Recibe Gratis mi ebook “Encuentra tu Rumbo – 5 razones por las que te sientes perdido, sin saber qué hacer ni qué camino tomar en esta etapa de tu vida”.

Cambia tus palabras y cambiarás tu vida

Compartir en:
Cambia tus palabras y cambia tu vida

Cuéntame ¿Qué pensarías si te dijera que las palabras que eliges usar comúnmente son capaces de transformar tu realidad por completo?

Si las palabras que utilizas habitualmente, en realidad fueran conjuros que al ser pensados y pronunciados transformarán tus emociones, percepciones, pensamientos, sentimientos y todo lo que te rodea ¿Serías más cuidadoso con ellas?

Bien, pues creo que es momento de comenzar, ya que eso es justamente el poder que tienen tus palabras para cambiar tu vida.

Las palabras son conjuros mágicos que transforman nuestra realidad

En el artículo anterior te hice una simple pero profunda pregunta. Esta fue:

>> Si pudieras describir tu vida con una sola palabra ¿Cuál elegirías?

Evidentemente esta pregunta tiene un significado más profundo y más importante del que parece. En dicho artículo te mencione acerca del significado que le damos a nuestra vida y como éste significado puede transformar por completo nuestra manera de actuar, sentir e interpretar lo que nos sucede cada día, e incluso es capaz de definir hasta cierto punto nuestro destino.

Las palabras son como conjuros mágicos que al ser pensados y pronunciados le dan forma a nuestra realidad.

Para explicarte esto, vamos a poner un ejemplo:

Momento de hornear galletas

Seguramente alguna vez has comido galletas horneadas que tienen cierta forma; las hay de estrella, corazón, cara sonriente, círculo, cuadrado, o alguna otra figura que es representada con su silueta.

Dime ¿Por qué las galletas tiene esa forma?…

La razón por la que estás galletas se ven así, es porque fueron creadas a partir de un molde del cual «heredaron”» dicha forma.

Se hizo la masa y se introdujo dentro del molde para ser horneada, adoptar su forma peculiar y permanecer así aun cuando la galleta dejara el molde.

Entonces, de acuerdo a este ejemplo, piensa que «la masa» son todas aquellas experiencias, sensaciones, recuerdos y emociones que llegan a ti cada día y a cada instante. «El molde» son las palabras que decides utilizar para darle forma a tus pensamientos, recuerdos y experiencias.

Ahora dime, de acuerdo con esta metáfora ¿Qué forma le das a lo que vives cada día? ¿Qué “molde” decides utilizar para describir lo que estás viviendo hoy?

Ten cuidado con las palabras que utilizas 

Cuando tienes una experiencia, ya sea buena o mala, deseable o indeseable, se genera en ti una sensación, un sentimiento y/o una emoción, las cuales, al pasar por el filtro (o por “el horno”) de tu mente, toman cierta forma y le das cierta interpretación en base a las palabras que eliges para describir lo que estás viviendo. 

Cada experiencia que tienes, y recuerdos de experiencias pasadas, son moldeadas por las palabras que decides usar para describir lo que viviste o estás viviendo. Es decir; lo que sientes cada día está influenciado directamente por el significado que le asignas a cada una de tus sensaciones, pensamientos y emociones.

Por ejemplo, supongamos que un amigo cercano hace algo que no te parece correcto, e incluso es algo que te afecta de cierta forma. Cuando lo vives, tienes opciones para interpretar lo que ocurre. Por ejemplo, puedes optar por decirte a ti misma que te sientes: frustrada, un poco molesta, comprensible, enfurecida, rabiosa, tranquila, un poco consternada, decepcionada…

Tú eliges de qué manera describir lo que te sucede a cada momento. Y sin importar que tipo de suceso sea, puedes influir completamente en el significado que les das a lo que te ocurre.

Tu experiencia de vida depende en mayor proporción de tu interpretación más que del suceso en sí.

Utiliza las palabras adecuadas como un medio para transformar tu vida

La mayoría de nosotros solemos usar las mismas palabras de siempre para describir todo lo que nos sucede. Sin embargo, una expansión de nuestro vocabulario puede traer enormes cambios instantáneos en nuestra amanera de vivir.

Por ejemplo, si desde el primero momento que despiertas, lo primero que te dices para tus adentros es algo como: “Uff es lunes, tengo que ir a trabajar. Ni modo, es lo que toca…”.

Te aseguro tu experiencia de vida va a variar enormemente si en vez de eso, te dices algo así: “¡Si!… Es lunes y me espera un gran día. Estoy sumamente agradecido y daré lo mejor de mí” 

Cambia tu pasado a través de las palabras

Todos tenemos recuerdos almacenados en nuestra memoria. Algunos son agradables y otro no tanto. La gran ventaja de tomar el control de las palabras que utilizas es que también puedes hacer un cambio en tus recuerdos a voluntad. Es decir, puedes usar las palabras adecuadas para mejorar la manera de sentir y percibir tus recuerdos.

Por ejemplo, si tienes un recuerdo que suele atormentarte cuando regresa, puedes tomar una libreta y describir ese recuerdo siendo más selectiva y detallista con las palabras que lo describen. Incluso el solo hecho de dejar de pensar que ese recuerdo es «tormentoso» o «muy doloroso» tendrá un cambio significativo en tu manera de sentir y recordarlo.

Si cambias lo que te dices a ti misma, puedes cambiar radicalmente tu manera de percibir o interpretar lo que vives o viviste en tu pasado.

Elige las palabras adecuadas para ti y para los que te rodean

Desde hoy, elige tus palabras con responsabilidad, ya que son estas las que están moldeando tu vida a cada instante. Incluso cada frase que dices, al ser escuchada por las personas cercanas a ti, tienen una influencia directa en su manera de sentir e interpretar la realidad.

Por ejemplo, imagina el efecto que puedes tener una pequeña frase proveniente de una madre a su hija, cuando a una edad muy temprana le dice: “Eres una niña muy distraída, no tienes remedio… ”.

Afecta tu mundo por completo

Desde ahora puedes elegir conscientemente cada una de las palabras que eliges para ti y para los demás.

Por ejemplo: Hoy puedes elegir que este día tome el molde de: “Grandioso”, “Aburrido” “Monótono”, “Peculiar”, “Triste,”, “Inolvidable”, “Gratificante”, “Emocionante“, “Intenso”, “Espectacular”…

Desde hoy, deja de tomar a la ligera lo que piensas y pronuncias como si no tuviera mayor importancia. Elige las palabras con consciencia y responsabilidad, ya que con ellas le estas dando forma a tu destino.

Tú eliges qué palabras utilizar para describir tu vida entera. Y esas palabras serán como conjuros que transformarán por completo tu realidad.

◊♦◊

Ahora cuéntame ¿Qué opinas? ¿Sueles cuidar las palabras que utilizas comúnmente? ¿Conocías el poder de cambiar tus palabras para cambiar tu vida? Nos leemos en los comentarios. Y si te ha gustado, te invito a compartirlo con tus amigos. Al hacerlo, me impulsas para seguir entregándote más contenidos como este y te estaré muy agradecido. 🙂

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *