Mi revisión de año 2020

Compartir en:

Revisión y evaluación del año 2020

2020 ha terminado y damos paso un gran 2021 que nos espera. Ha llegado el momento de hacer una revisión de lo que fue 2020.

Si no sabes que trata y no es algo que acostumbres hacer, hoy te invito mirar mi ejercicio y comenzar el tuyo, ya que es algo muy beneficioso. Nos permite hacer un recuento y evaluar todo lo que fue este año. De esta manera podemos rescatar todos los aprendizajes, experiencias destacadas y reflexiones que nos ayuden a tomar mejores decisiones en 2021.

Como lo vengo haciendo cada año, en este artículo te voy a contar a grandes rasgos aquello que me fue bien y lo que no tanto. Se trata de hacer una revisión, evaluación y análisis de aquellas cosas que estuvieron bien para que puedes seguir repitiéndolas o mejorándolas en meses posteriores. Tambien debes crear una lista de aquellos “errores” que te trajeron grandes aprendizajes en el futuro.

El fin de año y el inicio del nuevo, es un gran momento para recabar todas nuestras lecciones. Y aunque pueda parecer algo muy simple y básico, te garantizo que el hacerlo, te dará una mejor perspectiva y claridad, que a su vez, te permitirá tomar acciones para rectificar y mejorar de alguna forma en el año que viene.

Tal como lo hice en mi evaluación del 20172018 y 2019 a continuación te compartiré de manera resumida lo que fue para mí el año 2020. Lo que estuvo bien, los logros y lo que necesito mejorar en 2021.

Lo que me ha ido bien en 2020

No puedo quejarme. Te he dicho anteriormente que estamos en la mejor época de la historia humana y lo sigo pensando.

Aunque para muchos el 2020 fue catalogado como: malo, el peor o incluso nefasto. yo prefiero simplemente darle el término «peculiar».

A pesar de la pandemia que todos conocemos, que lamentablemente ha afectado de formas muy variadas a muchas personas en todo el planeta. No podemos decir que este ha sido un mal año. Tal vez no ha sido el mejor en términos generales, pero te aseguro que sigue siendo mejor que lo que tenían nuestros tatarabuelos hace 200 años. Era una época realmente más difícil para la mayoría de personas. La vida era más austera, con menos oportunidades y comodidades.

Prefiero enfocarme en las cosas buenas y dejar de pensar que 2020 fue un mal año. De hecho, si estás leyendo estas palabras ahora mismo es porque sigues vivo, y esa es la mejor de las oportunidades y bendiciones que podrás tener. ¡Hagamos que esta vida cuente!

Sin extenderme más, a continuación te contaré lo que me fue bien durante este año.

Me sentí más saludable que en 2019 y 2018

Como te he comentado anteriormente, la salud es uno de mis principales valores desde hace muchos años. Si no tienes salud nada más importa.

La salud no es algo que se le pide a los dioses para tenerla. Nos corresponde a cada uno poner de nuestra parte para merecerla.

En 2020 he estado saludable en términos generales. He dormido mejor y he mejorado mi condición física con respecto a 2019. Además, pude bajar varios kilos demás que provocaban que los pantalones me quedaran bastante justos.

Mi calidad del sueño ha mejorado y esto lo he logrado principalmente a dos factores.

Olvidarlo todo a llegar el momento de dormir y concentrarme en las bendiciones que me rodean. Es decir; dar gracias por la oportunidad de simplemente ser y estar…

He comenzado el ayuno intermitente.

Si no duermes bien puede ser debido a que:

No tienes control sobre tu mente y te está haciendo una mala jugada.

Estas consumiendo combustible inservible y estas sobrecargándolo por las noches, haciendo que tu cuerpo tenga que trabajar demás en el proceso de digestión.

Hace algunos meses te hable sobre el poder utilizar el apalancamiento para romper cadenas que nos impiden ser libres. Uno de esos apalancamientos que podemos implementar todos, es la buena alimentación.

[Artículo recomendado: Cómo tener una alimentación saludable]

Este año he corroborado el poder e influencia de la alimentación en nuestra vida, y te puedo decir que comenzar el ayuno intermitente me ha permitido mejorar tanto a nivel físico como mental.

A pesar de que no he puesto especial énfasis en cambiar los alimentos que habitualmente comía años anteriores, sí que he cambiado la manera en cómo lo hago. Este sencillo cambio me ha traído enormes beneficios que por supuesto; quiero mantener en 2021.

Si quisieras tener un cambio en tu vida a corto plazo, comienza a aplicar el ayuno intermitente y ya luego me cuentas.

Elimine la mayoría de distracciones

En 2020 me he librado de una gran cantidad de ruido que solo me INFOxicaba. He tenido más control sobre aquello a lo que brindo mi atención y esto me ha traído enormes beneficios en la manera en cómo me siento y en el tiempo dedicado a lo que me importa.

No estoy diciendo que todo ha sido perfecto, pero he tenido una mejora considerable en mi enfoque diario.

El alcance de Vida Épica se duplico

Tenía como objetivo para 2020 incrementar las visitas a Vida Épica y así ha sido.

A pesar de que no logre durante todo el año mantener la constancia en las publicaciones y creacion de contenidos, estoy muy agradecido porque a pesar de ello, la cantidad de personas que se benefician del contenido del blog se ha duplicado.

Este crecimiento no lo tenía dentro de mis prioridades para este año. Sin embargo, ha sucedido, por lo cual estoy muy contento y agradecido.

Recibí más mensajes de agradecimiento

Con el incremento de las visitas, comencé a recibir muchos emails y comentarios de personas que visitaban el blog y pedían mi opinión o consejo respecto a su situación personal, muchos más que en 2019.

He respondido con mucho gusto, tratando de ayudar y dar mi opinión o consejo cuando me lo han solicitado. Sin embargo, el apoyo que puedo brindar no es el que me gustaría y se requiere cuando solo se hace mediante un post, un email o una pequeña consultoría.

A pesar de que recibí mensajes de agradecimiento, aún no me encuentro satisfecho. Necesito que Vida Épica tenga un mayor y mejor impacto en la vida de las personas. Y para que eso suceda, en 2021 debo hacer lo que hasta el momento no he hecho.

Volví a dar consultoría en negocios online

Entre 2018 y mediados del 2019, había tenido la oportunidad brindar asesoría y orientación a personas que querían crear su negocio por internet incorporándome a la Escuela Nuevos Negocios. Sin embargo, a mitad del 2019 decidí continuar con otros proyectos alternos (entre ellos Vida Épica).

No obstante en 2020, se me presento la oportunidad de regresar a la escuela, ahora de la mano de Miquel Baixas y Euge Oller y continuar con mi labor como orientador. Esto es algo que no tenía previsto a inicios de año, pero despues de un profundo análisis e introspección personal, fue algo que decidí porque así sentí que tenía que ser.´

He disfrutado mucho mi estancia como parte del equipo pedagógico de la escuela, conociendo y colaborando con personas maravillosas. Y aunque aún no te puedo dar exactamente la razón por las cuales decidí tomar esta decisión, confió y estoy seguro de que en algunos meses (o años) podre unir los hilos y te diré con certeza porqué tenía que hacerlo de esta manera.

Por ahora me mantengo a la expectativa y con la convicción de que las decisiones interiores te llevan a lugares que en el momento presente aún no logras a ver.

Proyectos que crecen

En 2018 comencé un proyecto educativo alternativo a Vida Épica como socio y colaborador. He estado trabajado en este proyecto desde entonces y algo bueno es que en el 2020 este proyecto fue bastante bien, incluso mejor de lo que esperaba.

Esto no es solo mi merito, sino del trabajo en equipo y el poder de tomar acción cuando el impulso llega.

A pesar de que no le pude dar el impulso que quería a Vida Épica, pude dirigir mi energía hacia otros ámbitos que también dieron frutos.

Estoy agradecido por ello y estoy seguro que grandes victorias nos esperan a ti y a mí en 2021. 🙂

Lo que NO ha ido muy bien en 2020 y voy a mejorar en 2021

Ahora ha llegado el momento de contarte aquello que ha no ha ido muy bien y necesito mejorar en 2021.

Se que esta parte es la menos “glamurosa” y no suele gustar, pero es la que más aprendizajes y rectificaciones nos permite tener. Así que vamos a ello…

Quiero brindar más atención a las personas cercanas

A pesar de que he podido eliminar muchas distracciones en mi vida para mantener el enfoque en las horas de trabajo. Aún no he podido dejar el teléfono aún lado cuando estoy con las personas que me importan.

No he actuado con consciencia, y he permitido que el mal hábito de revisar el teléfono a cada momento me haya vencido en la mayoría de ocasiones.

Si hay algo en lo que pondré especial énfasis este año, es en brindar más y mejor atención a las personas que me importan y no dejar de vivir el momento presente.

Crear una nueva regularidad en la creacion de contenidos

Como te he contado, este 2020 le di prioridad a nuevos tareas y objetivos. Destine la mayoría de mi energía a otros proyectos, y llego un momento donde me encontré saturado de trabajo. Todo esto género que tuviera que romper con la regularidad que habia mantenido por 3 años en la generación de contenidos.

En 2021 debo crear una nueva regularidad de trabajo y hacer prioritarias las actividades, objetivos y tareas referentes a Vida Épica.

Necesito volver al video

A finales de 2019 comencé un reto de 30 videos en YouTube para practicar y acostumbrarme al video. Pude mantener la regularidad hasta obtener más de 50 videos. Sin embargo, no dure mucho tiempo haciéndolo.

En parte esto fue debido a mi decisión por brindar mi energía a proyectos alternos. Con ello mi atención fue a otra parte. No tenía un objetivo definido más que el solo hecho de practicar y creo esa fue una clave que debo tener en cuenta para 2021.

Tenía un reto de creación de videos, pero más allá de eso no tenía otro objetivo más allá que lograr. Entonces, cuando el reto se cumplió mi atención fue a otra parte, y la creacion de contenido en videos quedo en el olvido.

La lección: Cuando tu agenda aparece libre, cualquier actividad ocupara los espacios vacíos.

Voy cumplir con la expansión prometida

Al inicio del 2020 seguí lo que tenía planeado, pero oportunidades pronto se presentaron en mi camino y tuve que tomar decisiones.

Al final cambie mi dirección siguiendo mi intuición, lo cual me dio buenos resultados a corto plazo. Y aunque aún no logro conectar los hilos de mi intuición, sé que las acciones de este año me llevaran a grandes experiencias en el futuro.

Uno de los pendientes que ahora tengo, es llevar a cabo la expansión prometida de Vida Épica. Tengo un deseo enorme por ayudar a muchas personas y sé que es parte de mí deber hacerlo. He visto la necesidad que existe, es algo que está alineado con mi interior y daré prioridad a esto en 2021.

Planear, actuar, analizar, corregir y seguir el plan

Como te he comentado, en 2020 no seguí mis planes iniciales. Y aunque los cambios los hice con plena consciencia, este año no puede volver a ocurrirme lo mismo.

Esta vez, la planeación, el enfoque y organización debe ser un pilar de mis acciones diarias. Voy a tomar consciencia y mantener un plan trimestral que me permita dar seguimiento en base a objetivos.

Deberé tener mucho cuidado con las puertas que se abren a mi paso ya que me pueden llevar por un camino que no es el que quiero en este momento ni para este año.

Compromiso firme con mis objetivos 2021

Este año tuve avances significativos a nivel personal y profesional, incluso espiritual. Sin embargo, al cerrar este año tengo una sensación de no haber puesto el enfoque en una parte importante para mí.

Creo que si hubiera dado un poco más de impulso a Vida Épica, me hubiera sentido mejor en este momento. Y a pesar de que mis decisiones fueron muy pensadas y meditadas, siento un poco de decepción por no haber cumplido con este objetivo.

En esta víspera de año nuevo me centraré en generar un compromiso firme para sacar adelante los proyectos personales y profesionales que debo, quiero y necesito hacer.

Ahora es tu turno

Cuéntame ¿Ya hiciste tu resumen y revisión de 2020? ¿Qué fue lo más rescatable o de mayor aprendizaje?

Por mi parte, te he contado a grandes rasgos lo que me fue bien y aquello que no tanto y debo mejorar para 2021. Ahora te invito a que hagas tu ejercicio. Te garantizo que será muy revelador.

Y no hace falta que lo hagas público como yo, pero te aseguro que tener claro que tal fue el año, te dará más claridad acerca de lo que has aprendido y lo que quieres para este gran año que nos espera.

No deberíamos dejar que nuestros años pasen en vano. Llevar un seguimiento a los largo del año, nos permitirá dirigir nuestras acciones con plena consciencia y estar libre de arrepentimientos en el futuro. 🙂

¡Un abrazo!

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *