Descarga Gratis mi ebook “Encuentra tu Rumbo” y descubre las 5 razones por las que no sabes qué hacer ni qué camino tomar en esta etapa de tu vida.

|

Dile adiós a la INFOxicación y regresa a lo esencial

Compartir en:

Dile adiós a la infoxicación

¿No puedes dejar de revisar tu Smartphone? ¿Solo estas el pendiente de nuevas notificaciones de Facebook, WhatsApp, Instagram, Twitter etc.? Podrías estar sufriendo de infoxicación y una fuerte co-dependencia a redes sociales.

Mucha información, menos tiempo disponible

Todo tipo de información está al alcance de la palma de tu mano, eso es genial, verdad. Sin embargo esto también puede ser un arma que actúa en tu contra si no sabes manejar adecuadamente estas fuentes de información y conocimiento.

La facilidad con la que podemos acceder a la información hoy en día está haciendo que estemos cerca de una sobrecarga informativa.

Ya no hay tiempo libre en nuestra vida. Pasamos mucho tiempo pegados a nuestro teléfono celular viendo lo que hacen de su vida, amigos, familia, compañeros y conocidos.

Desafortunadamente lo que publican muchas personas no es precisamente lo que hacen de su vida, sino solo lo que hacen en un momento de su vida.

Una realidad incompleta

Las publicaciones que colocamos en redes sociales solo muestran nuestra vida a medias. Publicamos lo que generalmente queremos que los demás vean.

Estas publicaciones son perfectamente seleccionadas y tratan de mostrar la parte bella de la vida de una persona. Tal vez un viaje a otro país con un lindo paisaje, la sorpresa que le dejo su novio a tu compañera de trabajo por su cumpleaños, el agua de coco a la orilla de la playa que disfruta tu amigo del colegio de hace 15 años, una foto enseñando un poco los atributos físicos para obtener likes y alimentar un poco su ego humano y autoestima…. Y muchos tipos de realidades incompletas más.

Maurino, ¿Hay algo de malo en esto?

No, por supuesto que no. Afortunadamente internet es un espacio de libertad de expresión para todas las personas con una conexión a la red.

El único problema es:

  • Las personas que comparten, a veces se olvidan de vivir el momento y se concentran en publicarlo en vez de disfrutarlo.
  • Muchas personas sufren de una adicción al feed (las últimas noticias en tu red social). Llegando a un punto donde su cerebro no puede dejar recibir esta información.

Debemos decir adiós a esta adicción compulsiva-obsesiva que nos impulsa a saber lo que nuestro teléfono tiene que decirnos a cada momento y dedicarnos un poco más a nosotros mismos.

Más información evergreen en tu red social

Mucha de la información que encontramos en redes sociales pertenece solo al momento actual y no tiene utilidad. Lo más probable es que mucha de esta información no te sirva para el futuro. No es conocimiento que puedas utilizar para crear algo, convertirte en mejor persona, lograr ese asenso de puesto que necesitas, aprender a ser más productivo, aprender a relacionarte con tú pareja e hijos o aprender a respirar para correr tus primeros 3 km.

La mayoría no es información evergreen, no la puedes utilizar en el futuro. Solo sirve para hacer un poco de chisme (conversaciones sin ningún fin, hechas solo para tener algo que platicar con otras personas y pasar el rato).

Sé muy bien que a veces todos queremos sentir esa sensación de saber lo que ocurre afuera en nuestro entorno. Queremos tener una sensación de pertenencia que nos permita tener algo en común para platicar con las personas. Pero actuar solo de esta forma te convierte en un reactor.

Si, un reactor. Reaccionas a tu entorno, no tomas iniciativa y te dejas llevar por lo que ocurre en el momento. Entras en un círculo vicioso de consumo-reacción que nunca termina.

Redes sociales que te empoderan

Debemos aprender a utilizar las fuentes de información para nuestro beneficio y utilizar de forma eficiente las redes sociales. No solo para el ocio y para gastar el tiempo. Llegaron muy rápido al mundo y nadie nos preparó para el cambio.

¿Cómo podemos hacer esto?

Desactiva o deja de seguir a aquellas fuentes de información (personas, grupos, noticias) que no te aportan nada y mantienen tu vida estancada.

En vez de eso, busca páginas, grupos y amigos con quienes tengas intereses comunes, sean afines a ti y que estén alineadas con tus objetivos personales.

Utiliza tus redes sociales como fuente de conocimiento para mejorarte a ti misma(o) y mejorar tu calidad de vida. Usar una red social así, es una gran inversión.

Las redes sociales no lo saben todo

Las redes sociales tienen algoritmos que configuran automáticamente tus noticias que aparecen en tu feed. Esta configuración la realizan acorde con tu comportamiento y el comportamiento de tus amigos y páginas de interés. No recibes todas las publicaciones, solo recibes aquellas que la red social considera importantes para ti y para sus intereses.

No necesitas eliminar amigos de Facebook si no lo deseas, simplemente configura tu red social para recibir solo las notificaciones que realmente te importan y te benefician.

Cuando veas en tus últimas noticias algo que no te importa o no le aporta nada bueno a tu vida, simplemente dirígete al perfil/pagina/grupo específico y en la pestaña “siguiendo” selecciona “dejar de seguir”. De esta forma no tendrás que eliminar a nadie si no lo deseas, simplemente no te aparecerán sus notificación a menos que tu hagas una búsqueda manualmente.

De la misma forma si tienes algún amigo/pagina/grupo del cual últimamente no sabes nada. Realiza una búsqueda manual y verifica que esta activada la pestaña “siguiendo”.

Ahora ya lo sabes, cuando publicas algo, realmente no lo ven todos tus amigos (tal vez solo un 30%). Solo lo ven aquellos que han mostrado interés en ti últimamente. A veces aparecen publicaciones al azar. De esta forma FB sabe si tus intereses cambian con el tiempo.

Personas bloqueadas: cero

Para eliminar personas de tu vida tienes que eliminarlas de tu mente, solamente eso. No te tomes tiempo en bloquear a alguien, porque con ello solo le darás más importancia a esa(s) persona(s) de la que merecen.

Piénsalo, por qué tomarte el tiempo de colocar en “Personas bloqueadas” o “Números bloqueados” el nombre/numero de una persona que ya no tiene cabida en tu vida. Considera que a través del tiempo ese nombre se mantendrá ahí y en algún momento volverás a verlo cuando ingreses de nuevo a esa configuración.

La mejor forma de alejar a alguien de tu vida es dejar de darle importancia y seguir avanzando. La vida puede ser muy corta.

Olvídate de documentar tu vida por un momento

Cuando estés con tus amigos, familia, pareja o hijos, disfruta de su compañía y enfócate en el momento actual. Olvida por un momento sacar la selfie grupal para que todos tus seguidores la vean.

Lo que tú experimentas y percibes es tu realidad. Si dedicas demasiado esfuerzo a hacer que las personas vean que la estás pasando excelente, te olvidaras de pasarla realmente bien.

No importa lo que la gente sepa o crea, lo que importa es lo que es.

Céntrate en recibir experiencias maravillas y olvídate de demostrarle a las personas que tienes experiencias maravillosas. A nadie le importa tu vida más que a ti misma(o).

Sé más selecto con lo que ingiere tu cerebro

Selecciona adecuadamente el tipo de historias que encuentras en tu feed de Facebook, las personas que sigues en twitter, WhatsApp, Instagram y cualquier otra red social.

Descarga podcast útiles en itunes, ivoox, o cualquier otra app de su índole.

Suscríbete a un canal de YouTube para aprender algún idioma, a meditar, o a hacer tu primera rutina de entrenamiento para ponerte en forma.

Compra un buen libro digital en Amazon o descarga algún libro con licencia de domino público. No hay excusas

Deja entrar a tu mente (y por lo tanto a tu mundo), lo bueno, lo necesario, lo esencial y lo verdaderamente importante.

El ruido afecta tu tranquilidad, enfoque y productividad

Te propongo que te alejes del ruido digital de forma periódica y hagas una limpieza de fuentes de información contantemente, esto te ayudara a:

  • Aclarar tu mente.
  • Hacer nuevos planes.
  • Ser consiente de tu situación.
  • Tomar mejores decisiones.
  • Ver donde te encuentras y hacia dónde vas.
  • Tener un mejor enfoque y ser más productivo(a)
  • Disfrutaras de más tranquilidad y serenidad.
  • Podrás centrarte en lo verdaderamente importante.

Revisar redes sociales y teléfono mientras estas trabajando solo causa en ti una dispersión mental muy grande.

Tratar de concentrarte en tus actividades importantes y a la vez, enviar a tu mente información inútil, hará que tardes en realizar tus tareas mucho más tiempo. Además serás más susceptible a sufrir de ansiedad y estrés.

Aleja tu mente de toda esa “información de relleno” y establece horarios para revisar tus redes sociales diariamente. Con esto, aumentaras mucho tu productividad y podrás concretar tus tareas pendientes.

Al liberarte del ruido digital periódicamente, podrás disfrutar de paz interior. Podrás relajarte y tener conversaciones más profundas contigo misma(o).

Regresa a lo esencial de forma periódica

Todos deberíamos tomarnos un respiro al aire libre por lo menos cada semana. Liberarnos de las noticas, problemas, pendientes y obligaciones y tener un momento de introspección y serenidad.

Es por eso que te propongo que este fin de semana regreses a lo esencial.

Realiza un détox digital. Separa 1 hora de la semana en tu agenda y desactiva notificaciones.

Abstente de visitar tus redes sociales mientras sales a caminar.

Puedes ir solo o con tú pareja, familia o amigos, como te sientas más cómoda(o). Proporcionales tiempo de calidad y disfruta el momento, no lo documentes todo.

Aléjate del ruido de tu entorno y tomate un tiempo para tener una conversación contigo misma(o). Piensa en tu situación, en tu estilo de vida actual, si estás haciendo aquello que te acerca a tus objetivos o si simplemente estas disfrutando de tu viaje por la vida.

Este tipo de actividades las puedes establecer tú mismo(a) y definir los periodos de tiempo en que te desinfoxicarás. Puedes ser cada semana, cada mes, cada trimestre. Tú decides.

###


Ahora cuéntame:

¿Crees que la infoxicación existe? ¿Te ha sucedido?

¿Agregarías algo para mejorar o complementar este post?

Nos escribimos abajo en los comentarios. 🙂

Compartir en:

Publicaciones Similares

Un comentario

  1. Hola Maurino

    Cuánta verdad hay en tu artículo, sabes debo confesarte que era una adicta a redes sociales, hace 3 años decidí desconectarme totalmente de FB y Twitter porque estaba utilizando de forma incorrecta esto que hoy veo que pueden ser herramientas importantes para seguir cultivandote. Al día de hoy aún no regresó a ellas porque aún no me siento capaz de usarlas correctamente y la verdad es que el tiempo libre que tengo es muy poco como para perderlo recibiendo notificaciones como: “aquí casual tomando unas cervezas”; fotos de comida… etc,, con todo respeto para quien lo hace 😊

    Sabes desconectarme de las redes me ayudó a valorar a personas que no necesitaron de un recordatorio de FB para felicitarme por mi cumpleaños, a recibir llamadas para saber como estoy, o como está mi hija, etc, esas cosas no las ves hasta que lo vives y es grato.

    Nunca había visto desde la perspectiva que mencionas el bloquear a las personas, si también debo admitirlo yo lo hice muchas veces…

    Gracias por las recomendaciones 😉

    Saludos!,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *