Recibe Gratis mi ebook “Encuentra tu Rumbo – 5 razones por las que te sientes perdido, sin saber qué hacer ni qué camino tomar en esta etapa de tu vida”.

|

Tomar acción – La clave para transformar tu vida

Compartir en:
Tomar acción es la clave para transformar tu vida

Tomar acción es una de esas claves de la vida de las que no se hablan por ninguna parte, pero que tienen un poder enorme para transformar tu vida.

Al terminar de leer esta pequeña pero poderosa reflexión que hoy traigo para ti, te invito a que tomes acción en algo que has pensado hacer desde hace tiempo, pero no te has atrevido.

No dejes que este sea un artículo más que te encuentras por internet y se queda en el olvido.

Si realmente quieres hacer un cambio, en una o varias áreas de tu vida, entonces vas a tener que tomar acción y atreverte.

Piensa que no llegaste aquí por casualidad. Si te llamo la atención leer esto, es por que posiblemente aún NO estás haciendo todo lo que puedes, debes y necesitas hacer para ser feliz y estar bien contigo mismo.

Es momento de tomar acción masiva en todos los aspectos de tu vida, dejar de posponer tu felicidad, progreso y realización personal, y convertirte en el arquitecto de tu propio destino.

Tienes que asumir riesgos

Te voy a hablar desde mi experiencia…

Cuando recién inicie este proyecto, en 2016, tenía miedo a escribir post, grabar videos y dar conocer mis ideas. No tenía mucha confianza en mí mismo; tenía miedo a que me criticaran y a no ser lo suficientemente bueno.

Estuve meses postergándolo todo; poniendo excusas para lanzarme y diciéndome a mí mismo que aún no estaba listo. Perdí el entusiasmo y la inspiración. Escuche a mis miedos y olvide mi motivación inicial.

Y es que es muy difícil mantenerte motivado si no consigues pequeños logros a lo largo del tiempo.

Si aplazas demasiado algo que te gustaría hacer, corres el riesgo de nunca comenzarlo, y entre más tardes en moverte, la resistencia interna se vuelve cada vez más grande.

Un día, cansado de poner excusas y pretextos, decidí lanzarme. Grité por los cuatro vientos que estaba iniciando un nuevo proyecto sin importar lo que la gente pensará. Tuve que vencer todas esas ideas preconcebidas, voces internas y barreras mentales que me impedían avanzar.

Me tuve que obligar a poner manos a la obra, y a dejar a un lado mis inseguridades y miedos infundados. Esta fue una decisión que cambio mi destino para siempre…

El gran poder de actuar en la palma de tu mano

Lo que quiero que te des cuenta acerca de lo que te acabo de contar es que, si hubiera dejado pasar más tiempo, o hubiera preferido no lanzarme en aquel momento, las cosas hubieran sido muy diferentes. Incluso para ti, ya que ahora mismo, no estarías leyendo estas palabras, ni pensando en todo esto que te estoy contando.

El futuro hubiese sido distinto para mí, para ti, y para muchos más en consecuencia, que se serán impactados de manera indirecta a raíz de las decisiones que tomes por leer este post.

Dicho esto, y usando el ejemplo que te acabo de dar, ahora te pregunto:

  • ¿Puedes darte cuenta del gran poder que tiene tomar acción sobre de lo que quieres hacer a lo largo de tu vida?
  • ¿Puedes percibir el poder enorme que tienes en tus manos (cada día) para cambiar tu futuro, y el de muchos otros en consecuencia, con tan solo una pequeña elección?

Dime ¿Qué hubiese pasado si te hubieras atrevido en su momento a hablarle a aquel chico o chica que llamo tu atención hace años? ¿Qué habría sucedido si te hubieses mantenido firme con tu propósito de llevar una vida saludable y ponerte en buena forma física hace 5 años? ¿Qué hubiera ocurrido si hubieses comenzado esa idea de negocio que se te ocurrió hace algún tiempo atrás pero te dio miedo y no creíste posible?

La respuesta es: “No podemos saberlo”. Pueden ocurrir muchas cosas a raíz de nuestras acciones, y es precisamente de eso lo que quiero que notes y rescates en este artículo.

Te aseguro que cosas muy buenas hubiesen surgido si hubieras permitido que la vida fluyera en la dirección de tu inspiración, pasión, entusiasmo y demás impulsos internos positivos.

Seguramente tu vida sería mejor, ya que tendrías experiencias, conocimientos y aprendizajes más enriquecedores que los que tienes en esta «línea de tiempo».

Afecta el destino del universo

Quiero que te des cuenta que cada acción (y no acción) que tomes ahora, afectara tu futuro de forma radical y trascendental. A la vez, esto afectará el futuro de aquellos que te rodean, y con el tiempo, se generará una reacción en cadena producida a partir de tu «iniciativa» por realizar tales acciones.

De verdad ¡No estoy exagerando! Literalmente, al atreverte y tomar acción estás construyendo tu futuro y afectando el destino del universo de forma directa e indirecta.

Solo hazlo… ¡Muévete!

La clave de tu éxito se encuentra en atreverte. Si por alguna razón fallas, podrás aprender la valiosa lección y volverlo a intentar considerando los ajustes pertinentes.

Vas a practicar y practicar… repetir y repetir, realizando pequeñas iteraciones en cada intento hasta que lo hagas bien ¡Así es como se gana y se aprende!

Deberás tomar acción si quieres transformar tu vida, tener éxito y realizarte como persona al máximo nivel. No tienes otra opción si tu deseo es real y genuino; si lo que dices querer, lo quieres de verdad.

Tomar acción rompe la barrera entre lo que puede ser y lo que será. Si no ejecutas jamás, no pones en marcha las causas que generan el cambio en la dirección que tú deseas.

La creencia errónea que te impide transformar tu vida

Una persona que nunca cometió un error, nunca intentó algo nuevo.

– Albert Einstein, Físico Teórico.

Cuando queremos hacer algo, muchas veces caemos en el autosabotaje. Decimos cosas como: «no tengo capacidad para hacer eso», «no tengo confianza», «no sé hacerlo», «no me atrevo», «no soy lo suficientemente bueno», «qué van a decir mis conocidos…», «¿Y si lo hago mal y me equivoco?…»

Tenemos la creencia de que el primer paso es saber hacer las cosas y tener plena confianza para hacerlas, pero no es así. No puedes tener la confianza ni la capacidad para hacer algo que no has hecho nunca.

Lo primero que viene no es la capacidad para hacer algo, lo primero que viene es el compromiso. Un compromiso personal inquebrantable por tomar acción en aquello que deseas y necesitas.

Cuando tienes el compromiso, es en ese momento que te marcas un reto personal y te dices a ti mismo:

«¡Lo voy a hacer! porque puedo, debo y necesito hacerlo. Si no me atrevo, seré profundamente infeliz. Los años pasarán y no quiero llegar a una etapa llena de arrepentimientos.»

Cuando tienes el compromiso y la motivación adecuada, te atreves a actuar, aún con miedo, flojera, vergüenza, dudas o apatía. Tomas consciencia de que tu vida es solo una y que un día vas a morir. Es en ese momento cuando rechazas la idea de permanecer dentro tu zona cómoda, segura y conocida, y entras la tu zona de crecimiento, exploración y aprendizaje.

De manera intencional obligas a tu mente a entrar en una zona nueva sin precedentes, y utilizas tu habilidad para adaptarte a las nuevas circunstancias del momento. Es en ese instante cuando comienzas a adquirir nuevas capacidades, experiencias y habilidades, que te traen consigo un crecimiento personal invaluable.

¿Cómo tomar acción?

Podemos dividirlo en tres fases: Compromiso, Acción y Confianza. Veamos cada uno por separado:

  1. Compromiso: Es el momento donde tienes claro tu propósito y te marcas un reto personal para conseguir un resultado específico. Lo ideal es que le coloques fecha de caducidad a tus acciones ya que, la procrastinación puede hacerte malas jugadas.
  2. Entrar en acción y superar las dificultades: No hay un camino fácil ni una técnica para acortar el camino. Lo único que hay es afrontar tus miedos, atreverte y practicar hasta que tengas dominio absoluto.
  3. Tomar confianza y habilidad: Con la práctica y la repetición, viene la confianza y la habilidad. La vas a necesitar si quieres dominar cualquier actividad que te propongas. Recuerda que ningún bebé nace sabiendo caminar.

Toma acción hoy en una o varias áreas de tu vida

No esperes a que los astros se alineen, a que el año nuevo llegue, o que sea lunes para comenzar ¡El momento es ahora!

Cuéntame ¿Qué te gustaría comenzar?

Es genial tener deseos, anhelos y aspiraciones, pero por favor no lo dejes ahí.

Pregúntate, ¿Qué debo hacer para conseguir lo que quiero? ¿Qué acciones necesito? Crea una lista y acomódala en orden prioritario.

Cuando piensas en todo lo que está a tu alcance para mejorar tu situación y conseguir algo en la vida, dejas de ser víctima de tus circunstancias y las creas tú mismo.

Es por eso que hoy te propongo que tomes acción masiva. No permitas que este sea un artículo más que lees por Internet. Atrévete y haz que las cosas (que quieres) sucedan, tomando decisión e iniciativa. No lo pienses tanto.

No importa si tienes miedo, te crees inadecuado o poco preparado. Conviértete en la persona que quieres, debes y necesitas ser. Toma acción hoy mismo, da un primer paso y dalo con fe.

◊♦◊

Ahora cuéntame ¿Hay algo en lo que necesitas tomar acción y no te atreves? ¿Tienes algún arrepentimiento por no haberte atrevido a hacer algo en el pasado, aun sabiendo que lo deseabas con todo ser?

Nos leemos en los comentarios. Y si te ha gustado, te invito a que lo compartas con tus amigos. Al hacerlo, me ayudas y me impulsas a seguirte entregando más contenido como este y te estaré muy agradecido. 🙂

Este post ha sido un complemento al artículo: 7 consejos para pensar menos, hacer más y convertirte en un Doer imparable. Te animo a que le des un vistazo si has terminado de leer aquí y me has dejado tu comentario. 🙂

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 comentarios

  1. Gracias Maurino, por tus sabios consejos, los cuales le dan un nuevo color a mi vida. Dios te siga llenando de Sabiduría y Bendiciones, mi hermano.