¿Crees que la vida es corta? Déjame contarte algo

Compartir en:

la-vida-es-corta

Puedes pensar que la vida es corta, pero mucho depende de la perspectiva en lo mires. Incluso podríamos hacer un buen debate donde algunos defienden la idea de que la vida es larga y otros apoyen la idea de que la vida es corta y cada uno tener sus razones que lo fundamentan.

Lo más común es escuchar decir por ahí: “la vida es corta, hay que aprovecharla”. Pero ¿realmente lo decimos a conciencia? o ¿solo es un dicho más de entre muchos que existen?

En lo personal creo en que ambos argumentos tienen parte de razón y sobre todo tienen el potencial para ayudarnos a mejorar si le damos el enfoque adecuado. Un enfoque que nos ayude a ser conscientes y a aprovechar nuestro tiempo de vida en lo posible.

Si eres alguien que se siente frustrado y perdido en sus problemas o has perdido la esperanza y las fuerzas para seguir avanzando, creo que este artículo es para ti.

Más que un consejo quisiera que abrieramos nuestra mente. Ver que todos los problemas que nos ocurren no son tan importantes como parecen y que tenemos una gran oportunidad en nuestras manos que podemos aprovechar.

La perspectiva de nuestra vida en el tiempo

Si lo vemos desde la perspectiva del universo, nuestra vida es apenas un suspiro.

Para los humanos quienes raramente alcanzamos a vivir poco más de 100 años es complicado entender la inmensidad del tiempo.

Sabemos hasta ahora que nuestro universo tiene la edad de casi 13 800 millones de años, tal vez no parezca una cifra muy impresionante pero te aseguro que hablar de esta cantidad de tiempo no es nada sencillo, es la vastedad asombrosa del tiempo a la máxima escala conocida.

Si no tienes una idea clara de cuánto tiempo significa esto, te invito a que le eches un vistazo a la serie Cosmos con Neil deGrasse Tyson, El primer capítulo trata este tema y lo explica de una forma magistral mediante el uso de un año calendario. Si ya lo viste entonces sabes de qué hablo y estoy seguro que te ha gustado.

Breve resumen de nuestra historia

Para comprender dónde nos encontramos en el tiempo veamos algunos sucesos relevantes de nuestra historia.

Nuestra estrella más cercana (el sol) tiene 4500 millones de años. La cual nació de la muerte de otras estrellas, al igual que lo hicieron los demás planetas de nuestro sistema solar.

La vida en la tierra surgió hace alrededor de 3500 millones de años y los humanos evolucionamos apenas hace 200 000.

Hace 30 000 años se hicieron los primeros dibujos en piedras y no fue hasta apenas 10 000 años atrás cuando nuestros ancestros aprendieron a modificar su entorno mediante la domesticación animal y el cultivo.

Hace casi 6000 años que inventamos la escritura y fue apenas hace 500 años cuando Galileo dio un vistazo por primera vez al espacio con su telescopio; siendo estos los inicios de la ciencia moderna.

Como puedes ver, nuestra historia no inicia hace 2000 y poco más de años. Y aunque ese es nuestro punto de referencia donde inicia la época actual, muchos eventos han ocurrido antes para formar el mundo tal como lo conocemos ahora.

Somos nuevos en la vastedad del universo

Somos tremendamente jóvenes para el universo, es una realidad. Todos los sucesos que han ocurrido en la historia humana, aquellos que leíste en los libros de historia de la escuela, solo abarcan una diminuta parte de la vastedad del tiempo.

Desde esta perspectiva nuestra vida parece ser muy corta y con un significado poco alentador. Pero no hay porqué ponernos tristes, de hecho, ese NO es el enfoque adecuado.

Una perspectiva que nos beneficia

Debemos ver las cosas desde otra perspectiva y maravillarnos.

Maurino ¿De qué hablas?

Si lo piensas bien, el saber que tu vida es apenas un suspiro es un motivo grande para hacer con ella algo que merezca la pena. Algo que le dé sentido y que te haga sentirte bien contigo mismo.

¿Acaso tienes algo que perder?

La verdad si, y es algo muy valioso, se llama tiempo, lo demás sale sobrando.

El tiempo es algo que no puedes detener, no lo puedes amasar como una fortuna, no lo puedes comprar (pero sí vender). Se puede acelerar y ralentizar pero hasta ahora los humanos no tenemos esa capacidad.

Para el universo el tiempo puede parecer infinito, incluso me atrevo a decir que el tiempo no existe. Pero para nosotros como seres vivos si existe. Lo tienes ahora, se va, y no vuelve.

El día de ayer no regresara, ni tampoco aquel día maravilloso que tienes en tus memorias, ni aquel día donde te sentiste pésimo. Ese tiempo ya pasó. Solo te queda el tiempo actual, valoralo como un tesoro…. uno de tus mayores tesoros.

Valorar cada día, cada hora y cada instante, te permitirá dejar de desperdiciar el tiempo que tienes haciendo cosas que no te gustan y dejar de gastar tus horas con personas que no le aportan nada bueno a tu vida ni te ayudan a ser mejor.

Abre tu mente a conocimientos no convencionales y crece de forma exponencial

Ser consciente de que tu vida es apenas un suspiro te permite expandir tu mente y darte cuenta que los problemas no son tan importantes como crees. Que las cosas que nos preocupan en el día a día no son razón para alterarnos y agobiarnos.

Al fin y al cabo el tiempo pasa…

Porque por más grandes que creas que son tus problemas, no tienes que cortarte las venas, ni arrojarte por un puente. Porque esos existen en tu mente, desde tu perspectiva y en tu momento actual. Todo es parte de este juego que comenzaste al nacer y que tarde o temprano tendrá fin. No tienes que apresurarte y tirar la toalla antes, si aún no es tu momento.

Si dejases correr un poco el tiempo podrías ver cómo las cosas cambian, nada permanece. Y lo que hoy pareciera una buena razón para lanzarte por un precipicio, mañana puede ser muy distinto.

El tiempo es un flujo de energía que no se detiene, y cambia la realidad. Tú eres parte de esa energía y también cambiarás junto con tu entorno.

En este punto es cuando debes decidir tomar control y caminar hacia dónde quieres ir sin dejarte llevar por la corriente, porque el cambio jamás se detiene.

Tú tienes capacidad de nadar hacia corrientes deseadas, solo debes moverte. Considera que aún si te quedas quieto, serás arrastrado a cualquier lugar, por cualquier marea. Todo cambia, nada permanece.

La vida es corta, muévete

Si, debo decirlo, nuestra vida parece muy corta si la miramos a través de los ojos del universo, pero como ya te dije, ese no es motivo para que la gastes conformándote con ser una persona promedio y vivir sin propósito.

Solo porque las personas de tu entorno inmediato se conforman, no significa que tú también te vas a conformar. Ellos tienen la vida que quieren vivir y van a hacia donde quieren ir, o por lo menos eso prefiero pensar. Pero tú, cuestiona tus actos y pregúntate ¿Voy hacia dónde quiero ir? ¿Tengo la vida que quiero vivir?…

¿NO, la tienes?, entonces ¿ya has estás haciendo algo para tenerla? o solo te dejas llevar por el flujo de energía llamado tiempo y vas a la deriva a ver qué viento sopla más fuerte…

Tampoco se trata solo de decir: “La vida es corta, hay que aprovecharla…” y seguir viviendo de la misma forma.  Se trata de tomar conciencia real, pensar en tus posibilidades y ser consciente de tus capacidades. Elegir un camino y tomar acciónMoverte. Esa es la única forma de dirigir tu vida y aprovecharla.

La vida es demasiado larga

Bueno, ahora debes estar diciendo este tipo está loco… 😀

Tal vez, pero ahora quiero que dejemos por un momento la perspectiva casi eterna del universo y nos enfoquemos ahora en nuestra perspectiva como seres humanos.

¿Sientes que el tiempo vuela? tal vez eso tenga explicación y puedas hacer algo al respecto…

La verdad es que tenemos suficiente vida para hacer muchas cosas. Lo malo es que muchos no somos conscientes de ello.

No nacimos para hacer lo mismo una y otra vez, toda la vida

No por que estudiaste una carrera, o tienes una profesión o un oficio, es tu destino dedicarte única y exclusivamente a ello toda tu vida. Creo que debes ver todas tus posibilidades.

No te culpo, yo también pensaba así.  Afortunadamente más adelante pude ver que esa era una creencia que me limitaba demasiado. Tú también puedes eliminar estas creencias limitantes y expandir tu mente.

Veámoslo un poco con más en detalle….

Entraste a estudiar a la escuela a los 4 años aproximadamente, terminas tus estudios de nivel profesional a los 23 o 24 años (estudiando sin parar). Te gradúas y sales a buscar una oportunidad laboral.

Después tardas algunos años en acomodarte en tu sector, digamos 5 años. Para ese entonces estás cerca de los 30. Obtienes experiencia y tratas de colocarte como experto para ascender de puesto hasta llegar a un nivel de prestigio, bien remunerado, para después esperar tu retiro.

Suena bien ¿no?… Pero,¿Qué más hay? ¿Qué otra cosa hiciste en el proceso? ¿Tus energías de la juventud, en que las gastaste? ¿Tomaste el camino que querías? ¿Hiciste por lo menos algo que deseabas?…

Uno de los peores arrepentimientos que tienen las personas antes de morir, viene de aquello que jamás nos atrevemos a hacer… creo que sería bueno tener en cuenta esto ¿o tú qué opinas?

El mundo en constante cambio

Puedes decirme ahora, “Maurino, las cosas así deben ser y así han sido…” pero no es así. De hecho esa forma de concebir la vida es nueva, muy nueva.

Apenas hace aprox. 150 años la esperanza de vida de una persona era menor a 40 años.

¿Qué pasaba en aquel entonces?

Bueno, pues estudiabas 20 años, tomabas experiencia laboral por 10 años más y te morías….

No, claro que no, solo es broma.

La escuela no existía en ese entonces y el emprendimiento era una forma de vida para la mayoría de familias las cuales eran productoras.

Aún no llegaba la era industrial que trajo consigo las contrataciones en masa. Por lo tanto, tampoco existían multimillonarios, ni la mayor parte de la riqueza mundial la tenía solo el 1% de población como ahora.

Con suerte aquellas personas (tus tátara tátara abuelos) vivían a lo mucho 45 años. No llegaban ni siquiera al retiro, de hecho no había programas de retiro, no los necesitaban. Tampoco tenían que lidiar con la necesidad de encontrar un trabajo para los próximos 35 o 40 años. No tenían la oportunidad de llegar a las edades que podemos llegar nosotros ahora.

Entonces ¿Qué estamos haciendo con esa oportunidad que tenemos actualmente de vivir tanto años? ¿Te das cuenta que la vida ahora es más larga?

Ni siquiera los humanos estamos preparados en términos evolutivos para poder vivir tantos años. Es normal que el cuerpo se “queje” y sufra algunas averías cuando no está hecho para llegar tan lejos en el tiempo.

¿Qué quiero decir con esto? que aproveches tus años de mayor vitalidad y energía porque no siempre será así. Un día si será tarde para comenzar.

Tienes una gran oportunidad, aprovéchala

Si estudiaste 4 o 5 años una carrera y por una u otra razón elegiste mal, no tienes que sentenciar tu futuro y trabajar en ella los próximos 35 o 40 años hasta llegar a los últimos días de tu vida. Esos años de estudio no pueden definir los que harás el resto de tus días.

Ni tampoco el oficio que has hecho por 10 o 15 años es lo único a lo que puede aspirar. Tienes la oportunidad de hacer/aprender mucho más…

Ahora que sabes que antes las personas no tenían esa oportunidad que tenemos ahora para disfrutar más años en el mundo con una buena calidad de vida ¿porque utilizar esos años haciendo lo mismo hasta que envejecemos?

Creo que estarás de acuerdo conmigo que no se trata solamente de ir al cumplir con tus horas de trabajo y esperar el día de pago para que se convierta en un gran día.

No tienes que esperar a llegar a tu retiro para poder disfrutar verdaderamente de la vida. De hecho tu cuerpo no será el mismo para ese entonces; estará bastante más “desgastado”.

Tampoco tienes que conformarte con un trabajo que no te satisface solo porque te dices a ti mismo que “no hay de otra” o porque tienes una carrera y necesitas aplicar lo que aprendiste en ella.

Recuerda, 4 años no deberían definir los que harás exclusivamente los siguientes 35 o 40 años.

La vida alcanza para hacer muchas otras cosas. Solo debes saber qué quieres, crear un plan y estar dispuesto a pagar el precio para lograrlo.

Puedes tener un objetivo principal que cumplir en tu vida, eso no lo niego, pero no tienes que dedicar todo tu tiempo a una sola actividad, a un solo oficio, o a una sola profesión.

No puedes tomar varios caminos a la vez, es verdad, pero sí puedes hacer varias cosas en lo largo de tu camino.

Podemos vivir como nunca antes en la historia humana. Obtener experiencias, crear, construir, aportar, mejorar, diseñar… Aprovecha los recursos que tenemos a nuestro alcance y ayudar a hacer el mundo aún mejor.

Y quiero aclarar que no tiene nada de malo dedicarte exclusivamente a tu trabajo toda tu vida. Todos podemos elegir. La verdadera importancia radica en que seas consciente de lo que quieres hacer en cada etapa que vas a vivir y lo hagas con amor.

Se trata de elegir con plena conciencia de la realidad y eliminar todas las excusas, miedos y creencias limitantes que te mantienen atascado. Abrir tu mente, fijar un objetivo y comenzar a moverte.

Ahora cada que sientas que la vida es corta y no te alcanza, puedes recordar a tus antepasados. Ellos, en su mayoría, no tenían ni siquiera la oportunidad de conocer a sus nietos.

Haz algo que te haga sentir satisfecho y con buen sabor de boca

Abrir tu mente y tomar conciencia solo es el inicio. Sin acciones no hay avances.

Ya sea que prefieras la perspectiva de una vida corta, larga o ambas, lo importante es utilizarla para tu beneficio dándole un enfoque adecuado que te permita aprovechar tus días al máximo. Conviértete en doer (hacedor de cosas) y has de tu vida, y la de los demás, la mejor experiencia posible.

Supongamos que tienes un jornada laboral diaria en un promedio de 10hrs (a veces 12 si vives en México), si le sumamos las 8 horas de sueño y una de transporte, tienes 19 horas utilizadas. ¿Qué haces con las 5 horas restantes? ¿Sabes a qué actividades destinas ese tiempo?

Tal vez estás con tu pareja/familia, posiblemente descansas o ves una película, haces limpieza  o comienzas a crear tu propio negocio, pero lo importante es que aquello que haces, te de la satisfacción y la sensación de que realmente estás aprovechando tu tiempo y que no hay otra cosa mejor que puedas hacer en esos momentos.

Si te siente así, entonces no tengo nada que decirte. Pero si no lo es, entonces no te preocupes, ese tiempo ya se fue, ya lo viviste. La buena noticia es que puedes hacer cambios para lo que viene.

Puedes comenzar a buscar una actividad que te proporcione la satisfacción que necesitas.

Posiblemente tienes talentos y pasiones que aún no descubres que podrían ser muy satisfactorios y gratificantes para ti en el futuro.

Tal vez siempre has querido ser emprendedor y nunca te has atrevido. Incluso puedes iniciar un proyecto en tus tiempos libres que te permita obtener ingresos extras. Tal vez puedas  llegar a dedicarte al 100% a ello en el futuro.

Ya sea que elijas un proyecto de emprendimiento o simplemente prefieras estar con tus seres queridos, concéntrate en dar tiempo de calidad más que en cantidad.

Por ejemplo:

A veces hay personas que pasan tiempo con sus hijos pero al mismo tiempo están revisando sus redes sociales. Sus hijos solo se quedan viendo como están perdidos en el teléfono por intervalos de varios minutos. Si a ti te sucede algo así entonces pregúntate: ¿realmente les estoy dando tiempo de calidad?

Lo mismo pasa si estás arrancando tu proyecto de emprendimiento pero te la pasas revisando tus redes sociales en vez de enfocarte en actividades de alto impacto en tus resultados.

La mejora está en el día a día. Las cosas no van a cambiar solo por ser consciente y saber algo, ese solo es el punto de partida. el mayor secreto está en la acción.

◊♦◊

Ahora cuéntame:

¿Qué te ha parecido lo que te acabo de contar? ¿Agregarías algo?

¿Crees que la vida es corta?

Nos leemos en los comentarios 😉

Compartir en:

Publicaciones Similares

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *