Descarga Gratis mi ebook “Encuentra tu Rumbo” y descubre las 5 razones por las que no sabes qué hacer ni qué camino tomar en esta etapa de tu vida.

¿Para qué vivimos? 3 razones por las que has venido a este mundo

Compartir en:

¿para qué vivimos? ¿cual es la razón? ¿por qué estamos aquí

¿Para qué vivimos? ¿Qué estamos buscando? ¿Qué pretendemos lograr mientras estamos aquí? Sabemos que un día vamos a morir, pero al parecer esta idea no es lo suficientemente poderosa como para hacernos reaccionar y cambiar nuestra manera de vivir de una vez por todas.

Los días pasan, se van lo meses y lo mismo ocurre con los años. Nos mantenemos ocupados en cosas “importantes”… en actividades, tareas, problemas inesperados. Vivimos tan inconscientemente que llegamos a olvidar lo que realmente vale en la vida.

Muchos a muy temprana edad han dejado sus sueños en el olvido. Aprendieron a deambular como muertos en vida, sin darse un tiempo para conocerse a sí mismos, para cuestionar todas sus acciones rutinarias y las creencias que los mantienen estancados.

Vemos cómo tristemente las personas parten de este mundo, y nos duele en el alma. Aun así no aprendemos a vivir, no aprendemos la lección. Lloramos una pérdida y nos lamentamos por lo ocurrido, pero ni siquiera analizamos un poco lo que podemos aprender de la situación.

Si además de lamentarnos, cambiáramos nuestra forma de concebir la vida y aprendiéramos a valorar a las personas cuando están con nosotros, entonces nada sería en vano.

¿Para qué vivimos las personas?

Si me preguntas a mí, te diría inicialmente lo que ya es bien conocido: Vivimos para ser felices. Después de todo solo tenemos esta oportunidad  (hasta donde sabemos), y nos corresponde a cada uno de nosotros utilizarla de la menor forma que podamos, queramos y necesitemos. Pero eso no es todo. Ser feliz no es la única razón por la cual vivimos.

[Artículo recomendado: Los 7 pilares para una vida feliz]

Tengo la firme convicción de que tenemos algo más que hacer mientras estamos aquí. Algo más que solo satisfacernos y buscar nuestro auto-beneficio. Si me sigues desde hace tiempo, entonces ya sabrás de qué hablo.

No solo vivimos para ser felices, también para hacer felices a los demás.

Vivimos no solo para buscar nuestro beneficio personal, también para procurar el bien de alguien, o de algunos cuantos más. Es una manera de hacer que nuestro viaje en este enorme barco llamado planeta tierra, no pase inadvertido, y nuestra vida no sea en vano.

Vivimos para ayudar o contribuir a que la vida de algún otro ser; sea un animal, una planta, un árbol, o un ser humano, sea un poco o mucho mejor. Es una forma de dejar un legado y hacer que nuestra existencia transcienda en el tiempo.

Vivir para otros también es vivir para ti

Puedes tener objetivos que cumplir dónde primordialmente buscas tu beneficio ¡eso es genial! después de todo, no puedes ayudar a otros si no eres capaz de ayudarte a ti mismo. Sin embargo, debes saber que una vez que logres satisfacer tus necesidades y deseos personales, puedes plantearte ir más lejos.

Piensa que satisfacerte y cubrir lo que quieres o necesitas, será una tarea relativamente fácil (considerando el gran potencial que tienes) y cuando eso suceda, la vida aún no termina, puedes impactar positivamente a otras personas u otros seres.

Una vez que tengas lo esencial, lo que sigue no es sentarte a la orilla de la playa a tomar agua de coco esperando tu turno de morir. ¡Que desperdicio de vida!

Puedes extender tu campo de influencia en la vida de muchos otros… Imagina si a todos nos educaran con esa idea, tanto en casa como en las escuelas. El mundo sería mucho mejor.

Para que vivimos; las tres partes que debes considerar

Vivimos para impactar en 3 aspectos clave:

  1. Para ser felices y atrevernos, considerando que la felicidad esta en aprender a disfrutar el ahora y apreciar las pequeñas cosas.
  2. Vivimos para lograr objetivos, celebrar éxitos y tener un propósito de vida que le dé un sentido y significado profundo a lo que hacemos.
  3. Vivimos para agradecer y contribuir con la sociedad y el mundo. Para hacer la diferencia y dar nuestro granito de arena para que este lugar sea algo mejor.

Si nuestras acciones benefician a otros, nos dan significado profundo, y además, es un camino apasionante que nos satisface y nos hace felices a corto, mediano y largo plazo, entonces tenemos todo para vivir.

¿Para qué vives tú?

Hoy te invito a definas claramente para qué vives. De esta forma no dejaras que tus más gloriosos años pasen en vano. Recuerda que un día sí será tarde para empezar

Es cierto que no elegiste vivir; es algo que sucedió y se te entrego en obsequio. Considérate afortunado y define lo que quieres hacer con tu vida.

Por ejemplo, puedes vivir para tu comunidad, para crear una gran empresa que te traiga beneficios y entregue grandes servicios o productos a la sociedad, para criar unos hijos felices y dichosos, para salvaguardar la vida silvestre, para conseguir un auto de lujo… tú defines para que vives. Tienes ante ti un vasto campo de posibilidades. Y mientras tienes vida tienes oportunidad. Solo trata de elegir con el corazón y busca estar libre de arrepentimientos en el futuro.

Considera los 3 puntos clave que hemos visto, y tendrás un «¿para qué?» sólido, que no te dejará otra opción más que crear una vida épica; escrita a voluntad por tu propia mano.

◊♦◊

Ahora cuéntame ¿Qué opinas? ¿Agregarías otra buena razón para vivir? Nos leemos en los comentarios. Y si te ha gustado, te invito a compartirlo con tus amigos. Al hacerlo, me ayudas y me impulsas a seguir entregándote más contenidos como este y te estar{e muy agradecido. 😉

PD. Si te sientes perdido y sin saber qué hacer en esta etapa de tu vida, no olvides descargar mi libro digital “Encuentre tu Rumbo”. Léelo y escríbeme, para tener una charla y platicar con más detalle tu situación.

Compartir en:

Publicaciones Similares

6 comentarios

  1. Para Sebastián (comentario 10 de Noviembre 2020). Tienes que buscar educarte, no estás solo y siempre podrás hallar alguna alternativa para estudiar por favor, si la vida se te concedió es por alguna razón que quizás no entendemos pero estamos en esa búsqueda, no has vivido aún, persiste sí.

  2. La vida no tiene sentido para las personas que nunca lograran terminar las metas que se propusieron. El mundo en el que vivimos es un mundo donde todos necesitan de algo para dar. Aunque quisiera poder estudiar no podria porque no tengo el dinero. No sé por qué la vida se me ha concedido, Sino llegare a mi sueño más profundo.

    1. Hola Sebastián.

      Pienso que a pesar de que pudiéramos no lograr todas nuestras metas, eso no nos puede detener para ir tras ellas, ya que son precisamente estas las que le dan parte del sentido a nuestras acciones diarias.

      [Artículo recomendado: No tengo metas ni objetivos ¿Qué hago?]

      Así es; el mundo en el que vivimos está hecho para aportar a la sociedad. De hecho, ese debería ser nuestro enfoque.

      Respecto a lo que comentas sobre que te gustaría estudiar, te recomiendo el siguiente post que escribí hace algunas semanas:

      [Artículo recomendado: Esta es la mejor inversión que puedes hacer]

      Si crees que no podrás lograr lo que deseas, entonces así va a ser. Debes tener cuidado con lo que te dices a ti mismo, ya que las palabras definirán en gran medida lo que crees posible y con ello tus acciones.

      Puedes tener un sueño muy grande que ahora mismo que crees inalcanzable, pero yo te diría lo secciones en pequeñas partes, comenzando desde el final, y cuando lo tengas, des un primer paso.

      [Artículo recomendado: Sueña en ingeniaría inversa]

      Si es que eso de verdad te traerá satisfacción, orgullo, contribución y realización personal, entonces te garantizo que valdrá la pena. Además, conforme avances tendrás aprendizajes y grandes experiencia de las cuales nunca te arrepentirás. Te lo aseguro. 🙂

  3. Nosotros tenemos una vida y debemos disfrutarla al máximo porque no sabemos cuándo nos iremos de nuestros queridos o familiares. Vivimos para nacer, crecer, morir y al final solo seremos el recuerdo de alguien como una foto, un vídeo, una anécdota. Nosotros vivimos en un mundo mejorado en años atrás. Ejemplo: hace 1000 años le decíamos a Japón hola y ese hola tardaba años, meses, segundos. Ahora decimos hola, y en tan solo 1 segundo les llega. Espero que les sirva. Bye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *