Descarga Gratis mi ebook “Encuentra tu Rumbo” y descubre las 5 razones por las que no sabes qué hacer ni qué camino tomar en esta etapa de tu vida.

|

7 consejos para tomar acción, pensar menos y convertirte en un(a) Doer imparable

Compartir en:
Pensar menos y hacer más. Ser un Doer imparable

Un Doer es una persona que toma acción masiva. Es decir, actúa e influye en su entorno y todas las áreas de su vida para que las cosas sucedan. Esa una de las características más importantes que definen a las personas que logran su éxito y realización personal.

Considera que existe una diferencia muy amplia entre soñar y desear, y moverse para comenzar a hacerlo.

Es por eso en este artículo, te comparto 7 consejos que te ayudarán a pensar menos, hacer más y convertirte en un Doer (hacedor) imparable.

Una lección aprendida

¿Sabes? cuando era pequeño fue muy reservado. Muchas de las ideas, pensamientos o creencias que tenía, las guardaba solo para mí. Además, la mayoría de esas ideas se quedaban en eso; en ideas.

Pensaba cosas como: “Sería buena idea hacer…” “Me gustaría comenzar a…” “Un día voy a…”. Pensaba e imaginaba demasiado sobre una cantidad inmensa de posibilidades. Esto por supuesto que no es malo, lo malo es que es pensar, soñar o imaginar son algo incompleto; no te llevan a ningún lugar deseado.

Tiempo después supe que las ideas que se me ocurrían eran todo un desperdicio si se quedaban en forma de ideas. Eran algo que no le servía al mundo. Fue cuando aprendí una de las mejores lecciones de vida:

Deja de pensar y comienza a hacer. 💪👊🙂

Las ideas por si solas no tienen ningún valor

Piensa que una idea no es más que impulsos eléctricos que viajan por tu mente. Si no las utilizas ni las expresas en el mundo a través de tus acciones, entonces esas ideas nunca podrán manifestarse.

Si no pones en marcha tus ideas, entonces es mejor regalarlas a un amigo o conocido Doer que si las lleve a cabo y puedan ver la luz.

Cada idea que tienes y no implementas, o no la pones en práctica, es una idea que posiblemente tiene el potencial para cambiar tu vida, y con ello el rumbo de la historia. Sin embargo, no será así si no crees en ella o te dejas invadir por el miedo, la pereza o la apatía.

Por eso se dice que el cementerio es el lugar más rico del planeta. Porque en él, hay ideas que el mundo nunca pudo conocer. Ahí hay millones de personas que pudieron haber dejado un gran legado en el mundo pero nunca se atrevieron.

Lo mismo pasa con el conocimiento. el cual, al igual que las ideas, debe ser compartido y utilizado. Recuerda que el conocimiento es poder, pero si no se aplica no sirve de nada tenerlo.

Admítelo, no estás haciendo todo lo que podrías

Podrías afirmarme ahora mismo que estás contento con tu vida. “Tengo un empleo, un lugar donde vivir, una familia ¿Qué más podría pedir?”…. y la respuesta es: ¡¡Muchísimo!!

Admítelo, en el fondo todos queremos ser mejores, contribuir y darle un sentido a nuestros dias. No tiene ningún caso que quieras engañarte diciéndote que lo tienes todo o que no puedas o necesitas aspirar a algo mejor.

Tal vez tienes un sueño que te gustaría perseguir o simplemente algo que te gustaría mejorar, pero lo haz dejado a un lado. Posiblemente, alguna vez quisiste aprender a tocar un instrumento musical o ponerte en una gran forma fisica. Sin embargo. te conformaste y dejaste tus deseos y sueños en el olvido.

No estoy hablando de ser solo un soñador o un pensador, sino un auténtico hacedor imparable. Convertirte en un atentico doer que hace de su vida algo inolvidable digno de ser admirado.

Si me dices que no quieres algo así, tal vez sea verdad. Pero solo asegúrate de no estar engañándote a tu misma(o). Recuerda todo cambia y un día podría ser tarde para comenzar.

La acción es el único y verdadero secreto

Voy utilizar mi propia experiencia para darte un ejemplo.

Yo pensé en crear un blog desde hace años. Leía artículos de habla inglesa y habla hispana. Tenía algunas ideas que quería compartir con el mundo pero nunca lo hice, solo lo deje en un simple “me gustaría”.

Cuando coloque los pros y los contras sobre la idea de escribir en una web, los contras ganaron. Tal vez fue mi pensamiento pesimista, la apatía o el miedo. Sean las razones que sean, lo importante fue el resultado: No comencé cuando podría haberlo hecho, y años pasaron.

En aquel tiempo ya tenía claro sobre qué temas podría abordar y una idea general acerca del proyecto. No obstante, en ese momento no me moví ni puse manos a la obra.

Algunos dirán que las cosas pasan por algo o que todo pasa cuando tiene que pasar, pero la realidad es que las cosas suceden porque tú tomas decisiones y realizas acciones para que las cosas sucedan. El destino no es algo fijo sino algo maleable.

He pasado mucho tiempo de mi vida pensando y dejando ideas para mí mismo. Tuve que pasar por muchos aprendizajes, errores e insatisfacciones para darme cuenta que pensar no es suficiente, por si solo no sirve de nada y no nos lleva a ninguna parte. Actuar lo es todo.

[Artículo recomendado: Tomar acción, la clave para transformar tu vida]

¿Soñar?, si claro que se vale soñar, porque al soñar puedes imaginar tu vida sin límites, cualquier cosa es posible. Lo que no se vale es soñar, y dejarlo todo como un simple sueño. De nuevo, la acción es lo que más importa.

Los mejores aprendizajes que tenemos en la vida provienen de nuestras acciones más que de aquellas que solo imaginamos o adquirimos mediante teoría. Ningún libro, clase u orientación, te va a ayudar y servir tanto como el hecho de poner manos a la obra y comenzar.

Las ideas no valen nada, si no las llevas a cabo y que más vale equivocarte por una mala decisión que solo pensarlo y nunca atreverte a hacerlo.

¿Crear un plan? por supuesto

No me malinterpretes, no estoy diciendo que te aventures a cada idea o a cada impulso por hacer algo, sin hacer ningún plan o análisis. Lo que quiero decir es que idear, pensar y soñar, solo componen un pequeño porcentaje de la ecuación cuando logras un resultado concreto. La mayor parte de tus logros se lo debes a tu iniciativa y a las acciones que realizas. Son estas las que tienen el mayor mérito en tus resultados, no las idea.

Todas tus ideas pueden ser sólidas o incluso realmente buenas, pero necesitas ejecutarlas para que realmente importen ─ Gary Vaynerchuk

El mundo es de los Doers

Lo que voy a decirte a continuación puede ser un poco duro, pero tienes que saberlo.

Hemos crecido (y los niños lo siguen haciendo) en un sistema educativo donde las respuestas son claramente explicadas o pueden ser encontradas siguiendo una serie de paso definidos; como una formula. Sin embargo, en el mundo real no existe tal fórmula.

Hemos sido entrenados para responder exámenes y pruebas estandarizadas que muestran tu capacidad de memorizar, repetir un procedimiento o alguna habilidad adquirida por repetición, para cumplir de manera satisfactoria con alguna tarea que se nos ordena. Esto nos ha quitado nuestra capacidad para ser creativos, atrevernos y experimentar con nuestras propias ideas.

Nos hacen pensar sobre una línea de pensamiento definida. Esto propicia que no probemos nuevos caminos, ni creemos cosas nuevas e innovadoras.

Pero el mundo no es de los que piensan y solo repiten, sino de lo que hacen, prueban y experimentan. 

Muchos pensadores (thinkers) trabajan en las empresas que los hacedores (Doers) construyen. Los Doers alcanzan libertad en este mundo, una que los thinkers no logran. Los Doers no requieren conocer las respuestas porque saben que las van a encontrar por experimentación. Los thinkers se la pasan pensando toda la vida y no hacen nada.

Por mucho tiempo fui solo un thinker, debo aceptarlo…

Grandes cosas pueden surgir de la acción

Muchos de los grandes descubrimientos han surgido por error o casualidad, producto de la acción.

El marcapasos, la coca cola, la penicilina, Instagram, la televisión, la bombilla eléctrica, los automóviles… todos esos son ejemplos de inventos de personas que se han atrevido, que han tomado iniciativa sobre sus ideas sin estar totalmente seguros si resultarían. Intentaron, se equivocaron, aprendieron del error y lo volvieron a intentar, cada vez con más sabiduría y mejor preparados hasta que lo consiguieron…. Ahora imagina lo que puedes hacer tú si adquieres esta mentalidad de acción imperfecta.

Piensa que el mundo es tu gran laboratorio donde puedes probar y ver qué sucede. Piensa en todo lo que podrías construir o el tipo de vida que podrías crear. Tal como lo hace un científico, el cual primero desarrolla la teoría y el experimento en su cabeza, y despues lo prueba.

La mejor clave para ser exitoso es simplemente dar el primer paso, el más simple y el más obvio.

7 consejos para pensar menos y hacer más

Ahora vamos a ver una serie de consejos que te pueden ayudar a tomar acción y convertirte en un verdadero doer imparable.

1. Aprende y aplica

Estoy de acuerdo; tienes que pensar moderadamente antes de intentar algo nuevo. Pero una vez que tienes suficiente información, debes pasar a la siguiente fase.

Un error en el cual solemos caer a menudo, cuando queremos hacer algo, es prepáranos demasiado. Queremos investigar y aprender antes de hacerlo. El problema en esto es que podríamos pensar que nunca estaremos suficientemente listos para comenzar. Esto aplazara la acción y con el tiempo el entusiasmo se vendrá abajo. Mucho análisis genera parálisis.

No hay mejor forma de aprender que practicando. Prepárate lo mínimo viable para comenzar. Investiga lo necesario, pero NO esperes a saberlo todo o tenerlo todo contemplado porque el momento perfecto nunca llegará.

Tu mejor maestro es la experiencia y si no actúas no hay forma de que aprendas.

Cada cosa que aprendas, ya sea en YouTube, en un blog, un curso, un podcast, una revista o un libro… inmediatamente aplícala. Muévete, y actúa. Esa es la única forma de que tenga sentido tu tiempo invertido.

[Artículo recomendado: ¿No tienes dinero para invertir? Haz esto]

Si estas aprendiendo algo que no aplicaras inmediatamente y no te llevara a la acción, entonces no lo aprendas aún. Anótalo en tu lista de pendientes. Más adelante, cuando ya necesites la información y estés preparada para dicho conocimiento, invertirás tu tiempo en ello.

Si no hay práctica, no aprendes bien y lo poco que aprendes al poco tiempo lo olvidaras. La mente humana aprende por experimentación y repetición.

2. La vida no sucede como piensas

Por más que pienses en lo que puede ocurrir, y quieras prepararte o adelantarte a los hechos, nunca podrás estar segura de lo que realmente va a suceder.

Pensar demasiado en lo que vas a hacer nunca te ayudara a hacerlo. Ahora ya tenemos una razón más para pensar menos y hacer más.

3. Crea cosas imperfectas

Nos han enseñado en el sistema educativo actual que debemos temer el error y evitar equivocarnos. Esto nos puede llevar a buscar una perfección en cada cosa que hagamos. Pero las cosas no necesitan ser perfectas, más bien deben ser funcionales.

Piénsalo, si las empresas esperaran a que sus productos fueran perfectos nunca los habrían sacado al mercado. Hubieran esperado por ejemplo, tener un prototipo de telefono de pantalla táctil en vez de lanzar celulares con teclas y botones.

Todo parte de una idea, en la cual se basa un primer prototipo. Este prototipo pasa por diferentes pruebas mínimas de calidad (es testeado). Se busca cumplir requerimientos mínimos de calidad y con un propósito básico y esencial; Servir para lo que fue construido.

Si el prototipo funciona, entonces es lanzado al mercado hacia el consumidor final. Se obtienen retroalimentación y se buscan posibles errores y mejoras.

Tal como lo hacen las empresas más exitosas y reconocidas, no intentes crear algo perfecto, con hacerlo bien es suficiente, después podrás ajustar y mejorar sobre la marcha. Pero mientras tanto tan solo céntrate en lo importante.

Si intentas crear algo perfecto solo te paralizaras y perderás mucho tiempo; el recurso más valioso que podrás tener.

4. Evita la parálisis por análisis

No tenemos el control completo de lo que va a suceder. Muchas son las variables que interviene para que algo ocurra.

Pensar en lo que vas a hacer o en lo que puede suceder no te ayudará en nada. De hecho, tendrá el efecto contrario; pensar demasiado te impedirá hacer cualquier cosa. Esto es comúnmente llamado parálisis por análisis.

Cuando piensas demasiado en todo lo que puede pasar, tu mente viaja hacia cualquier evento posible. Desafortunadamente no solo imaginamos el mejor escenario, también el peor de todos que es el mas paralizante.

Pensar negativamente en lo que puede ocurrir te puede causar miedo e inseguridad. Por eso debes aprender, informarte, investigar y pasar a la acción.

5. Si tienes miedo hazlo con miedo

No hay mejor forma de eliminar tus miedos que afrontándolos.

El miedo tiene una estrecha relación con la parálisis por análisis. Nuestra mente está programada para pensar en negativo, es un método de auto protección. Sin embargo, debemos aprender a diferenciar situaciones donde nuestra vida peligra y aquellas donde solo es una drama creado por nuestra mente.

Si tu integridad fisica esta salvo y lo que tienes que perder lo puedes recuperar, entonces no hay más que pensar. Lo mejor que puedes hacer es atreverte y afrontar tus miedos.

Solo hay dos cosas que no podemos recuperar: la vida y el tiempo de vida consumido.

6. No hay un momento ideal para comenzar

No esperes a que los astros se alineen o a encontrar tu trébol de 4 hojas. El momento ideal para comenzar no existe.

No permitas que el temor y la inseguridad disfrazada de excusas, te hagan procrastinar y seguir aplazando lo que debes y necesitas hacer.

No hay un momento perfecto ni las condiciones ideales. Si vas a comenzar, comienza ya.

7. Apaláncate del “¿por qué no?”

Incluso cuando tengas claro lo que quieres hacer, no podrás evitar que lleguen a ti pensamientos negativos.

En mi caso, cuando tengo dudas o miedos, me pregunto “¿Por qué no?”

Tengo una filosofía de vida que me sirve como apalancamiento para tomar decisiones complicadas.

Tomo conciencia de que no hay una razón válida para no hacer lo quiero hacer con mi vida. Recuerdo lo corta que puede ser nuestra estancia en el mundo y lo pequeño e insignificante que soy a la escala de cosmos. Es entonces cuando tomo el valor para actuar aun en contra de cualquier temor y pensamiento negativo.

Convierte en un Doer imparable

Ahora ya sabes que es un Doer. Es alguien que toma acción en vez de recurrir a la contemplación. Afronta sus miedos y controla sus emociones.

Un doer hace las cosas a pesar de saber que pueden no salir como él espera.

Un doer se mantiene en una mejora continua, utiliza su creatividad e imaginación y hace que las cosas que desea ocurran.

Convierte en un Doer imparable y dale un sentido a tu vida.

Resumen

  • No lo pienses demasiado, solo hazlo. Mira la vida como una gran aventura donde puedes experimentar y pasarla bien. Tomar acción y aprende sobre la marcha.
  • Investiga, aprende y ejecuta. No te quedes simplemente pensando, infórmate de diferentes fuentes para sentir mayor seguridad y empieza.
  • No esperes que todas las condiciones sean perfectas. ¡El momento es ahora!
  • Olvídate de miedo a perder lo que crees poseer. Enfócate en lo que quieres vivir y en lo que podrías ganar, mas que en lo que no quieres perder.
  • Lo único que realmente posees es vida y tiempo de vida, aprovéchalo y vive intensamente.
  • NO seas un Thinker, mejor sé un Doer. Las personas que consiguen lo que quieren en la vida son aquellas que después pensar, pasan a la acción.

◊♦◊

Bueno, entonces que estamos esperando… Let’s Do It 🙂

Si tienes algo que agregar, déjame tu comentario aquí debajo, estaré encantado de leerte y saber de ti. Además si te ha gustado te invito a que lo compartas con tus amigos, al hacerlo me permites seguir creando más contenidos como este y te estaré muy agradecido.

Para la escritura de este artículo, se como referencia el post “Stop Thinking, Start Doing” publicado en médium.

¡Un abrazo!

Compartir en:

Publicaciones Similares

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *