasaré por tu web de vez en cuando.

    Un abrazo!

    1. Gracias Beasteroux y por tu gran aporte y por compartir un poco acerca de lo que para ti significa tener metas y objetivos.

      Me encanta la parte donde mencionas que tus metas y mis objetivos están tan arraigados en tí que ya forman parte de mi personalidad y filosofía de vida.

      Coincido contigo, las metas y objetivos vienen y se viven primero desde dentro.

      No tener estudios universitarios no debe hacer sentir mal a nadie. De hecho, la educación “formal” esta dejando de ser tan útil como lo fue hace varias décadas atrás. Solo muy pocas profesiones requieren licencia para ser llevadas cabo.

      La mayoría de actividades lo que requieren que cumplas con la promesa a tu cliente o empleador, entregues valor y calidad y lo demás viene por añadido.

      [Artículo recomendado: Tal vez no necesitas un título universitario]

      Espero te encuentres muy bien y todo salga de maravilla en tus planes para estudiar una especialidad universitaria en caso de que así lo decidas. 🙂

      ¡Un abrazo!

  7. Hola Maurino soy Abek y de niño ayudé a mi familia de trogloditas a ser mejores en todo pues eh sido optimista y altruista desde siempre, pero ellos siempre tenían mi palabras hirientes y pesimistas, pues a nadie le gusta ser enseñado por un niño intelectual, de hecho resulta chocante, pero bueno todo esto me fue consumiendo lenta, sutil y sistemáticamente, a tal grado de desestabilizar mis estructuras y todas mis metas, objetivos, etc. y hasta las ganas de vivir. Lo realmente paradójico es que mi familia se estructuró muy bien y eh conseguido mi objetivo de convertirlos en personas diferentes y positivas. Que me sugieres para reconquistar y reconducir mis perspectivas a futuro, porque estoy abrumado con esta lucha tan desgastante, desde ya muchas gracias.

    1. Hola Abek, muchas gracias por tu comentario. 🙂

      Me gustaría tener un poco más de información para darte algo más concreto, No obstante por lo que nos cuentas veo que generaste creencias dentro de ti a raíz de la manera en como tu familia te hizo sentir y debes tomar consciencia de 3 cosas:

      1. Puedes ayudar a las personas siempre y cuando quieran ser ayudadas y sean conscientes de que tienen un problema. Puedes hacerlos conscientes pero la decisión de querer ser ayudadas es solo de ellas, y no importa si se trata de tu familia, cada quien puede decir lo que quiere, lo que hace y lo que le conviene.

      2. No puedes definir tus objetivos en base a los actos o decisiones de otras personas, ya que esto significaría que tus logros dependen completamente de sus actos y no de los tuyos.

      3. Lo que un grupo de personas crean o no de ti no es precisamente lo que te define, y no tiene que disminuirte o romper tus sueños e ilusiones.

      Debes ver tu vida No como una cima ultima a la que puedes aspirar, sino como un proceso de cambio, entrega y satisfacción.

      Mírate te ti mismo y pregúntate: ¿Esto es lo mejor que puedo ser y hacer con mi vida? Si no lo es, entonces ¿Qué lo es?… ¿Qué es lo mejor que habré hecho con ella?

      Hoy por la noche regálate un momento a solas y trata de dar una respuesta a estas preguntas, incluso hazlo por escrito ya que esto tiene un efecto más fuerte en la mente.

      Posiblemente no logres responder al inicio e incluso tardes semanas o meses en responder, pero desde ahora ten la certeza de que dentro de ti hay una respuesta que pronto vas a descubrir.

      [Artículo recomendado: Cómo descubrir tu proposito en la vida]

      Ya me contarás más adelante que tal te fue con este ejercicio.

      Espero te encuentres muy bien.
      Un abrazo.

  8. Hola Maurino. Me parece muy interesante lo que escribes aquí. Soy una mujer de 34 años, casada y con un hijo de 6 años. En este momento de mi vida estoy super deprimida y triste. Me he dado cuenta que no he hecho nada con mi vida. Soy Abogado, me gradué muy joven, ejercí mi carrera pero al salir embarazada dejé el trabajo, ahora soy ama de casa y hace 2 años nos tocó emigrar así que en el sitio en el que me encuentro no puedo ejercer y tampoco he podido trabajar porque no tengo experiencia en nada comprobable. Sinceramente me siento en un hueco sin salida y veo que pasa el tiempo y cada vez es más difícil conseguir algo. Estoy desesperada, de verdad!

    1. Hola Alyx,

      Gracias por compartir un poco de ti. Lamento cómo te sientes y lo que estás pasando.

      Hay varia información que falta para decirte algo más específico. Sin embargo, con lo que me comentas, te quisiera preguntar algo, o más bien quisiera que tomes una hoja o una libreta y te respondas ti misma lo siguiente:

      • ¿Por qué me siento de esta manera? ¿Es acaso porque amo y extraño ejercer como abogada? ¿Es porque siento que puedo hacer algo más que lo que lo estoy haciendo ahora mismo? ¿Es porque me pesa demasiado lo que otras personas piensan de mí?… ¿Qué es lo que me hace ruido realmente?

      Cuando descubras cuál es la causa, podrás hacer cambios y tomar decisiones. Así que te animo a que te sientes en un lugar a solas, tranquilo y en silencio y escribas tu respuesta.

      Por otro lado. Dices que no tienes experiencia en nada comprobable. Pero ten en cuenta que la experiencia de gana con la práctica y repetición. Y para practicar lo suficiente hasta lograr la maestría, primero debes saber que es lo que necesitas practicar o aprender.

      Por ejemplo, si quieres crear un negocio de repostería o quieres encontrar un empleo como repostera, y no sabes de nada del tema. Tal vez lo mejor sea empaparte de todo lo referente a esa área y practicar.

      La práctica genera confianza, habilidad y destreza, y cuanta más confianza tienes, pierdes el miedo y la inseguridad para afrontar nuevos desafíos.

      Sin embargo, date cuenta que para tener experiencia, primero requieres responderte a una pregunta clave:

      ¿Qué es lo que quiero hacer con mi vida en este momento?

      Cuando conoces la respuesta, es como tener un faro que te guía. Pero si no sabes a dónde vas y solo piensas en encontrar cualquier empleo o actividad, entonces lo vas a encontrar.

      Sé que puedes estar diciendo: “pero Maurino, tengo un hijo. No puedo hacer lo que quiero… no tengo tiempo…”. Pero este pensamiento llega cuando solo consideras una parte de las posibilidades.

      En realidad puedes dedicarte a muchas cosas teniendo un hijo, todo depende de lo que decidas creer posible para ti. Pero antes, debes analizarte a ti misma, descubrir qué es lo que quieres verdaderamente y explorar tus opciones.

      ***

      Espero te sirva. En unos días estaré dando una clase en línea donde abordaré este tema en más profundidad para todos aquellas personas que están un una situación similar a la tuya. Si quisieras participar coméntamelo para hacerte llegar la información ¿De acuerdo? 🙂

      ¡Un abrazo!

  9. Hola Maurino, no quiero estudiar pero tampoco decepcionar a mis padres. Estar en la Universidad se me complica mucho y quiero dejarlo porque no puedo, no entiendo nada de lo avanzado y todos los días lloro por miedo a que mis padres me rechacen me saquen de la casa del no poder hacer mis deberes
    Simplemente no quiero estudiar y eso me convierte en una inútil y fracasada. ¿Qué hago? ya no quiero estar llorando todos los días sin que el corazón me duela.

    1. Hola Naiara.

      Por lo que me cuentas puedo ver que hay dos partes que te preocupan y estás ligándolas entre sí. Por un lado comentas que no quieres estudiar, pero antes de hablar de tus padres, ¿qué es lo que no quieres estudiar? Dime ¿Hay algo que si te gustaría estudiar?

      Las ramas de estudio son muchísimas y no deberías generalizar de esa manera. Cuando dices “no quiero estudiar…” y “Se me complica mucho…” estás programando tu mente para que así lo crea. Sin embargo, estoy seguro que hay varios temas que si son de tu interés, solo que ahora mismo estás estudiando una carrera que no te gusta, no te interesa, ni está alineada con un objetivo a largo plazo.

      [Artículo recomendado: No sé qué carrera estudiar ¿Qué hago?]

      Si lo que estás estudiando no te inspira de ninguna manera, será muy complicado, y yo diría imposible, que entregues lo mejor de ti. La iniciativa debe surgir desde tu interior.

      ¿Por qué comenzaste a estudiar esa carrera? ¿Acaso lo hiciste solo para cumplir las expectativas de tus padres?

      Es común hoy en día que muchos padres impulsen a sus hijos a que estudien una carrera. Creen que es una forma de que les vaya bien el futuro o por lo menos tengan un buen empleo. No obstante esa es una falsa creencia que ya no aplica en el mundo de hoy.

      [Artículo recomendado: Tal Vez no necesitas un título universitario]

      Piensa que al final, tú eres quien vivirá el día de día en esa profesión. Tú serás quien atenderá a los pacientes, tratará con los clientes o acudirá a la empresa a laborar de lunes a viernes…

      Tus padres quieren tú bien, y actúan en base a las creencias que tienen respecto al futuro profesional. No obstante, debes saber que solo a ti te corresponde descubrir qué hacer con tu vida y qué camino tomar.

      Te invito a que dejes por un lado la opinión o lo que piensen tus padres, y tengas una conversación profunda contigo misma (o las que sean necesarias) para descubrir qué quieres en verdad.

      Estás en un momento perfecto a embarcarte en un viaje de autodescubrimiento personal que te hará madurar y encontrar tu propósito en la vida.

      Esto lo puedes hacer primero en secreto (sin que se lo cuentes a tus padres), y cuando sepas bien lo que quieres y estés totalmente convencida, podrás decirlo con una seguridad que ellos podrán notar.

      No eres una fracasada ni una inútil, simplemente que no estás en tu elemento. No hay forma de que hagas las cosas bien sin estas donde no quieres estar, haciendo algo que no quieres hacer.

      A partir de hoy en vez de llorar, mejor toma una libreta y comienza a anotar todo lo que te gustaría hacer y lograr a partir de ahora en 3 o 5 años ¿De acuerdo?

      Si necesitas hablar sobre tu situación más en detalle, puedes contactarme dando clic en “contacto” del menú superior. Será un gusto saber de ti y poderte ayudar.

      Espero te encuentres muy bien. 🙂
      ¡Un abrazo!

  10. Hola Maurino. Gracias por tus post y más aún por dar respuesta a quienes necesitamos de tus palabras. Tengo 38 años y un hijo de 14, tengo empleo y una pareja estable. Pero no tengo metas definidas, vivo mi vida al día. Tengo días que no quiero hablar ni ver a nadie. Mi esposo me fastidia y mi hijo me desespera, siento rabia con la vida porque prácticamente trabajo para las cosas de mi hijo y en momentos ya quiero que se vaya y yo pueda “disfrutar de mi vida” el papá de mi hijo no me ayuda en nada, no tengo ni idea de él. Sueño cada día en poder tener el control de devolver el tiempo y evitar mi embarazo (se que esta mal pero necesito sacar esto). Maurino las cosas que anhelo hacer o tener no las puedo cumplir, siento que no se me dan las cosas y eso baja mas mi autoestima. Tengo deudas aparte de todo…… Gracias Maurino.

    1. Hola Ana

      Siento mucho lo que estás pasando, y puedo entender cómo te sientes. Sin embargo, por lo que me comentas, hay un par de cosas que me gustaría contarte.

      Dices que tienes un trabajo y pareja estable. Pero después dices que tu esposo te fastidia, no te ayuda en nada y no sabes nada de él.

      Si esa relación es estable y se ha mantenido así por años, es porque así lo has elegido, a base de soportar actos que no deberías tolerar.

      [Artículo recomendado: Deja de ser tolerante y todo cambiará]

      Tal vez tengas la creencia de que la pareja que eliges es con la que debes estar hasta que la muerte los separe, pero no tiene que ser así. Si estar juntos no los hace mejores personas, entonces no tienes caso que estén…

      O dime ¿Acaso entregas en lo mejor de ti? ¿Te entregas plenamente en la relación? ¿Él se entrega de la misma forma que tú?… Si no lo hacen qué caso tiene que estén juntos. Solo están desperdiciando su vida.

      Por la manera en cómo te expresas, no creo que los días que pasan juntos sean lo que te gustaría o lo que hubieras imaginado en un inicio.

      Puedes decir que lo haces por tu hijo, pero afortunadamente él ya está en edad de entender y darse cuenta de la situacion que estan pasando como familia.

      Puedes hablar con él, explicarle la situación y que sepa cómo te sientes. Seguro tu hijo quiere que estén bien y lo entenderá.

      Disculpa si sueno muy directo o atrevido, pero la mejor manera de ayudarte es decirte las cosas tal como son.

      Tus metas y objetivos están en relación con un ideal o un sueño que te gustaría hacer realidad. Pero si no tienes la compañía adecuada, o pretendes incluir dentro a una persona que no te inspira a formar un nuevo futuro, entonces será imposible visualizar un sueño y tener unos motivos para lograrlo.

      Necesitas solucionar tu situación en el presente, de tal forma que te sientas bien, tranquila, y en armonía. Y para eso, primero debes sanar tus relaciones.

      Yo no te voy a recomendar que dejes a tu pareja sin antes mirar de qué manera pueden corregir el daño.

      Primero trata de conversar con él y con tu hijo. Busquen llegar a acuerdos. Platicale como te sientes, qué quieres, qué necesitas y qué piensas. De la misma forma pídele que te cuente lo mismo; que te diga cómo se siente, que espera de la relación, que no le gusta y que si, que necesita, y cuales son su metas y objetivos.

      Recuerda que mientras estén juntos van el mismo barco y deben saber hacia dónde se dirigen.

      Un avez que hayan platicado muy profundamente, formen nuevas normas y acuerdos en base a las conclusiones que llegaron en la conversación y dense un tiempo para probar y ver cómo funcionan las cosas. ¿De acuerdo?

      [Artículo recomendado: Los mejores consejos de amor que alguien podrá contarte]

      Espero te ayuden en algo. Pronto te contactaré para que me cuentes como va todo. 🙂

      ¡Un abrazo!

  11. Hola Maurino, primero que nada quiero felicitarte por el excelente artículo que redactaste. Me he sentido muy identificada con bastantes puntos que has tratado.

    He leído algunos comentarios y me encanta la manera en la que das solución a cada caso, solo me temo que el mío es un tanto diferente. Estoy consciente que he logrado muchas cosas buenas en mi vida, estoy agradecida con Dios por todas las oportunidades y bendiciones, creo que he viajado bastante y tengo muchas historias que contar a mis nietos jaja si algún día los hay.

    El problema conmigo es que he llegado a un punto de mi vida en el que perdí la motivación, que ya no tengo sueños que seguir y aunque suene feo, de cierta manera deje de sentir. No encuentro algo que me haga levantarme muy temprano en las mañanas, usualmente me siento desmotivada y en momentos siento “bajones” por no tener objetivos por delante.

    Suelo cuestionarme qué quiero y por alguna razón no me doy respuesta, tengo miedo a no tener definido un futuro, porque como lo leí antes como quiera que sea hay un destino, bueno o malo. El punto es que yo quiero tomar las riendas de ese destino, quiero disfrutarlo día día, sentirme dichosa.

    Ahora no encuentro satisfacción en mí día a día, y eso me lastima.

    Espero que puedas ayudarme, traté de buscar la opción de contacto pero no la encontré, ojala sepa de ti pronto.

    Saludos,

    1. Hola Ceci.

      ¿Sabes? Es bueno que tengas esa sensación de satisfacción por lo que has vivido hasta el momento. Has sabido aprovechar la vida… pero no totalmente… no aún en su máximo esplendor.

      Por lo que me cuentas, y si me permites decírtelo; hasta el momento solo te has enfocado en ti. Y esto por supuesto que no tiene nada de malo, de hecho es muy positivo. Has sabido encontrar la manera de darte gusto y vivir aquí y ahora. No obstante, hay una parte vital de la vida que te ha faltado explorar…

      Hasta el momento solo te has enfocado en una cosa: Solo has buscado tu satisfacción momentánea; darte gustos, experiencias y placeres, y como te he comentado eso es genial, pero solo es una parte de las piezas de la felicidad.

      [Artículo recomendado: Los 7 pilares para una vida feliz plena y satisfactoria]

      Si buscas solo satisfacerte en el ahora llegará un momento donde NO encuentres en que enfocar tu mente, dirigir tu energía, ni liberar tu espíritu. Llegarás a un punto donde lo que hagas no tendrá sentido porque lo habrás repetido tantas veces que la pasión se habrá terminado.

      [Artículo recomendado: La verdad sobre encontrar tu pasión y vivir de ello]

      Contrario a lo que muchas personas creen, no vinimos el mundo solo a ser felices. Podemos hacer mucho más, y te garantizo que las posibilidades que tienes ahora mismo son infinitas.

      Desafortunadamente solo puedes elegir una de ellas para cada momento. Por lo tanto, esa única opción deberá estar alineada con tus valores y sueños personales más profundos.

      ¿No tienes sueños? No pasa nada, por eso estás aquí. Hay muchas formas de ayudarte, pero en especial quiero impulsarte a realizar el siguiente ejercicio.

      En algún momento del día que puedas estar a solas y tranquila, cierra tus ojos e imagina que ya tienes 90 años. Entonces quieres escribir la historia de tu vida. Deseas plasmar todo lo que viviste desde que naciste hasta este momento. Todos esos sucesos que dejaron huella y que marcaron tu destino a lo largo de décadas. Toma una hoja o una libreta y escribe todo lo que venga a tu mente.

      Vas a llegar al punto donde estés escribiendo acerca del momento presente, y es entonces cuando vas a comenzar a dejar llevarte por tu corazón. Vas a escribir lo que va suceder durante los próximos años.

      ¿Dónde estarás por ejemplo en 10 y 20 años a partir de ahora? ¿Qué estarás haciendo? ¿Con quién estarás? ¿Cómo será tu vida para ese entonces?

      [Artículo recomendado: Las personas sobreestiman lo que pueden lograr en un año y subestiman lo que pueden lograr en una década]

      Escribe tu historia de vida hasta los 90, 100 o más años. Esto te puede tardar algún tiempo pero no tengas prisa. Más vales saber haciendo donde vas, qué te gustaría y qué quieres, que ir como barco a la deriva sin un rumbo fijo.

      Ya me contarás más adelante que te pareció y que descubriste con el ejercicio. »Aquí tienes el enlace de la pestaña contacto« por si deseas charlar en algún momento. Será un gusto conocerte. 🙂

      ¡Un abrazo!

  12. Hola, siempre mis papas me habían obligado a estudiar lo que veían buen para mi, (todo bien. Hasta que empecé a ir a secundaria bachiller 2012 ) estudié en un bachillerato de arte, que de artista tengo poco, al mismo tiempo estudiaba en un instituto de música que era el tiempo de estudio 7 años (entre la secundaria abandone la música unos 2 años 2014-2016 , hasta el penúltimo año de secundaria entre de nuevo al instituto de música ) salí del bachiller 2018 y ahora me queda el último año del instituto de música (eran 4 años) pero me costó mucho estudiar música, pero me veo que no me gusta, y siempre discuto con mi madre porque quiero dejarlo pero ella dice que termine.
    Nunca tuve objetivos, y hacia todo automático (por complacer a mis papás ), ahora tengo 21 y no se qué estudiar ((yo no escribo mucho)).

    1. Hola Nahuel.

      Nuestro padres siempre querrán lo mejor para nosotros, pero debemos tener en cuenta que lo que es “mejor” es muy relativo y puede variar mucho de una persona a otra.

      El único que puede saber lo qué es mejor para ti, eres tú mismo. Tu familia puede tener una idea de lo que te conviene, pero todo se basa en sus creencias de vida; en lo que ellos condirán mejor para ti.

      Además muchos padres tienden a reflejar sus sueños no cumplidos en sus hijos, y debes cuidarte de esto, ya que en vez de ayudarte, te pueden estar orillando a un futuro de infelicidad e insatisfacción personal y profesional muy complicado.

      Si has encontrado lo que no quieres, es momento de descubrir lo que sí deseas y necesitas. Ya que si solo huyes de esa profesión sin tomar en cuenta lo que harás, llegarás a cualquier otra carrera que te puede hacer sentir igual o peor.

      Definir metas y objetivos es clave, pero todo parte de la motivación y de un deseo genuino. Por eso primero es importante que encuentres aquello que te motiva, y debes preguntarte con total franqueza si lo que quieres hacer o lo que tienes pensado, realmente es algo que debes y necesitas conseguir.

      Debes ser sincero contigo mismo, y si lo que tienes en mente no es algo vital para tu vida, entonces no vayas por ahí porque no pondrás el corazón ni la perseverancia que necesitas.

      [Artículo recomendado: Escucha tu corazón y sigue tu intuición que no vas a equivocarte]

      Hazte una propuesta a ti mismo, define ese propósito que te haga vibrar desde el interior; como un fuego interno.

      Piensa que vivir es una oportunidad que te hace afortunado y jamás volverás a ser tan joven como lo eres hoy. Así que, aprovecha este momento, y escúchate a ti antes de escuchar las voces del exterior.

      Al final si piensas en estudiar alguna carrera universitaria, aquí te dejo un artículo que puede ayudarte.

      [Artículo recomendado: No sé qué carrera estudiar ¿Qué hago?]

      ¡Un abrazo!

  13. Hola Maurino, dentro de dos meses cumplo 30 años… Y me siento tremendamente agobiada porque desde hace un tiempo me di cuenta que no tengo metas ni objetivos en mi vida, es mas, nisiquiera se para que soy buena. Hace un par de años comencé a perder el interés por la carrera que estaba estudiando, la volví a retomar este año, pero nuevamente estoy sintiendo que no soy feliz con esto, y que lo hago nada mas por cumplir con mi papá, que me está ayudando con una parte del financiamiento de la carrera. Toda esta situación me ha generado nuevamente periodos de ansiedad, de estrés, incluso de ira y enojo constante dentro de mi casa.
    Todo este tema me avergüenza, por lo que no se lo comento a nadie, nisiquiera a mi mejor amiga. Me comparo constantemente con los demás al ver que todo el mundo a mi edad ya tiene su carrera profesional, o se dedica a algo que le gusta.
    En fin, me siento una persona estancada, o en otras palabras, fracasada, y no sé que hacer para que eso cambie, no quiero pasar por esta vida sin haber hecho algo que me hiciera feliz.
    Es tan frustrante, que tomé mi computador y en el buscador de google escribí “por qué hay personas que no tienen metas en su vida?” y llegué aquí.
    Agradezco mucho que hayas creado este espacio, espero tu respuesta. Saludos.

    1. Hola Carolina,

      ¿Sabes? Me llama mucho la atención lo que comentas. Dices que “todo el mundo a tu edad ya tiene su carrera profesional, o se dedica a algo que le gusta”…

      Es cierto, muchas personas a los 30 años ya se dedican a algo, ya tienen un empleo/negocio y han generado cierta experiencia en una área laboral. Sin embargo, es importante que sepas que la realidad es muy diferente a lo que parece a simple vista.

      El hecho de que muchas personas vayan a sus trabajos a diario y se hayan acostumbrado a su rutina, no significa que lo hagan les guste, les llene de satisfacción y los haga felices. De hecho debes saber que solo una minoría de las personas tienen algo así.

      Son muy pocos los que se atreverán a decir en voz alta que “Odian su trabajo o no les gusta”. Es algo que no se dice en la sociedad.

      Es como un mal silencioso que carga la gente, porque que temen lo que dirás de ellos y se avergüenza de que sus familiares, amigos y conocidos lo sepan.Yo te diria que no te preocupes por eso, y sobre todo no te compares con nadie.

      Piensa que cada quien hace su vida como cree más conveniente, y compararte con los demás significaría que quieres una vida igual a de toda la gente, lo cual no creo que sea así.

      Lo que deseas es hacer la vida a tu manera; bajo tus términos y con tu propio estilo. No quieres la vida de tu maestro, de tu amiga o de tu vecino. Quieres la tuya propia.

      Por otro lado, me ha encantado que digas que “no quieres pasar por esta vida sin haber hecho algo que te haga feliz…” y te aseguro que no pasará 🙂 ya que tienes un deseo ardiente para comenzar a crear tu propio camino a partir de ahora.

      Por ahora te recomiendo que leas 3 artículos muy especiales que escribir hace algunas semanas. Espero te ayuden:

      No sé qué hacer con mi vida.
      Posiblemente no necesites un título universitario
      3 razones por las que has venido a este mundo.

      Si te gustaría charlar en algún momento para ayudarte y tratar mejor tu situación, puedes escribirme por privado a través de la pestaña contacto. Será un gusto platicar y saber un poco más de ti. De cualquier manera, me podré en contacto contigo más adelante para que me cuentes como va todo. ¿De acuerdo?

      ¡Un abrazo!

  14. Hola Maurino. Tengo 3 años viviendo con mi pareja , él es una persona que no tiene metas y mucho menos ambiciones y yo soy todo lo contrario, he leído muchos artículos de cómo hacer si mi pareja no tiene ambiciones y en conclusión dice que lo tengo que dejar, pero yo no quiero hacer eso por que es la persona más noble Que he conocído , siempre está allí cuando más lo necesito, me llena ,me hace feliz en muchos sentidos Y me da tranquilidad. Perooo no tiene ambiciones y yo si! Dos o tres personas me dicen que lo deje por falta de ambiciones porque una pareja los dos tienen que estar en la misma sintonía y eso lo comprendo, pero digamos que es la única sintonía que no somos tan compatibles, no se si sea lo correcto de terminar mi relación porque él no tenga ambiciones. Y ha él no le interesa mucho terner metas y ambiciones Será correcto que tenga que dejarlo porque no tenga ambiciones?

    1. Hola Lucia,

      Me parece sumamente importante que digas que la falta de metas y objetivos, es lo único en lo que no coinciden, ya que precisamente de la fortaleza de su relación en lo que se pueden “apalancar” para solucionar esto.

      Tienen gran compatibilidad y es genial, los felicito por eso 🙂 Sin embargo, se encuentran “desfasados”, por decirlo de alguna manera, en cuanto al rumbo al que se quieren dirigir.

      Tú quieres un rumbo definido y él prefiere no pensar en eso; imagino que no se quiere preocupar y quiere aceptar lo que le tenga preparado el destino y la casualidad. Mucha gente piensa así, y es válido.

      Sin embargo, antes de cualquier cosa deben considerar esto: Tengan o no objetivos, de cualquier forma se dirigen a algún destino.

      La vida cambia y todo fluye, así que deben tener en cuenta que, quieran o no, a algún lado llegarán.

      En 10 años su vida será de cierta manera ¿Puedes imaginar cómo será?, lo mismo ocurrirá cuando pasen 20 o 30 años ¿Qué será de ustedes para ese entonces? ¿Cómo vivirán?

      El cambio es inminente, y tener objetivos lo único que hace es darle dirección al cambio. Por eso es tan importante.

      Se trata de lograr que su futuro a mediano y largo plazo sea lo más parecido posible a lo que les gustaría que fuera.

      Sin objetivos no hay acciones intencionadas, y por lo tanto, su destino puede ser cualquiera.

      Serán como un barco a la deriva, que se deja arrastrar por las circunstancias y acciones de otros, y los arrojaran a cualquier futuro de manera fortuita. Ese destino puede ser agradable o no, bueno o malo, pero no será algo que ustedes hayan elegido conscientemente, y por lo tanto, lo más probable es que lo que vivan no sea tal como lo imaginaron.

      Aunque tu pareja no tengas metas ni objetivos, si permanecen juntos a algún destino llegarán. Por eso es importante que definan qué quieren, y cúal es el mejor camino.

      Para eso pueden apalancarse de la fortaleza de su relación. Es decir; debes conversar con él y contarle sobre lo importante que es para ti tener una meta o una cima que alcanzar. Cuéntale sobre tu idea de futuro, sobre lo que te gustaría que fuera en 5 o 10 años. Y antes de que te diga cualquier cosa, déjale claro que tener un rumbo hacia dónde ir, es sumamente importante y vital para ti.
      Y aquí viene lo difícil…

      Si él te ama, no va querer que tú estés mal y que vivas infeliz. Porque aparte de pensar en él, pensará en ti. Y si realmente quieren tener una vida juntos, entonces tomarán un mismo rumbo.
      Solo recuerda que si no lo quieren tomar, de cualquier forma a algún lugar llagarán, así que procuren aclarar esta situación y lleguen a un acuerdo.

      Si él no te escucha y muestra señales de que no le importan tus sueños, deseos y necesidades, entonces ¿qué te puedo decir?… no estoy seguro de que sea amor verdadero y que sean tan compatibles como parece en este momento.

      Habla con él y exprésale lo que piensas, quieres y sientes respecto a su relación y su futuro.

      Ya me contarás… 😉

      [Artículo recomendado: Los mejores consejos de amor que alguien podrá contarte]

      De corazón que todo vaya bien.
      ¡Un abrazo!

  15. Hola Maurino, veras tengo 24 años no tengo una carrera pues solo termine el bachillerato, no tengo trabajo porque lo mas que he durado en uno han sido 6 meses, creo que me identifico con el post de la chica que es cambiante, aunque a diferencia de ella también me pasa con las personas, no puedo mantener contacto con alguien por mucho tiempo. creo que tengo miedo de entregar el 100 porciento de mi siempre y eso hace que no pueda tener raices en un lugar, me he mudado unas 6 veces desde que soy adulta y he perdido el interes en ser alguien productivo o con hobbys. Actualmente vivo con mi papa y mi hermana pero no es grato para mi estar con ellos, por eso me encierro durante el dia durmiendo y de noche navego por internet sin algo en especifico que hacer. por esas razones me identifico con lo que mencionas acerca de vivir como un simple ser que nacio y anda ´por el mundo unas cuantas decadas, y tienes razon desde pequeña jamas me intereso conectarme a algo o a alguien, tengo problema de confianza con absolutamente todos, y no siento mucho apego a nada ni a nadie. Soy buena en soltar todo y que nada me afecte, pero estoy aburrida, la vida es muy aburrida de este modo. aunque a decir verdad si tuviera que nombrar un objetivo de pequeña, era el poder dejar de existir, que nadie supiera jamas quien fui ni que anduve por este mundo, me esforzaba por no salir de casa, ni hacer amigos, por pasar desapercibida en la escuela y hasta por no salir en fotos grupales. A estas alturas de la vida solo espero morir y ya no tener que estar pensando. Supongo que ese es la meta que tengo. poder morir pronto jeje

    1. Hola Susana.

      ¿Sabes? Morir no es una meta, es algo que nos va a suceder tarde o temprano, así que no hay porqué adelantar el proceso ¿No crees?

      Todos vemos la vida de forma diferente…. por ejemplo, en este momento tu miras la vida como algo aburrido y sin nada bueno que hacer. Yo la miro como un regalo que hoy tengo y que puedo aprovechar para hacer todo cuanto quiera, pueda y necesite. Después de todo, en algún momento tendré toda una eternidad para descansar, así que por ahora, teniendo energía, fuerza y vitalidad, creo que puedo hacer algo bueno con todo eso…

      A lo que voy es que vemos la vida como la queremos ver. Y hoy mismo puedes decidir darte la oportunidad de pensar y comenzar diferente. Haz una prueba a ver que pasa; plantéate pequeños cambios, por ejemplo, te recomiendo que comiences a hacer ejercicio cada día, y comenzar a alimentarte bien. Sal a tomar el sol del amanecer y respirar el aire fresco.

      Sonríe a la gente que te encuentras por la calle y escribe una carta a algún familiar especial y entrégasela. Pídele al final de la carta que por favor escriba también una para ti… que te cuente sobre lo que le gusta o le grada de ti y la razón por la cual te aprecia.

      Siente los pequeños detalles y genera (con tu propia iniciativa) cambios en tu manera de vivir. Pequeños cambios constantes cada día te mostrarán un cambio más grande en solo unas semanas.

      Decide hacer la diferencia en la vida de la gente que te rodea, porque aunque tú no te apegues a ellos, te garantizo que hay personas que te aprecian , te aman y quieren que estes bien.

      Haz pequeños cambios este mes, diferente a lo que vienes haciendo hasta ahora, y en unas semanas me cuentas cómo te fue ¿Te parece? 🙂

      ¡Un abrazo!

  16. Tengo 27 años. Se que aún soy joven. Pero realmente no tengo una meta o un sueño en mi vida. Lo tuve ingrese a la Universidad con 17 años y me fue muy bien hasta que me enferme. No pude volver a estudiar lo intentente pero, Ya no tengo la misma capacidad y sinceramente ya nisiquiera me agrada lo que estudiaba, creo que es porque lo asocio con la causa de mi enfermedad. Hoy en día trabajo fe manera temporal sólo para poder viajar. No deseo formar una familia o ser madre nisiquiera tener un novio. Tampoco quiero estudiar. Cuando no estoy viajando, hago todo por rutina y suelo tener periodos de depresión. No tengo interés por nada todo me aburre rápido. Nisiquiera me interesa conocer gente nueva y a mis amigos los quiero pero prefiero tenerlos lejos.

    1. Hola Estefy.
      Por lo que me cuentas, viajar es lo que más te gusta. Te recomiendo que analices la razón o la causa de ese gusto. Piensa en qué es lo que te agrada de viajar. Tal vez conocer gente nueva, otras culturas y costumbres, poder estar a solas, estar al aire libre… piensa en la razón o en el detonante de satisfacción que te genera viajar. Posiblemente te puedes apalancar de eso para crear un proyecto que te interese y por el cual sientas que valga la pena trabajar.

      El hecho de que todo te aburra y no te interese nada, es porque no tienes un deseo genuino de hacer algo con tu vida que tenga sentido ahora y a largo plazo.

      Cuando te defines un objetivo que quieres hacer desde el corazón, el placer deja de ser el combustible principal que te impulsa a moverte, y es reemplazado por tu propósito de vida y por tus motivos.

      El deseo debe surgir de ti; de unas ganas enormes de aprovechar tu vida al máximo, siendo consciente de que tu vida no durará para siempre y que un día será tarde para comenzar.

      Cuando tomas conciencia de que tu estancia en el mundo es limitada, y que nunca volverás a ser tan joven como lo eres hoy, es cuando surge un deseo desde dentro por hacer algo y tomar acción.

      Necesitas tomarte un momento de introspección, y mirar tu vida en perspectiva. Pregúntate: si solo tienes esta vida, ¿Qué es lo mejor que puedes hacer con ella?

      Espero te sirva.
      ¡Un abrazo! 🙂

  17. Hola Maurino. Aun estoy en una etapa de mi vida demasiado joven, sin embargo mis intereses y metas se han ido desvaneciendo con el paso del tiempo, y a pesar de saberlo no encuentro nada que llame mi atención, actualmente soy una estudiante y lo único que me motiva para ir a la escuela es recibir buenas calificaciones en todos los aspectos.
    Sin embargo no tengo metas a largo plazo y cada vez e ido perdiendo el interés por algo que no sean las calificaciones, ocupan casi el 100% de mi tiempo y cuando no estoy estudiando busco formas inútiles de perder mi tiempo como pequeñas actividades sin importancia, viajar en internet, descubrir algunas curiosidades y demás, más sin embargo tomo en cuenta que no podrá ser así para siempre, estoy a punto de dar un siguiente paso en mi vida que será el elegir que hacer y me aterra todavía no tener objetivos ni metas claras, por qué a pesar de ser muy joven no quiero desperdiciar mi vida sintiéndome infeliz conmigo misma y con lo que hago. Debido a lo mismo me han a comenzado a surgir ciertas inquietudes e inseguridades con respecto a mi persona en si hago bien las cosas al momento de hacer lo que los demás indican que podría ser lo mejor

    1. Hola Diana.
      ¿Sabes? Estás en un momento perfecto para comenzar a descubrir tus objetivos y metas personales y profesionales. Y aunque aún tienes poca edad, te estás haciendo las preguntas que muy pocas personas se hacen. Te felicito por eso, ya que tomar conciencia de tu situación es el primer gran paso que muy pocas personas llegan a dar.

      Ahora estás siguiendo el camino marcado. Es decir estás estudiando para que próximamente puedas dedicarte a alguna actividad o profesión. Sin embargo es importante que comiences a escucharte y a tomar el camino que sientes más adecuado.

      No se que edad tengas exactamente pero, estás en el momento idóneo para comenzar a probar diferentes opciones. Entonces, desde ahora puedes elegir algo que te llame la atención y probarlo.

      Para eso puedes comenzar definiendo tu propósito, algo que quieras hacer y que sientas en tu interior que necesitas.

      La respuesta puede tardar meses o años, pero no tienes prisa. Es más importante que comiences probando lo que crees que quieres para verificar que realmente es así. Y no hay mejor forma de saberlo que probando.

      Ahora mismo puedes no tener una idea clara de como comenzar, pero piensa que vivir es una oportunidad, y que puedes hacer con ella grandes cosas de las cuales te sientas orgullosa en el futuro. Imaginate con 30, 40 o 50 años, ¿qué tendrías que haber hecho, vivido, o logrado cuando llegues a esa edad, para sentir que has aprovechado tu tiempo de la mejor forma?

      Imagina que ahora mismo estás escribiendo una historia con tus acciones diarias.. algo como una película. Entonces ¿Qué tendría que ocurrir en esa película para que sea extraordinaria?

      No tienes que agobiarte. Estás en una edad perfecta para comenzar a trazar tu propio camino.

      Y respecto a lo que me comentas de los comentarios de otras personas. Piensa que la mayoría de ellos siempre van a querer tu bien y te darán un consejo en base a lo que ellos consideran mejor.

      Sin embargo, debes tener en cuenta que lo que ellos consideren bueno para ti, podría no ser lo que tu quieres. Y será en ese momento cuando tendrás que tomar tus decisiones sabiendo que tu eres la persona que está escribiendo su historia. Y lo que alguien te aconseje, solo es eso, un consejo que puedes analizar, tomar o descartar en base a lo que quieres y necesitas.

      Espero te ayude. Si te gustaría platicar en algún momento sobre tu situación más en detalle no dudes en escribirme. Puedes hacerlo aquí.

      ¡Espero tengas un gran día!
      Un abrazo

  18. Desde hace ya un par de años siento que he estado viviendo solo por vivir, me levanto en la mañana a estudiar solo por hacerlo, y cuando no lo hago, no hago prácticamente nada en todo el día, solo vagar sin rumbo en mis pensamientos y tratar de ignorar esta sensación de vacío e insatisfacción que hay en mí. Siempre me dije que aun era muy joven para buscar metas, supongo que hasta el día de hoy me sigo viendo como un niño que depende de todos para vivir, y de un momento para otro bum! Ya deje de ser un niño, y no es que en algún punto de mi vida no haya tenido metas, sino que me rendí pensando que aunque lo intentara o incluso aunque lo consiguiera no tendría sentido, nada cambiaría, y dejé de intentarlo pensando en que no tenía sentido lo que estaba haciendo. Ahora, vivo evitando hacerme esa pregunta “¿Qué estoy haciendo con mi vida?” porque cada vez que esa pregunta me viene a la mente solo me entristezco y como dice justamente en tu post, vivo como un muerto viviente.

    Pero últimamente me he dado cuenta de que tener metas tal vez haga la diferencia, lo aprendí de un dicho que me dijo alguien sabio una vez “No puedes esperar tener resultados diferentes si haces lo mismo de siempre” aunque no estoy seguro de que tener una meta en la vida me ayude a llenar este vacío existencial, supongo que vale la pena intentarlo, en otras palabras, quiero pensar que vale la pena cambiar, saludos.

    1. Hola Carlos Andrés. Por supuesto que vale la pena intentarlo. 🙂

      El mundo No es como es, sino como decides verlo. Y si prefieres verlo como algo rutinario, aburrido o complicado, entonces así será para ti.

      La gran noticia es que puedes verlo así, o puede preferir verlo como un lugar lleno de infinitas opciones y oportunidades.

      Piensa que todo lo que te rodea en el mundo civilizado que conoces, partió del deseo y la imaginación de alguien más, pero sobre todo partió de su iniciativa.

      La ropa, el teléfono, el internet, los automóviles, las redes sociales, los ductos de agua potable, todo a comenzado a partir de personas que decidieron hacer un cambio en ellos y en el mundo.

      Eligieron hacer algo con su vida que tuviera sentido para ellos y eso es precisamente lo que podemos hacer cada uno de nosotros a diario.

      Podemos levantarnos de la cama cada día tratando de ser espectadores, viendo como otras personas hacen algo con sus vidas, o podemos ser parte ellos y crear algo de valor para lo demás, sintiendo que estamos aportando de alguna forma.

      Puede ser mediante el entretenimiento, a través de la creación de algún producto o con la prestación de algún servicio, pero al final la clave de todo esto, es dar algo de nosotros al mundo… qué mejor que sea algo que haces desde el corazón,

      Gracias por tu comentario.
      Espero te encuentres muy bien.
      Un abrazo.

  19. Hola MAURINO. Mucha gracias por tus palabras y por el ejercicio brindado. Lo haré cuanto antes. Quiero vivir feliz laboralmente. Me siento muy feliz en el amor. Tengo a la esposa perfecta para mi pero en la otra parte me falta. El detalle es que me gusta muchas cosas. El encanta hablar inglés. Me gustaría tener un negocio referente a bicicletas que una de las cosas que amo pero también me gusta vestirme de saco y corbata. Muchas gracias Maurino.

  20. Hola

    Estoy en un punto de mi vida tan vacío que no me gusta mi trabajo e incluso lo hago mal pero de eso vivo. Si tengo una meta a corto y mediano plazo pero tengo pereza en empezar.

    Mi vida se ha vuelto tan monótona y conformista que creo que me estoy a costumbrando.

    1. Hola Sharon.

      ¿Sabes? Cero si tienes una meta que a corto y mediano plazo pero te da pereza comenzar, posiblemente sea debido a que en realidad es una meta que no te interesa o no está alineada con lo que quieres para tu vida; no te inspira de ninguna forma.

      Te recomiendo este artículo dónde te doy algunos consejos que te pueden ayudar:

      Ya no quiero trabajar, no me gusta ¿Qué puedo hacer?

      Espero te sirva, y si te surge alguna pregunta, no dudes en escribirme.

      Que todo mejore pronto, un abrazo.

  21. Hola Maurino. Yo desde que sali de colegio no encontraba que cosa hacer con mi vida ni que estudiar. Lo unico que sabia es que odiaba leer y escrbir. No tenia metas ni nada y cada trabajo que tenia me cansaba despues de un tiempo. Pues ahora que tengo 30 años y casado que esta chocando bastante. Aun no se con exactitud que estudiar. Solo se que debo estudiar algo que masomenos me guste para poder luchar en esta vida. Mi esposa si tiene una carrera y le falta un año para ser toda una profesional. Yo aun buscando trabajo de cualquier cosa y eso me da pena de mi mismo. Estudie un programa para enseñar ingles pero depsues de meses me aburrio y sinceramente no me gustaba mucho tener que estar preprando la clase en la casa. Pero la razón mas importante que me trae aqui es que he bajado mucho mi autoestima y mi amor propio. En el 2017 y 2018 fueron muy buenos años. Me dieron la oportunidad de trabajar en un buen lugar con un sueldo agradable (oficina). Ahi fue donde por primera vez me sentia desarrollado y con ganas de comerme al mundo. Ahi fue donde me comenzo a gustar a leer y gracias a mi ex jefa desarrolle unos talentos que ni sabia de mi mismo. Ahi fue donde descubri que me gustaba la administracion. Todo estuvo bien hasta que me cambiaron de puesto en donde al comienzo lo asimile bien pero despues lo odiaba el trabajo. Pedi que me reubiquen pero no quisieron. meses despues me despidieron por mi desobediencia y reveldia. En ese momento no me importaba ser despedido. Yo estaba con ganas de avanzar. Arranque un emprendiento que tiempo despues lo deje en pausa. Pero donde me bajo hasta el fondo donde actualmente estoy tratando de salir es en los primeros meses de este año. Entre como vendedor de tarjetas de credito por telefono. Pero no me salia las vendas deseadas. Ahi fue donde senti la frustacion, la preocupacion, la desesperacion, el stress, la rabia. Ahi fue donde descubri que yo era bien osioso, mas de que creia. Termine saliendome de esa empresa en Marzo del presente y hasta la fecha no consigo trabajo. Sera porque ni lo busco. Me siento un poco decaido. Mi seguridad bajo y aumento mi impaciencia para todo. Practicamente estoy sobreviviendo con algunos cobros de dinero que habia prestado a ciertas personas. No quiero trabajar ni estudiar pero se que es necesario. Me da dolor de cabeza tan solo pensar que cuando uno estudia tiene que hacer informes y trabajos wow. Tengo muchas habilidades por mejorar. Me gustaria que regrese ese Miguel de los años 2017 y 2018. Ahora mismo estoy leyendo un libro y viendo videos para superar esto que me esta pasando pero a veces decaigo. Nunca habia escrito tanto en mi vida. Espero que me puedas ayudar en algo. Gracias

    1. Hola Miguel. Gracias por tu comentario.

      Lamento la situación por la que estás pasando en estos momentos.

      Veo en tu texto que te refieres mucho a “estudiar” como algo cansado y que te aburre. Sin embargo te invito a que lo mires desde otra perspectiva.
      Dices que “Debes estudiar algo que más o menos te guste para poder luchar en esta vida” y quiero que notes la manera en cómo te hablas a ti mismo, ya que ahí es dónde se encuentras tus creencias de vida.

      No tienes que estudiar algo que más o menos tus guste, es más ni siquiera tienes que estudiar si no tienes un deseo real.

      Lo que necesitas es saber que quieres hacer con tu vida, definir tu propósito y comenzar a partir de ello.

      Que vivir no sea una lucha interminable y constante, dónde hemos venido a sufrir. Que vivir sea algo maravilloso; una oportunidades que tenemos para hacer todo cuanto podamos, queramos y necesitemos.

      Posiblemente no necesitas un título universitario. Tal vez esa es una excusa o una creencia que tienes en tu subconciente que te impide ir directamente por lo que quieres.

      ¿Qué es lo que quieres? Pues tu mismo me lo has dicho. Quieres sentirte como hace algunos años cuando trabajabas en un puesto administrativo. En un momento donde posiblemente tenías una excelente situación y ambiente laboral.

      Te propongo un ejercicio:

      Escribe en un hoja todas las cosas que tuviste en aquel tiempo y que consideras que fueron las razones por las que fueron tus mejores años. Piensa en la forma en cómo te alimentabas, en el ambiente laboral, en tus actividades diarias, en tu relación de pareja o familiar… piensa en todas las cosas (situaciones, experiencias, objetos) que tenías en aquel entonces.

      Cuando tengas tu lista puedes compararla con tu ahora y podrás tener un referencia de lo que necesitas volver a construir.

      Ya te has sentido en tu elemento alguna vez; como con ganas comerte el mundo, así que no debe ser complicado que descubras lo que te hizo sentir de esa manera.

      Realiza este ejercicio y me cuentas. 🙂

      ¡Un abrazo!

  22. Yo siempre he sido una persona sin objetivos claros, y si los he tenido luego se han desvanecido y los he cambiado por otros. Lo que una época puede ser un objetivo o motivación, puede dejar de serlo y lo cambio por otra cosa. Creo que soy una persona un poco cambiante y me gusta aprender de muchas cosas diferentes, y eso hace que no me enfoque en nada concreto, al final voy dejándome llevar por el día a día simplemente viviendo la vida lo mejor que puedo. Hace poco precisamente tome la decisión de no marcarme metas sobre todo laborales y profesionales y vivir de acuerdo al día a día. Gracias por sus post tan esclarecedores, me gusta mucho leerlos. Un saludo

    1. Hola Montse. ¿Sabes? Es bueno vivir al día. Creo que es algo necesario si queremos ser felices. Sin embargo, pensar solo a corto plazo, puede evitar que logres objetivos mayores.

      Entiendo que pierdes el interés al poco tiempo de haber comenzado, pero creo que la clave está cambiar o mejorar los motivos por lo que defines tus actividades.

      Esta bien definir tus acciones siguiendo tus pasiones e intereses, sin embargo ten cuenta que cuando la pasión o el gusto por esa actividad se termina, pierdes el interés. Sobre todo, si no tienes definidos unos objetivos a largo plazo; algo que quieres lograr; como un propósito de vida que te haga sentir gran orgullo.

      Cuando tienes claro lo que quieres conseguir, y es un deseo genuino que surge desde lo más profundo de tu ser, no hay forma de que pierdas el interés a las pocas semanas o pocos meses.

      Espero te sirva.
      Muchas gracias por tu comentario. 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *