Cambia tu Vida | Expande tu mente

No te conviertas en un muerto en vida

No te conviertas en un muerto en vida

En algún momento de nuestras vidas todos queremos encontrar un sentido. Quisiéramos tener un propósito de vida al que aspirar que nos dé un sentido de realización personal.

Nuestro interior nos hace un llamado para decirnos con un leve susurro: » despierta, ¿esta nos es la vida que queridas?« Muchos escuchan ese llamado, otros lo ignoran.

Y cómo hacerlo si tenemos mucho en contra. Las comodidades, el sistema, los medios de comunicación y la gente a nuestro alrededor. Nos muestran un camino y nos dicen lo que es normal, lo que es posible y cómo debe ser la vida.

Olvidamos nuestros sueños del pasado y queremos encajar en nuestro entorno inmediato. Después de todo es más fácil hacer lo que los demás hacen y seguir la corriente; nadie te critica, no brillas, no te voltean ver… pero como ya hemos visto, no debemos temer ser diferentes a la mayoría.

Sin darnos cuenta, con los años, comenzamos a actuar sin pensar y dejamos que pasen nuestros mejores días haciendo cualquier cosa.

¡Nos convertimos en un muerto en vida!

Tal vez ya moriste sin darte cuenta

Te levantas, te duchas, si te da tiempo desayunas. Después vas al tráfico, realizas tus actividades laborales, regresas con un deseo de tirarte a la cama (no tan fácil si tienes hijos).

Al otro día haces algo muy parecido tal vez con alguna variante. Posiblemente esta vez fuiste al cine o tal vez tu auto no encendió por la mañana, o comenzaste a leer un libro. Llega el fin de semana y te vas de compras. Los días siguen y siempre sale algo en que ocuparte y utilizar tu tiempo… tu más preciado tiempo.

Cuando te das cuenta han pasado años y facebook te sigue colocando esos recordatorios de lo que hiciste hace tres o cinco años. ¡Qué reuniones tan más memorables con los amigos y con la familia! Wow el tiempo vuela, te dices a ti misma.

Un ser ambulando por el mundo

Con el paso de los años comienzas a moverte por inercia. Estableciste unos hábitos sin cuestionarlos. Ahora te mueves sin pensarlo. ¡Te has convertido en un muerto en vida consumado!

Eres un ser que deambula por el mundo. Te hiciste esclavo de tus hábitos y tus decisiones te llevaron hasta donde estas ahora.

Te has vuelto parte del sistema de consumo. Trabajas para consumir y tu mente no te ayuda. Esta cómoda haciendo todo repetitivo.

Duermes, comes, trabajas, compras, desechas y vuelves a dormir. Todo en un círculo que tendrá fin, cuando tu corazón de detenga.

No se trata sólo de consumir

A como yo lo veo, no venimos al mundo solo a consumir, podemos dejar un legado.

No vinimos a leer libros, vinimos a utilizar el conocimiento que hay en ellos.

No vinimos a comer sin cesar como si la comida fuera terminar. Venimos a utilizar esa energía que nos proporciona el alimento para ayudar, hacer algo que valga la pena y que nos haga sentir orgullosos.

No estamos aquí para pasarla comprando cosas de todo tipo que no necesitamos. El mundo ya tiene mucha basura.

Tampoco vinimos a trabajar como un robot y vivir como tal.

Debemos preguntarnos si realmente estamos viviendo como queremos y/o estamos caminando hacia donde queremos estar.

No solo vinimos a disfrutar la vida y ser felices, también vinimos a aportar. A dar nuestro granito de arena para hacer de este mundo un lugar mejor.

¿Por qué haríamos eso?

Por el simple hecho de que vivimos en él y no quisiéramos que pase nuestra existencia inadvertida.

No se trata sólo de consumir todo lo que hay. Tus experiencias solo son impulsos eléctricos que no benefician a nadie. Están en tu cabeza y solo tú los experimentas. Cuando tu cuerpo muera, todas esas experiencias de consumo se perderán.

Toda esa comida deliciosa, todas esas películas, todo ese sexo, todas esas risas y tristezas etc. Todo eso solo está ahí dentro de ti, guardado en tu mente y no le sirve al mundo.

Por eso te lo digo, NO solo viniste a consumir, también viniste a aportar; a dejar un legado

No necesitas un mejor salario

Un salario no te traerá mejor calidad de vida.

La mayor parte de tu tiempo lo pasas en el trabajo. No necesitas más dinero para comprar cosas. A eso no viniste al mundo.

A cada segundo, tu cuerpo se desgasta y no serás el mismo siempre. Las cosas inertes aquí se quedarán.

No necesitas un mejor salario, necesitas una mejor calidad de vida. Esa sí debería ser tu prioridad.

¿De verdad crees que ganar más dinero te hará sentirte realizado(a)?

Muchas personas creen que hay una relación directa entre salario y calidad de vida, pero no, no es proporcional. Generalmente un mayor salario implica más responsabilidad  y menos calidad de vida. Desafortunadamente mucha personas creen que es al revés.

Pregúntate: ¿Lo que haces ahora te traerá mejor calidad de vida en el futuro? ¿En qué punto lo vas lograr?

Si respondes un “sí“, pensando en el retiro. Déjame decirte que eso no cuenta. Para ese tiempo la calidad de vida se reduce drásticamente en un corto tiempo. Es algo natural.

Recuerda, No serás siempre el mismo y cada momento es irremplazable.

Nadie puede tomar tu lugar

¿Estas entregando lo que eres realmente?

Viniste a dar algo especial. Algo que ni yo, ni nadie más puede dar porque eres única(o) y solo tú puedes hacerlo.

Viniste a mostrar tu brillo, a expresar tu esencia, a probar y ver tú misma(o) de lo que eres capaz.

Nadie va a poder lograr lo que tú puedes lograr, todos somos diferentes.

Si no haces lo que puedes hacer; si no muestras tu potencial al mundo, será una pena. El mundo jamás podrá darse el lujo de conocer todo lo que tenías para dar y verte convertirte en la mejor versión que pudiste ser.

Imagina por un instante

Imagina cuantas personas que ahora están en el cementerio, nunca lo intentaron. Jamás se atrevieron a dar el salto.

Cuantas ideas que jamás se llevaron a cabo se quedaron en el olvido.

Cuantos prefirieron el anonimato y dejaron ir consigo todos sus fortalezas, sueños y habilidades.

De cuánto potencial, conocimiento y experiencia, el mundo se ha perdido

Cuantos diamantes en bruto se fueron y nunca descubrieron de lo que eran capaces. El mundo nunca tuvo el honor de verlos brillar.

No dejemos que eso nos suceda. No te permitas alcanzar una edad avanzada y vivir llena de arrepentimientos.

Aún estás vivo

Aún no llegas al cementerio, por favor no desperdicies tu tiempo en el mundo.

Crea ese libro que quieres escribir, ese negocio/empresa que quieres montar. Encuentra a esos nuevos amigos que te pueden impulsar. Prepárate para ese viaje que tanto deseas hacer. Corre ese maratón ahora que tu cuerpo aún es joven y puede hacerlo.

Comienza tu plan. No viniste al mundo a ponerte cómoda(o), viste a moverte. Todos en algún momento tendremos una eternidad para descansar. No postergues más.

Dime ¿qué es aquello que tienes ganas de hacer desde hace años, que ni siquiera has comenzado?

¿No has tenido tiempo? pues te aseguro que un día no tendrás tiempo de verdad. Deja de auto-sabotearte y poner excusas. Toma acción.

No tienes otra oportunidad, un día vas a morir y no necesitas llegar a la vejez para que suceda, lo sabes bien.

Puedes morir mañana, la siguiente semana o el siguiente año. No sabes cuándo, pero sabes que va a suceder. Así que actúa en consecuencia.

¿Tienes miedo? Eso es genial porque detrás de ese miedo está una vida extraordinaria. El miedo es una puerta a las mejores cosas que te sucederán en la vida.

Él ahora es un tesoro y una gran oportunidad para hacer lo que quieras hacer.

No hay un camino correcto ni definido. Tú creas el camino.

Sabes en lo profundo de tu ser que tienes un gran potencial que estas desperdiciando

Si vas, ve con todo, si no, mejor no vayas.

Escucha a tu corazón. No encontrarás mejores respuestas que las que hay en tu interior.

Te lo dejo de tarea

Dicen que las personas promedio mueren a los 25 y los entierran a los 75.

¿Sabes por qué?….

Que sea tu tarea 🙂

Para realizar este post me inspiré en el video “Why the most people die before age 25” de Prince Ea. Este es el video de la cuenta original y esta en ingles, pero si lo deseas, lo puedes encontrar con su título en español.

◊♦◊

¿Te gustaría agregar algo?  Nos leemos en los comentarios. 😉

Publicaciones Similares

6 comentarios

  1. Los fracasos de la vida son muy fuertes gracias por esas palabras y es verdad por ahora no quiero llevar mi lápida junto a mi en esta hermosa vida que miro y respiro. Mil gracias.

  2. Hola Maurino

    Me gustaría compartir contigo estas 4 preguntas que leí hace poco en un artículo:
    1. Para que te levantas cada mañana?
    2. A qué te dedicarias profesionalmente si sólo te quedarán 12 meses de vida?
    3. Si no tuvieras que trabajar para vivir. A qué te gustaría dedicarte?
    4. Y si no tuvieras miedo de ningún tipo que harías?

    Si contestamos estas preguntas con toda franqueza posiblemente no estariamos actualmente en donde estamos y aquí también agregaría: cuanto me está costando la o las decisiones que no he tomado?

    Conozco gente de todas las edades que como mencionas viven sólo para trabajar y lo peor es que están en un lugar del que se quejan todo el tiempo. No quiero formar parte de esa estadística 😕

    Es difícil salir de nuestra zona de confort, reprogramar nuestra mente, vencer paradigmas, creencias limitantes, etc, pero como dices en tu post anterior se empieza con pequeños pasitos, sólo debemos tener el verdadero deseo de hacerlo y claro que se puede ☺

  3. Es triste mirar atras y ver que las oportunidades desaprovechadas, los prejuicios que nos limitaban, y que ya no podemos cambiarlo pero sin embargo tenemos la vida y el presente que es el día de hoy, que si podemos cambiar y mejorar, equivocandonos si nos tenemos que equivocar pero no quedarnos con el hubiera…

    Saludos!

    1. Hola Olivia
      Coincido contigo. Cuando sentimos que debemos hacer algo entonces hay que hacerlo. Como dices, mejor equivocarnos que quedarnos con la duda sobre ¿Que hubiera pasado si.. ?

      Solo tenemos esta oportunidad.

      Un Abrazo 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *