Estilo de vida | Cambia tu Vida

Haz la diferencia en el mundo y deja tu marca

cómo hacer la diferencia en el mundo y dejar tu marca

Hacer la diferencia en el mundo es un deseo que muchos compartimos. De hecho es una de las razones por las cuales decidí crear Vida Épica.

Más allá de mis deseos y necesidades personales, quería aportar algo positivo al mundo y dejar una huella en la vida de las personas.

Desde luego que no soy único que quiere algo así. Si estás leyendo esto, estoy seguro que dentro de ti, también tienes un deseo por marcar una diferencia en el mundo.

Muchos autores de libros, blogs, empresarios, músicos y personas famosas, mencionan objetivos similares. Creo que en el fondo la mayoría de nosotros creemos que esa es una forma de darle un sentido a nuestra vida; Nos gustaría hacer de este mundo un lugar mejor.

Sin embargo muchos creen que marcar una diferencia es algo muy lejano. Creen que tienen que ser famosos, influyentes, o con mucho dinero. Piensan que solo personas que hicieron la diferencia en el mundo, como Albert Einstein, Steve Jobs, Mahatma Gandhi o Bill Gates, son capaces de hacerlo. Pero no es así.

La verdad es que cada uno de nosotros podemos contribuir a crear un mundo mejor y hacer una diferencia de una forma única y especial.

En este artículo que contaré algunas formas en las que puedes comenzar desde ahora a hacer una diferencia en el mundo; veras cuan pequeñas acciones pueden hacer una diferencia enorme.

¿Por qué quieres hacer la diferencia?

No se puede hablar acerca de hacer la diferencia, sin pensar en lo que significa eso.

Cuando hablas de cambiar el mundo, dejar una marca, trascender y ser recordado ¿A qué te refieres realmente? ¿Quieres aportar algo bueno desde el corazón o solamente desde el ego?

¿Por qué quieres marcar la diferencia? ¿De verdad lo haces por el mundo o solo para satisfacer una necesidad personal?

Cuando ayudamos, pienso que lo hacemos por ambas razones. No creo que haya alguien que haya apoyado a los enfermos o luchado contra la pobreza solo para ayudar. Creo que dentro de cada persona, de cierta forma, se esconde un deseo de ser recordado como alguien que hizo algo diferente.

Nuestra naturaleza humana nos impulsa desde el interior a dejar un legado.

Por supuesto que existen acciones donde no hay ego de por medio, y donde no esperas nada a cambio.

Por ejemplo, al dar de comer a tus hijos o cuidarlos mientras están enfermos, son acciones de amor verdadero donde no hay ego; no piensas en recibir nada a cambio. Es algo que nace desde lo más profundo de tu ser.

En cambio hay acciones donde es inevitable tener intenciones de beneficio personal. Como cuando haces algunas donaciones de ropa, y lo publicas en el periódico y en redes sociales para que te vea todo el mundo… si, tal como lo hacen algunos políticos semanas antes de las elecciones.

Si quieres realmente hacer una diferencia en el mundo, entonces es necesario que conozcas bien tus intenciones.

Cuando realizas acciones por compromiso, o para obtener un beneficio a cambio, es poco probable que des lo máximo que puedes. Creo que entre menos desinteresadas sean nuestras intenciones, lograremos tener un mejor y mayor impacto en el mundo.

No sabemos a dónde vamos, pero si lo que dejamos

Hasta ahora no sabemos que sucede al morir, es algo difícil de comprender. Pero lo que si podremos saber, es lo que dejaremos atrás.

Dime, ¿por qué privarnos de vivir acorde con nuestros impulsos humanos?, cuando fueron precisamente esos impulsos los que han llevado a nuestra raza, al lugar donde se encuentra ahora.

Muchos avances científicos y tecnológicos se los debemos al impulso y rebeldía de muchos que se atrevieron a hacer lo que su interior les decía.

Tristemente la mayoría de personas prefieren la seguridad (aunque sea ilusoria), la comodidad, la apatía y el anonimato.

Es por eso que si quieres hacer la diferencia en el mundo vas a tener que mostrarte, moverte y actuar en congruencia con lo que te dice tu interior.

Es posible contribuir con una mejor sociedad, y simultáneamente, sentirnos bien con nuestros actos y elecciones. De esta forma podemos marcar la diferencia no solo en el mundo, sino también en nuestra vida cotidiana.

Podemos hacer grandes y pequeñas contribuciones todos los días si así lo queremos.

Cómo hacer la diferencia en el mundo

Ahora veamos 13 formas en las que podemos comenzar a marcar una diferencia.

1. Despierta y abre tu mente

No puedes marcar la diferencia si piensas como lo hacen la mayoría de personas. Si quieres realizar acciones que tengan un verdadero impacto en el mundo, entonces vas necesitar un pensamiento divergente y no solo seguir aquello que está de moda.

Las personas que más han brillado en la historia, lo han hecho por que han pensado diferente,  han tenido una mente amplia y han realizado acciones diferentes a la mayoría.

¿No sabes cómo abrir tu mente? Comienza invirtiendo en ti mismo.

2. Sé el cambio que quieres ver en el mundo.

Comienza haciendo la diferencia en ti. No podemos pretender que el mundo sea mejor, si nosotros nos somos mejores. Todos somos uno, y si tú eres mejor, entonces el mundo también lo es.

Comienza haciendo buenas acciones que están a tu alcance. Puedes darles más tiempo a las personas que amas, obsequiar o donar las cosas que no utilizas, practicar tu autocontrol en momentos de enojo y molestia, adoptar buenos hábitoscomienza haciendo la diferencia en ti y tu entorno inmediato comenzará a cambiar.

3. No necesitas hacer una tarea enorme

Si no puedes alimentar a cien personas, entonces alimenta solo a una – Madre Teresa de Calcuta

Hacer una diferencia en el mundo puede parecer una tarea enorme. Pero ten en cuenta que el trabajo no solo es tuyo. Un gran cambio se genera mediante el esfuerzo colectivo de muchos. Pequeñas tareas con amor pueden hacer grandes mejoras en el mundo.

Tu objetivo personal no es hacer grandes acciones, sino hacerlas con el corazón.

4. No hables mal, ni a las espaldas de nadie

Las personas son cómo quieren ser, y ellos eligen vivir como quieren o como aprendieron a hacerlo. Si no vas a ayudarlos a ser mejores, tampoco gastes tu tiempo hablando a mal a sus espaldas.

Hablar mal de la gente no mejora el mundo de ninguna forma, y tú pierdes tu tiempo realizando una actividad sin sentido, y que no te lleva a ninguna parte.

Si vas a hablar con alguien, que sea de buenas ideas, buenas experiencias y cosas positivas.

5. Se amable, gentil y simpático con otros

¿Sabes qué he notado? que entre más grande y “desarrollada” es una ciudad, las personas tienden a ser menos amables, son más desconfiadas y tienden a sonreír menos.

En este mundo acelerado y cada vez más ocupado, la gente se olvida del valor de la bondad, la tranquilidad, la gentileza y la simpatía.

Si queremos hacer un cambio en el mundo, comencemos por pequeños detalles como esos.

La energía positiva atrae a las personas, es algo que se contagia. Se alegre, optimista y entusiasta.

Sonríe; La sonrisa tiene un efecto poderoso en nuestra mente.

¿No me crees? ahora mismo haz una mueca como si estuvieras sonriendo en este momento… verás que no puedes evitar traer a ti una sensación positiva…

Cuando vayas por la calle sonríe y saluda, veras cuanta gente te devuelve el gesto y posiblemente le cambias todo su día.

¡Sonríe a menudo!

6. Vive desde el amor

Todas las acciones que realizamos están basadas en el amor o en el miedo. Y la mayoría de personas fundamentan sus acciones en el miedo.

Por ejemplo, no se atreven a renunciar a un empleo que los consume, por temor a no tener dinero o no conseguir un mejor empleo.

No se atreven a decirle a esa persona, el amor que sienten por ella, porque temen ser rechazados…

Trata de actuar más desde el amor, de esta forma tu mundo comenzará a cambiar y marcaras la diferencia en tu vida.

7. Comparte tu tiempo y vive el momento presente

Comparte tu tiempo con las personas que te necesitan.

A veces estamos tan inmersos en nuestras actividades diarias que nos olvidamos por completo de vivir el ahora.

Olvida por un momento tus “asuntos importantes”, y cada día destina tiempo para estar con las personas importantes en tu vida. Las personas se sienten amadas cuando reciben tu atención.

Estar significa estar aquí. Deja el móvil o la televisión durante ese tiempo, y conversa, ríe y disfruta.

Si quieres marcar una diferencia en el mundo, puedes comenzar con los más cercanos a ti.

8. Acércate a alguien que crees que puede necesitarte

Puedes hacer gran un cambio en el mundo ayudando a una persona a la vez.

Cuando alguien este triste, solo acércate sin decir una palabra. Se puede decir mucho con la compañía y el silencio.

Encuentra a una personas que necesita ser escuchada, eso podría hacer la diferencia en su vida.

9. Empodera a las personas a tu alrededor

El mayor bien que puedes hacer por alguien no es sólo compartir tus riquezas, sino revelarle las suyas. – Benjamin Disraeli

No hay cosa que funcione mejor para elevar la energía y la autoestima de la gente, que dar elogios, palabras de aliento y apoyo.

Cuando empoderas a una persona, toma decisiones con más confianza y encara el mundo con mayor seguridad.

Si una persona mejora debido al valor que le estás aportando, y ésta a su vez, toma iniciativa acerca de algo que quiere hacer, entonces estarás ayudando a crear un mundo mejor de forma indirecta.

Recuerda que cada acción que realizas tiene repercusiones en el mundo. Ya sean muchas o pocas o de forma positiva o negativa, pero todo lo que haces influye.

10. Realiza acciones de impacto duradero

Dale un pescado a hombre y comerá un día. Enséñale a pescar y lo alimentarás toda la vida. Proverbio Chino

Procura que tus acciones tengan un efecto duradero.

Un buen consejo a la persona adecuada, puede hacer mucho más por ella, que una ayuda caritativa de un solo día.

La educación y una buena dirección, pueden proveer de más valor al mundo, que solo un ayuda puntual.

11. Sé un miembro activo del mundo, no solo seas un espectador.

Nadie puede hacer todo, pero todos pueden hacer algo. – Anónimo

Es elección de cada quien ser proactivo, pero es evidente que para tener un impacto positivo en el mundo, necesitas tomar la iniciativa.

No lograras mucho tan solo cumpliendo con lo que te toca, necesitas dar un valor agregado. Debes dejar tu confort, salir al mundo y ensuciarte las manos si es necesario.

12. Predica con el ejemplo

Además de realizar acciones para marcar la diferencia, es necesario influir en otros para que también hagan la diferencia.

La mejor manera de hacer esto, es predicando con el ejemplo.

No puedes pretender que tus hijos se conviertan en personas con hábitos saludables cuando tú no eres capaz de comer verduras o hacer una rutina de ejercicio a la semana.

Si quieres hacer la diferencia en el mundo, incluido el mundo de tus hijos, tienes que poner el ejemplo.

13. No te quejes

Quejarte del gobierno, de los políticos, de las estafas, de la desigualdad o de los bajos salarios, no sirve de nada, eso no te ayudará a generar un cambio en el mundo, y mucho menos a hacer una diferencia.

En vez de quejarte, utiliza ese tiempo y energía en ayudar de manera activa. Busca soluciones y céntrate en acciones.

Piensa que hay más personas las quieren hacer de este mundo un lugar mejor que las que quieren lo contrario.

Comienza ahora

Como dice la frase: Para recibir, primero debes dar. Cuanto más das, más recibes. Esto se aplica al amor, al odio, al dinero… a todo. Entonces si quieres generar un cambio debes comenzar a dar. Cuando esto suceda, cosas buenas comenzarán a suceder en tu entorno inmediato.

No necesitas empezar hasta que tengas tiempo libre para compartir tu amor con el mundo que te rodea. Tampoco necesitas tener más dinero para hacer un buen acto. Pequeñas acciones cuentan.

Comienza ahora, haz la diferencia en el mundo y deja tu marca.

◊♦◊

Ahora cuéntanos:

¿Tiene otras sugerencias sobre cómo podemos marcar la diferencia en el mundo? Por favor compártelas en la sección de comentarios.

Si aún no formas parte de la comunidad, no olvides suscribirte. 😉

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *