Hola, Soy Maurino Loyola

Emprendedor digital y autor de Vida Épica.

Siempre he tenido un gusto latente por aprender sobre el mundo, sobre la vida y sobre la forma de desarrollarnos a nosotros mismos.

Hoy dirijo mi vida hacia un objetivo alineado con mis valores. Quiero utilizar mi tiempo en el mundo en aquello que me de sentido. Vivir cada instante fiel a mi mismo y darle a mi vida mi propio significado.

Un deseo no cambia nada, una decisión lo cambia todo

Decidí dar el paso y derribar las barreras mentales que me impedían darle rumbo de mi vida. Actuar en congruencia conmigo mismo y con mi forma de ver el mundo. Estoy haciendo los cambios necesarios que me permitan convertirme en la persona que quiero ser, diseñar mi propio estilo de vida y darle un sentido a mi existencia que me haga sentir verdaderamente vivo.

Cuestionar mi vida, mi forma de pensar y mis actos, lo estoy convirtiendo en un habito. Decidí dejar la corriente. Comenzar a vivir y crear mi futuro a mi manera. Creo firmemente que todos tenemos la capacidad de hacerlo, de crear nuestro futuro. Y a pesar de los acontecimiento fuera de nuestro control; de la incertidumbre, el azar y la suerte, nuestro futuro es creado por nosotros en mayor medida. 

Pienso que un cambio radical en nuestra vida comienza por las transformación de la mente. Debemos limpiar lo que no funciona, re-ordenarla y abrirnos a nuevos conocimientos y experiencias. Debemos cambiar la forma en que percibimos el mundo. Tomar un nuevo ángulo que nos beneficie. Ser conscientes de todas las posibilidades, proyectar una visión y hacer lo que sea necesario para convertirla en una realidad.

Todas la respuestas no las tengo, ni tampoco todos los conocimientos, yo también soy aprendiz. Comparto todas aquellas situaciones y experiencias de las cuales tuve lecciones valiosas. Muestro mi forma de ver el mundo. Expreso ideas, pensamientos y conocimientos (propios, de otras personas, de libros, cursos, blogs, conferencias, videos, documentales, revistas científicas, podcasts etc). Todo aquello que nos ayude a ser mejores cada día y llevar una mejor calidad de vida.

Únete a Vida Épica. Las personas que queremos cambiar nuestro mundo no estamos solas.

Ademas RECIBE TOTALMENTE GRATIS el ebook "Por una Vida con Sentido" con 7 razones poderosas para comenzar a cambiar tu vida ahora.

Soy de Querétaro, México. Estudie Ingeniería en Instrumentación y Control y una Maestría en Ciencias, siempre trate de ser un buen estudiante y de seguir el camino "correcto", aquel por el que te felicitan tus padres por tus buenas calificaciones, reconocimientos y el que te lleva al "éxito".

"Cuando tienes el mapa del camino sabes por donde ir, el camino esta trazado. los problemas surgen cuando el mapa termina y elegir a donde ir ahora esta en tu manos. Los caminos son muchos... las posibilidades son infinitas."

Al finalizar comencé a trabajar en la industria. Comencé a experimentar el mundo laboral, pero no tuvo que pasar mucho tiempo para darme cuenta que esa vida no era para mí. No me visualizaba dentro en la empresa la mayor parte de mis días de los próximos cuarenta años de vida laboral. Días de juventud, energía y vitalidad, aquello no estaba alineado con mis valores ni con un estilo de vida que quería para mí.  

Entonces cambio mi vida y viví feliz para siempre :D.... no, no es así de sencillo, siempre hay que tomar decisiones y actuar.  Decidí regresar a la universidad a continuar mis estudios de posgrado, haciendo un doctorado. Me dije a mi mismo: "bueno se te dan mejor los estudios, tienes las puertas abiertas y es algo que conoces, creo que puedo dedicarme a la investigación y a la docencia". En su momento esta decisión la considere muy acertada, sin darme cuenta que las razones que me hicieron tomarla eran equivocadas.

"Si no vas con todo, mejor no vayas."

Veras, deje mi trabajo en la industria porque eso no lo quería para mi vida. Y no estoy diciendo que trabajar en una empresa este mal, el problema para mi era que, trabajar de esa forma no era el estilo de vida que quería, no asistía con entusiasmo y lo peor de todo, hacia mi trabajo de forma mediocre. Ni para la empresa ni para mi era justo. No tenia sentido de ninguna forma pasar mis mejores días así. Jamas daría lo mejor de mi.

Entonces decidí regresar a la universidad. Era algo que conocía, me hacía sentir más seguro y con mayor confort. Pero esa no fue la solución, mi falta de entusiasmo persistió. No tenia un objetivo firme. En realidad no sabia bien que quería hacer con mi vida y hacia donde me dirigía. Me encontraba huyendo de aquello que no quería y eso me hacia perder el enfoque. Ya no tenía el mismo estimulante mental que dice: estudia para tener un gran futuro lleno de éxitos, eso ya no funcionaba en mí. Sabía que mi concepto de éxito era más amplio y que había varios espacios que debía rellenar.

"No huyas de lo que no quieres, no pienses en ello. Enfoca tu mente en aquello que le de un sentido a tu vida y comienza a moverte."

Mis creencias sobre ser profesionista, sobre el camino que quería tomar y la forma de llevar mi vida estaban incompletas, ¿De qué me servía subir en la escalera corporativa y tener un puesto muy bien remunerado si tendría que pasar literalmente los mejores días de mi vida, desde que aparece el sol por la mañana hasta que cae por la noche en actividades que no me llenaban por completo?, actividades que no sacaban lo mejor de mi y que me hacían sentir apagado, y sin entusiasmo.  Aborreciendo los lunes, levantarme sin motivación cada día, esperando a que se cumpliera lo hora de salida y esperando la tarde de cada viernes para sentir un poco de libertad. Si mi vida ya estaba predestinada a ser vivida de esa manera ¿que sentido tenia vivirla?. Para mi la vida debía tener más que ofrecer. Me rehusaba a aceptar mis circunstancias, sabia que debía crearlas. La resignación no era una opción. Sabia que el tiempo que tenemos en el mundo es el mayor tesoro que podemos tener y debía ser muy cuidadoso con la forma en que lo utilizaría.

​De estudiante siempre tuve como objetivo terminar bien mis estudios y posteriormente conseguir un empleo, subir de posición a base de trabajo, inteligencia y personalidad y por supuesto - ser bien remunerado. Pero al vivirlo me di cuenta de que mis objetivos de vida realmente no eran míos, de alguna forma los había obtenido del exterior. Me había basado en suposiciones y creencias falsas, dando por hecho que debía aceptar ciertas situaciones, circunstancias y hechos de la vida que no eran ciertos para mí. Mi percepción del futuro de éxito estaba bastante incompleto.

Entonces justo en ese momento, un punto donde sabia que debía tomar cartas en el asunto y reconstruir mi vida, llego a mi una noticia que me dio impulso para tomar decisiones y actuar con convicción. Me convertiría en padre :). Contrario a lo que se puede esperar, mi tendencia no fue buscar la estabilidad inmediata en un empleo, esa no era para mi una opción. Esta noticia me dio claridad mental, mas motivación para hacer algo diferente y sobre todo, una necesidad de actuar en congruencia con mis valores e ideales y transmitirlo a mi hija en el futuro.

¿Que paso entonces?, deserte de mis estudios de posgrado.

Me di cuenta que para hacer un estilo de vida que deseaba necesitaba ser más detallista. No se trata simplemente de aspirar a un empleo "seguro" y bien remunerado, a una bella casa, uno o dos bonitos autos, un smartphone de última generación, unos cuantos mas de aparatos y muebles acumulados dentro de esa casa, disfrutar de unos cuantos días de vacaciones tratando de vivir lo que no vives en todo el año, tener una linda familia y vivir "Feliz para siempre" hasta que pueda jubilarme y tratar de vivir lo que no viví en mi ultima o ultimas dos décadas de vida. Suena muy bien, nos inculcan esas ideas materiales-progresistas en este sistema económico que rige el mundo actual, pero esa no es toda la vida, quiero decir, no podemos resumirla de esa forma. De hecho no deberíamos resumirla jamas. La vida es mucho mas amplia.

Necesitaba saber cómo quería pasar cada hora de cada día de cada año de mi vida entera. ¿En quién me quería convertir? ¿Cómo me gustaría pasar mis días? ¿Cuál es el estilo de vida que quisiera tener? ¿Qué podía aportar al mundo? ¿Aspiro realmente a los mismos sueños y cosas que aspira mi vecino, mis padres, mis amigos, mi profesor o mi jefe? ¿Me quiero convertir en alguno de ellos? ¿Qué me gusta hacer? ¿Que le da sentido a mi vida? ¿Que es lo mas valioso que le podre transmitir a mi(s) hijo(s)? ¿Vivo lo que predico? ¿Realmente actuó fiel a mi mismo y a mis valores?¿Por qué preocuparme por lo que los demás piensen sobre mi vida y lo que debo hacer con ella? ¿De pequeño imaginaba ser la persona que soy ahora? ¿Mi yo de ocho años estaría orgulloso de mi? ¿Qué dejare en el mundo cuando ya no esté aquí? . Preguntas como estas llenaron mi mente, mi propia definición de éxito no existía. Debía crearla.

¿Estoy arrepentido por lo vivido? Por supuesto que no. Estoy convencido de que el camino que elegí en las diferentes facetas de mi vida me permitió ser la persona que soy ahora. Las experiencias vividas me han dado muchas lecciones. Han formado mi criterio, me han hecho tener la perspectiva del mundo que tengo ahora. En pocas palabras me han hecho la persona que soy y me han llevado a este punto en mi vida; un punto en que tengo una mayor claridad de lo quiero y tengo la convicción necesaria para tomar acción. Eso para mi tiene un gran valor.

Pero la historia no termina aquí. Gran parte de mi tiempo libre de estudiante me dedique a investigar la manera de diseñar la vida que me gustaría tener acorde con mis valores y buscar la forma de hacer realidad mi visión, A buscar respuesta a esas preguntas que rondaban mi mente. Aprender de personas que tuvieran o hayan tenido las mismas inquietudes que yo estaba viviendo y hacer mi propia guía personal.

Con lo que había vivido hasta el momento, sabia que me convertiría en emprendedor. Buscaría una actividad que me diera satisfacción personal pero también me permitiera solventar gastos y cubrir mis necesidades. Algo que me diera la oportunidad de aportar mas de mí al mundo, pero que no tuviera morir de hambre por supuesto :D. Entonces evalué las diferentes opciones que tenia. Y elegí el emprendimiento online el cual, por sus características y ventaja inherentes, se adaptaba muy bien a mi necesidades, al rumbo que quería darle a mi vida personal y profesional.

Durante mi estancia como estudiante de posgrado tuve la oportunidad de iniciarme como docente. Comencé a impartir clases a jóvenes de licenciatura y preparatoria. Esta es una actividad que encontré muy placentera. Es algo que posiblemente no hubiese descubierto si no hubiera tomado ese camino.  y estoy agradecido por ello pero un par de años mas tarde, me di cuenta que a pesar de disfrutar tanto esa actividad, no podía dedicarme al cien por ciento a ello toda mi vida. No quería repetir lo mismo cada semestre por las próximas décadas, sabia que mi entusiasmo decaería con el pasar de los años.  No lo merecerían los alumnos ni yo mismo si llegase aquella situación. Ademas creo de que dar clases en vivo en una aula sera una de las actividades que se serán reemplazadas en algunos años por sistemas de aprendizaje en linea y contenido de vídeo y audio por Internet. Actualmente doy clases a tiempo parcial y aunque mis planes actuales no contemplan la posibilidad de dedicarme toda mi vida dicha actividad, ahora lo disfruto. Ademas me permite tener ingresos mientras trabajo en mi emprendimiento, hasta que pueda ver el potencial para solventar completamente mis gastos y dedicarme al cien por ciento.

Dar clases ademas me permitió ver las grandes carencias del sistema educativo actual. Un sistema genérico y obsoleto. Creado para abarcar grandes masas de gente. A un sistema así no le puedes confiar tu vida, quiero decir, no puedes pretender que el sistema creado para toda la gente contemple tus sueños y deseos particulares. Pero de esto hablaremos después :).

He visto semestre tras semestre una gran cantidad de jóvenes tratando de hacer una carrera profesional que no les llama en lo absoluto. Pude ver que sus motivos particulares para estudiar no eran lo suficientemente fuertes para poner el entusiasmo adecuando. No saben hacia donde se dirigen. Es una inercia difícil de frenar, la que nos hace actuar como los demás sin preguntarnos por qué lo hacemos y sobre todo, preguntarnos si eso es lo que realmente queremos.

Me di cuenta que todos las personas tarde o temprano debemos decidir que hacer con nuestra vida y plantearnos la preguntas importantes como: ¿a que me quiero dedicar? ¿Que quiero hacer con mi vida?. Estas, cuestiones y decisiones se deben tomar a muy temprana edad. A pesar de ello no le damos la importancia que merece y a la cual, en la mayoría de los casos, el camino que elegimos inicialmente consumirá gran parte de nuestra vida. La escuela no es el único remedio ni la ultima esperanza todo es cuestión de elegir un camino y saber que lugar quieres tomar en el mundo.

Desde pequeños nos acostumbran a seguir la corriente y a tener un camino trazado. Pero cuando llega el momento de tomar las decisiones mas importante para nuestro futuro, no tenemos la bases adecuadas para decidir. Esto genera que las probabilidades de una decisión errónea sean muchas.

¿que sucede entonces? pues tenemos muchos estudiantes mediocres estudiando cosas que no les gustan y sin una dirección adecuada. 

Al ver todo esto, aunado con lo que estaba viviendo, supe que camino tomaría.  Decidí no hacer un cambio sino cambiar radicalmente mi vida. Reinventarme y ayudar a otras personas que tuvieran las mismas inquietudes  y problemas similares a las míos. Encontrar las bases para llevar una vida plena y compartirlas con el mundo. Abrazaría el desarrollo personal y lo haría para de mi. Ya no trataría de cambiar mi vida, lo haría. Conectaría lo que siento y  lo que sé con lo que hago y lo que soy. 

Necesitaba hacer lo siguiente: 

  • Hacer lo que estuviera en mí para mejorar las diferentes áreas de mi vida; No hay una razón valida que nos impida sacar todo nuestro potencial y aprovechar los dones que la vida nos ha dado.
  • Predicar con el ejemplo y no dar un consejo si no lo he probado o no tengo la voluntad de hacerlo.
  • Cambiar de mentalidad; liberarme de toda la basura que hay en mi mente y que no funciona. Nutrirla con la información adecuada.  
  • Ser una persona libre, poder utilizar mi tiempo en cosas que valgan la pena y me den sentido.
  • Conocerme a mí mismo.
  • Aportar de mí al mundo y convertirme en un generador y productor, mas que en consumidor.
  • Cuidar mi cuerpo y mi salud. Ejercitarme como hace algunos años solía hacerlo y alimentarme adecuadamente.
  • Explorar nuevos caminos. visualizar el mundo de posibilidades inherentes a estar vivo y tomar rumbo siguiendo mi corazón y mi instinto.
  • Aprender mas y tener nuevas experiencias.
  • Retárme constantemente a nuevos objetivos, seguir avanzando.
  • Expresarme y tomar mi lugar en el mundo.
  • Conocer personas con deseos de crecimiento, con aberracion a la conformidad. Gente de mente abierta, libre de pensamiento, de formación constante y con intención de hacer algo positivo de su vida. 
  • Crear un estilo de vida congruente con mis valores, principios e ideales. Ser siempre fiel a mi mismo y a mis objetivos.
  • Darle a mi vida mi propio significado.

Esta lista solo muestra mis objetivos de forma general. Si observas no muestra un camino o ruta que se pueda seguir. Si escribes algo así sobre tus objetivos personales y no haces nada mas, no llegaras a ningún lugar. Para obtener resultados siempre es necesario un plan. conocer el ¿para que?, un ¿por que?, y un ¿como? bien definidos para cada objetivo particular. 

En mi camino de emprendimiento y expansión personal, he creado este espacio. Aquí expreso mi forma de ver el mundo y comparto mis lecciones de vida, pensamientos y consejos que puedan ayudar a personas como tú, que al igual que yo, podrían estar inconformes con su vida y hacer un cambio de una buena vez. Ampliar nuestros horizontes, mirar alto y seguir avanzando.

Quiero hacer de Vida Épica una comunidad de personas con sueños, con deseo actuar, de ser y hacer la diferencia.  Conocer personas con formas de pensar afines, pero también diferentes, que nos permitan ampliar nuestro criterio. Tener objetivos firmes, un camino que valga la pena cruzar y a las personas adecuadas a nuestro lado.

Con esto finalizo este breve resumen. Fue un poco de mi; sobre de mi historia. Te conté mis razones personales que me impulsaron a dejar la vida que llevaba. Con la cual estaba insatisfecho, inconforme y por la que decidí reinventarme. 

Únete a Vida Épica. Las personas que queremos cambiar nuestro mundo no estamos solas.

Ademas RECIBE TOTALMENTE GRATIS el ebook "Por una Vida con Sentido" con 7 razones poderosas para comenzar a cambiar tu vida ahora.