Recibe Gratis mi ebook “Encuentra tu Rumbo – 5 razones por las que te sientes perdido, sin saber qué hacer ni qué camino tomar en esta etapa de tu vida”.

Las personas sobreestiman lo que pueden conseguir en un año y subestiman lo que pueden lograr en diez

Compartir en:

Las personas sobreestiman lo que pueden conseguir en un año y subestiman lo que pueden lograr en una década

Cada año nuevo la mayoría de personas se definen propósitos y objetivos que cumplir. Incluso hay quienes son muy optimistas y definen una larga lista de deseos que al final no se hacen realidad. Aun así la gente no pierde el optimismo (o más bien no aprenden de ello) y cada 31 de diciembre vuelven a hacer lo mismo con la esperanza de que las cosas sean diferentes esta vez. Usan frases como: “Este si será mi año” o “¡En este sí!”, lo triste es que no será así. Cuando no hay un enfoque a largo plazo de nada sirve. Y es que la mayoría de personas sobreestiman lo que pueden conseguir en un año y subestiman lo que pueden lograr en una década.

Regresa 10 años atrás y podrás darte cuenta

Hagamos un pequeño ejercicio; vuelve diez años al pasado. Recuerda cómo era tu vida en aquel entonces ¿Dónde y con quién vivías? ¿Cómo vivías? ¿Qué hacías en tu tiempo libre? ¿Con quién, dónde y en qué trabajabas?  ¿Quiénes eran tus amigos frecuentes? ¿Cuál era tu nivel de salud? ¿Cuáles eran tus metas y objetivos en aquel entonces? ¿Los cumpliste? ¿Qué música escuchabas? ¿Sientes realmente que pasaron 10 años o el tiempo se te fue volando?

Recuerda tu situación detalladamente. En aquel tiempo eras más joven, tal vez tenías otros gustos, y otras metas, había otras modas. Tus amistades eran otras, posiblemente estabas en mejor o peor condición física, probablemente estabas con una pareja que lo único que te dejo fueron grandes lecciones, o tal vez tus hijos eran pequeños y ahora son adolescentes que están tratando de encontrarse a sí mismos…

¿Puedes notar el poder de una década?

En tan solo 10 años una vida pueda cambiar rotunda y radicalmente; para bien o para mal. Cada 5 años suele haber cambios, pero no suelen ser tan marcados como lo son cada 10.

Y es que hace tiempo que me di cuenta que una década es la medida de tiempo en que la vida tiende a dar un giro de 180 grados y ser completamente diferente a lo que fue.

Diez años son suficientes para cambiar una vida (ya sea para peor o para mejor), y si deseas cambiar la tuya de forma positiva, puedes comenzar en este preciso instante tomando una decisión comprometida. Es lo único que necesitas. Si lo hicieras, en una década te darías cuenta de todo lo que lograste en tan solo ese lapso de tiempo.

Si hoy decidieses tomar la responsabilidad y hacer un cambio consciente con un compromiso firme en tus decisiones, puedes dirigir tu vida hacia una situación completamente distinta. Solo necesitas tener una visión más amplia y dejar de pensar a corto plazo.

La gente subestima lo que puede lograr en 10 años

A muchos nos cuesta mantener el enfoque, sobre todo cuando es a 10 años vista. Podemos imaginar y visualizar lo que podría ser para ese entonces, pero cuando comenzamos a trabajar en ello, la gran mayoría olvida su visión de futuro a los pocos días. Sin darse cuenta se pierden en el camino; distraídos por temas, circunstancias, problemas y situaciones que les trae la vida.

Estoy seguro que alguna vez te ha sucedido; comienzas un buen día lleno de optimismo y entusiasmo, y a los pocos días tus intenciones desaparecen. Regresas a la comida chatarra, dejas del gimnasio, te vuelves a molestar con tu pareja por cosas banales… en otras palabras, te cuesta mucho ser disciplinado y tener fuerza de voluntad.  Pero ¿Por qué ocurre esto?

La razón es simple; No tienes un deseo real ni un proposito de vida verdadero. Lo único que imaginas son cosas que pueden ser y que estaría bien tener, pero no estas dispuestos a comprometerte a mantener la disciplina para conseguirlo.

Date cuenta que tu vida cambiará quieras o no, pero si no logras dejar tus malos hábitos, no será un cambio positivo ni satisfactorio.

Es bastante fácil comenzar a perseguir esa escena perfecta en un buen día lleno de entusiasmo. Pero a largo plazo el entusiasmo no es suficiente. Son los motivos los que nos impulsan a ser constantes, disciplinados y  perseverantes a través de los años. Sin unos motivos sólidos y lo suficientemente importantes, solemos rendirnos a las pocas semanas o meses.

Es por eso que antes de emprender tu ruta por el camino que consideras correcto, necesitas sentar buenas bases internas. Sin ellas, ni siquiera tiene caso que comiences, ya que abandonarás tarde o temprano. Será una pérdida de tiempo perseguir algo que en el fondo no deseas realmente, cuando no tienes al compromiso ni el interés para lograrlo.

Cambia tu vida en una década

Hoy te propongo que pienses en cómo quieres que sea tu vida en 10 años a partir de ahora. Toma una libreta o bloc de notas y escríbelo todo.  Se detallista con lo que quieres y asegúrate de que tus deseos sean genuinos y no sean solo algo que se te ocurrió porque “estaría bien tener” o “estaría padre lograr”.

El pilar sobre cual se sostiene cualquier sueño o cualquier meta se encuentra en tener motivos claros y sólidos, unas buenas bases internas y una mentalidad adecuada. Si tus motivos no son suficientes entonces mejor ni siquiera vayas por ahí ¡NO tiene caso!

Para mantener el foco en tu vision a 10 años y cambiar tu vida de forma positiva, se necesita que hagas pequeños pausas cada lapso de tiempo para mirar tu evolución y llevar un seguimiento. Esto lo puedes lograr aplicando ingeniería inversa y definido tus metas y objetivos para cada año.

Debes planear cada trimestre, cada semana y cada día. De esta forma puedes ver claramente en qué actividades necesitas poner la mayor parte de tu energía, tiempo y concentración, y cuáles de ellas debes descartar porque no te están llevando a ninguna parte.

Ahora dime ¿Cómo será tu salud, tus finanzas, tus relaciones y tu trabajo para dentro de 10 años? Solo necesitas una década para tener una vida completamente diferente. Y puedes comenzar el cambio a partir de hoy, con una decisión comprometida y firme.

Recuerda que tu vida va cambiar quieras o no, y depende de las acciones que decidas hoy, si ese cambio será para bien o para mal. Así que toma acción hoy mismo.

Para terminar, quiero dejarte con una excelente frase de Tony Robbins que lleva el título de este artículo y que dice:

“La mayoría de las personas sobreestiman lo que pueden conseguir en un año y subestiman lo que pueden lograr en una década.” — Anthony Robbins

◊♦◊

Ahora cuéntame ¿Qué opinas? ¿Para ti 10 años es suficiente para cambiar una vida? ¿Crees que es demasiado tiempo? ¿Cuánto ha cambiado la tuya durante la última década? Déjame tu comentario aquí debajo, y si te ha gustado, te invito a que lo compartas con tus amigos, al hacerlo me permites crear más contenidos como este y te estaré muy agradecido. 🙂

¡Un abrazo!

Compartir en:

Publicaciones Similares

4 comentarios

  1. Excelente tu artículo, es verdad pero en mi caso particular me ha cambiado cada 7 años. A pesar que he logrado muchas cosas, todavía no logro mi sueño lo que en realidad quiero ser y sigo trabajando para lograrlo.

    1. Me da mucho gusto leerte de nuevo Raiza 🙂

      Ve por tus sueños pero disfrutando el proceso. No lo veas como un fin un último sino como un camino que merece la pena ser recorrido.

      Si siete años es tu medida de tiempo, entonces define cómo quieres que sea tu vida en 7 años a partir de ahora y comienza. No escuches a los pesimistas o a personas que te quieran cortar las alas. Mantente firme en tu desicion, escuhando tu corazón y dando pequeños pasos cada día que te acerquen un poco más a tu vision de 7 años en el futuro.

      ¡Un abrazo!

  2. Excelente tu escrito, aunque la vida te puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos, considero que la planificación es importante en todos los aspecto de la vida, indiferentemente del tiempo que uno se propone lo importante es la visión, constancia y perseverancia de lo que realmente se desea lograr, sin compromiso no hay acción y por ende resultados, En diez años he logrado muchas cosas, pero aun no he logrado mi sueño.

    1. Hola Marbely, que bueno leerte de nuevo. Coincido completamente contigo, sobre todo me gusta mucho que menciones el compromiso, ya que es un ingrediente clave ante cualquier meta u objetivo a mediano y largo plazo.

      Un sueño puede parecer lejano, pero tu enfoque debe ser en el ahora; en vivir el presente y dar pequeños pasos diarios que a la larga formarán un resultado acumulado que se traducirá en un largo camino recorrido.

      Si quieres construir un castillo y cada día pones un ladrillo, en un año tendrás 365 ladrillos y en diez años 3650… 😉

      ¡Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *