Cambia tu Vida

Deja de intentar agradar a todo el mundo

No puedes agradar a los demás

¿Alguna vez has actuado de cierta forma, distinta a lo que eres en realidad solo para agradar a los demás?

¿No haces lo que te gustaría y no te atreves porque te importa mucho lo que otros piensen de ti?

¿Prefieres encajar en vez de destacar para ser aceptado por alguien o por un grupo de personas?

Si dijiste “sí”, entonces ya somos dos. 🙂 En varios momentos de mi vida he pasado por situaciones de este tipo. La más reciente fue cuando tuve que decidirme a cambiar de rumbo y emprender. En mi caso me daba pavor pensar en lo que diría mi familia, amigos y conocidos.

Creo que es muy común que sucedan situaciones de este tipo. Pero el problema en esto es que cuando actuamos solo para agradar o encajar, a veces afectamos seriamente nuestro futuro.

¡No permitas que te suceda!

Una experiencia personal

Si has leído un poco mi historia, sabrás que siempre trate ser un buen estudiante. Siempre queriendo obtener las mejores calificaciones. No muchos lo saben, pero la verdad es que esa no era mi esencia. Por dentro siempre fui alguien rebelde. Quise hacer muchas cosas pero me contuve y nunca me atreví.

Aprendí a caer en el agrado de mis padres y familia a través de los estudios… y ahora sé que ese fue un gran error.

Encontré en los estudios una forma de ser aceptado y admirado. Esto se volvió como una droga para mí. Comienzas a querer más y más de eso, siempre buscando la aprobación y admiración de otros.

Los estudios fueron el canal que utilice para llamar la atención. Hay personas que lo hacen mediante otros medios, como la violencia, el alcohol o las drogas. Yo lo hice a través de los estudios.

Tiempo después cuando comencé a dar clases. Me vi reflejado en muchos jóvenes que estaban en la misma situación que yo estuve. Muchos trataban de encajar, haciendo lo que se consideraba “correcto”.

Algunos asistían a clases sólo para satisfacer a sus padres lo cual generaba una apatía y desinterés total. Otros ni siquiera sabían por que estudiaban lo que estudiaban.

Me di cuenta que no era yo, en realidad se trataba una seria de problemas de nuestra sociedad. Mismos que se debían tratar a fondo y con mucha seriedad; desde aquel momento Vida Épica comenzaba a tomar forma.

Todo comienza muy temprano

Desde pequeños nuestros padres nos enseñan normas de conducta que nos permitan vivir dentro de su grupo social. Aprendemos a relacionarnos con las personas a nuestro alrededor, lo cual va muy bien, pero solo hasta cierto punto.

Muchos padres caen en el error (a mi parecer) de no solo enseñar a respetar y mostrar educación a los mayores, muchos van un paso más allá. Tratan de que sus hijos sean agradables a todos, olvidando por completo que el niño o niña también es una persona y esta formando su carácter y personalidad.

Se enfocan en que los adultos reciban un buen trato de parte del pequeño. Esto sin importar quien sea esa persona y si al pequeño realmente le agrada.

Seguramente ya habrás visto alguna vez esa escena donde todo el mundo centra su atención en él bebe y lo animan a hacer ciertas muecas. Cuando él bebe las hace, a todos les da ternura. Llegan las risas y los mimos al pequeño.

Pero… ¿Qué crees que él bebé este aprendiendo de ello? [Cuéntame en los comentarios]

El objetivo de los padres es bien intencionado, quieren que sus hijos sean aceptados en su entorno y se relacionen dentro de él. De esta forma se hablara bien de su educación y su comportamiento.

Pero ¿Hasta qué punto esto es beneficioso?

Creo que si el niño aprende que tiene que agradar a todo el mundo podría pasar el resto de sus días intentando encajar y agradar a todos con los que convive.

Y entonces te pregunto:

¿En qué momento el niño, cuando sea joven o adulto, en vez de tratar de encajar, comenzará a tomar su camino para encontrar personas que realmente estén en sintonía con su personalidad, gustos, intereses, sueños y deseos?

Tal vez no tienes hijos pero alguna vez fuiste pequeño(a). ¿Crees que se te hayan inculcado esos deseos de encajar y agradar y ahora son parte de ti?

Es parte de nuestra naturaleza

No solo nuestra crianza influye en nuestra necesidad de aceptación. También es algo que se encuentra en nuestra naturaleza. Somos seres sociales  que nos encanta pertenecer a un grupo.

Hace miles de años cuando vivíamos en tribu, si alguien del grupo no coincidía con la forma de vivir, era expulsado y sus posibilidades de sobrevivir se reducían al mínimo.

Fue entonces cuando aprendimos a convivir por necesidad.  Esto nos proporcionó una mayor oportunidad de supervivencia, ya que vivir en grupo nos hace fuertes.

Ahora sabes por qué tratar de encajar y ser aceptados se nos da de maravilla.

El mundo ha cambiado

Hoy en día, si un grupo de personas te excluyen de su círculo social, es difícil que te coma un depredador por quedarte solo.

Por ejemplo: si te despiden de tu empleo (te exilian de esa tribu) tienes la oportunidad de encontrar un nuevo grupo de personas, es decir un nuevo empleo.

Nuestra supervivencia individual comienza ser menos preocupante viviendo en el mundo civilizado actual. Esto debido al desarrollo y al exponencial crecimiento de la población mundial.

En la sociedad que estamos formando ahora, puedes encontrar una actividad laboral, hacerla bien y podrás sobrevivir sin mayor problema. El alimento poco a poco pasa a ser algo que nos preocupa menos. Y comenzamos a preocuparnos por cosas que hace tan solo 200 años no hubiéramos imaginado.

Nota: En el párrafo anterior observa que digo “poco a poco” porque soy consciente de que hay muchos lugares en el planeta donde hay personas que lamentablemente si tienen que preocuparse por el alimento diario. Muchos son lugares nada desarrollados y los recursos naturales son escasos para la vida humana.

Una variedad de perspectivas

Dicen que cada persona es un mundo y es verdad. Todos vemos el mundo desde una perspectiva distinta. Todos tenemos diferente educación, valores, creencias y costumbres. Lo que es normal para unos puede ser distinto para otros.

Entre esa enorme gama de formas de ver el mundo, ¿cómo podemos pensar que podemos agradar a todos?

Si, así es, es imposible.

Si tratas de agradar a unos, caerás en el desagrado de otros. A otros tantos le serás indiferente y muchos otros desconocerán tu existencia (aunque tengas 1 millón de seguidores en Instagram o 500 mil amigos en Facebook).

Para encajar tienes que dar

Es muy importante que sepas que siempre que quieras encajar en un grupo, vas a tener que dar o dejar algo a cambio para formar parte.

Ya sea que debas acatar las normas, privarte de una parte de tu libertad, hacer cosas en contra de tus valores, dar tiempo, dar dinero, tener ciertos comportamientos etc. En todos los casos, siempre vas a tener que promocionar algo a cambio.

Por eso que es importante que conozcas realmente donde necesitas encajar y a quienes debes agradar.

Si lo que das a cambio va en contra de lo que eres o de lo que realmente quieres hacer, entonces vas a truncar tu futuro y experimentarás situaciones alejadas totalmente del camino que realmente quieres para ti.

Recuerda, solo tienes un instante para cada etapa de tu vida, única e irrepetible. Procura estar en el grupo adecuado en el momento adecuado, ya que algunas oportunidades no regresan jamás.

¿Cómo complacer y realmente agradar a los demás?

Ahora conoces las razones por la cuales no podrás agradar a todo el mundo y será mejor que no lo intentes. Solo debes agradar a personas y grupos selectos.

Bien Maurino, pero ¿Quiénes son esas personas?

Solo debes concentrarte en el grupo que si puedes agradar.  Y para saber quienes son debes partir de lo que eres y hacia dónde te diriges.  Debes tener cuenta aquello en lo que te quieres convertir y lo que te gustaría hacer de tu vida. Debes olvidarte de todo lo demás y comenzar desde ahí.

Cuando te conozcas bien y sepas lo que quieres, conocerás lo que tienes para ofrecer. Todo a partir de tu interior y de tus deseos, no al revés.

Lo que te voy a decir tal vez no te lo esperes: Debes agradar solo a aquellos que quieren comprarte.

La clave está en las ventas

No, no es un error. Las ventas es la vida misma  y no solo hablo de dinero 🙂

Para vender un producto o servicio debes centrarte en ofrecerlo a aquellas personas que lo necesitan. No tienes caso que lo ofrezcas a cualquiera. ¿Estás de acuerdo?

Lo mismo pasa cuando quieres agradar o formar parte de un grupo. Debes partir de ti; de lo que eres. De esta forma puedes saber qué es lo que tienes para ofrecer y a quienes puedes y debes agradar.

Desafortunadamente muchas personas lo hacen al revés. En vez de partir de lo que tienen para ofrecer y encontrar a la gente correcta, comienzan ofreciendo a cualquier persona o grupo. Como lo que ofrecen no es aceptado, transforman el producto o servicio.

Lo malo en esto es que el producto es la propia persona, y obliga a quien lo hace a comportarse de cierta forma o hacer algo solo para agradar a un grupo de personas con las que no encaja realmente.

¿Ahora te das cuenta a qué me refiero? Por eso te digo que las ventas es la vida misma.

Un ejemplo de esto es cuando un adolescente comienza a fumar para aparentar y tratar de encajar en un grupo en el que quiere ser aceptado.

Si el joven se enfocase primero en lo que tiene para ofrecer como persona, posiblemente no tendría la necesidad de encajar en ese grupo. Él entraría perfectamente en un círculo de personas muy diferente, por no decir uno mejor.

Define tu público y vende

Las personas que te debes ganar deben de ser las que te ayuden a convertirte en la persona que quieres ser. Estas estarán más acorde con tus gustos y forma de pensar. No necesitas a nadie más.

Ese grupo de personas es lo que en ventas y blogging se conoce como target o público objetivo.

Dicho en otras palabras: satisface una demanda o necesidad de la gente y automáticamente ganarás.

Lo que ganas puedes ser muy variado. Todo depende de lo que sea aquello que estás vendiendo. Puedes ganar amistad, respeto, dinero, amor, seguidores, tranquilidad y emociones de todo tipo.

Como puedes ver hay muchos tipos de venta, es por eso que debemos conocer bien a quien queremos vender en todas las facetas de la vida, partiendo de nosotros mismos y no al revés.

Si haces esto encajaras automáticamente en los círculos más adecuados para ti y te acercaras al estilo de vida que deseas.

Deja de estar dispersa y comienza a agradar solo a las personas adecuadas.

¿Quiénes son los demás?

Cuando digo que debes dejar de agradar a los demás ¿Quiénes son “los demás”?

Creo que ahora ya tienes una idea.

“Los demás” son aquellas personas con las que no deberías congeniar. Aquellos que no quieren o no necesitan lo que tienes para ofrecer, ellos son “los demás”.

Como ves, “los demás” no son todas las personas, sino solo aquellos que NO forman parte de tu público objetivo. Por lo tanto debes procurar entrar solo en el círculo de ese público y dejar de intentar agradar a “los demás”.

Considera que “los demás” serán la mayoría de personas y tu público objetivo será muy selecto y acotado. Entonces es normal que llegue a ser un grupo pequeño.

Aprende a decir “no”

Hasta ahora solo hemos hablado de la situación en donde nosotros somos los que queremos ser aceptados. Sin embargo somos susceptibles a ser afectados por lo que sucede a nuestro alrededor.

Un ejemplo de esto sucede cuando tenemos unos planes definidos y una persona llega a hacernos una propuesta o petición que pone en peligro nuestros planes.

¿Sabes decir “NO”?

No tienes que decir “Sí” solo para agradar a las personas.

Creo que todos alguna vez hemos estado en esa situación incómoda donde nos vemos obligados a actuar por compromiso y no de corazón. Por eso es tan importante saber decir “no” cuando lo que nos proponen va en contra de nuestros deseos y objetivos.

No tiene caso hacer algo por compromiso o solo para caer en el agrado de alguien. La energía que proyectamos cuando aceptamos algo así es muy baja, y lo más probable es que actuemos sin ganas y mediocremente. ¿Crees que tiene sentido aceptar una petición de esta manera? Para mí no lo tiene.

Recuerda: Si no vas con todo mejor no vayas.

Creo que es mejor hacer las cosas cuando nacen desde tu interior y esto se nota desde el primer instante. Proyectas mayor energía, motivación y entusiasmo. De otra forma perderíamos nuestro tiempo haciendo las cosas sin ganas y a medias.

Debemos centrar nuestra energía en aquello que se encuentra dentro nuestros planes previamente definidos. De esta forma, cuando se presente una perturbación externa (una petición, oportunidad o propuesta), tomaremos una decisión en base a nuestros valores y prioridades y Sabremos muy bien cuando decir no.

El autoconocimiento nos permite saber qué es lo que realmente valoramos y lo es prioritario para nosotros.

No tengas miedo a destacar

Ser diferente NO es malo. Cuando alguien destaca es porque posee ciertas características que son imposibles de ignorar. Si destacas de forma positiva en la mente de alguien, podrás convertirte en alguien admirable.

No tengas miedo a ser diferente. Si solo tratas de encajar y agradar a todos, nunca brillaras. Será muy fácil para ti pasar desapercibido(a) y estarás en una posición donde tu opinión no tendrá mucho valor ni alcance.

Sé auténtico

Si quieres realmente crecer y alcanzar una vida plena vas a tener que dejar en descontento a muchas personas, incluidos familiares y amigos.

Recuerda que serán más aquellos que NO estarán a tu favor que los que sí lo estarán.

Comienza a mostrar tu brillo y a desagradar a quien debas desagradar. Sé auténtica(o) y no temas mostrar tu punto de vista.

Participa en el mundo de forma activa. Crea cosas, comienza a entablar buenas amistades, muestra quien eres y aporta algo de ti a donde quiera que vayas.

◊♦◊

Ahora es tu turno

Cuéntanos:

¿Alguna vez has intentado encajar o agradar a los demás, actuando en contra de ti mismo(a) y de tus valores?

¿Alguna vez has dicho “Sí” cuando realmente querías decir “No”?

Nos leemos en los comentarios y si te ha gustado te invito a que me regales un like y lo compartas. Si lo haces me ayudas a seguir generando más contenido y te estaré muy agradecido 🙂

Publicaciones Similares

4 comentarios

  1. Linda Noche Mau. Es prospera tu entrega.

    Creer y suponer…Son sinónimos.

    La realidad es diferente que la verdad.

    La Razón…. Todos la tienen, mientras, persigan una idea y puedas opinar. Aunque no estén en lo correcto.

    Deseo con mi Ser……Que este comentario Apoye a qué sigas, entregandote a la humanidad. Cómo hasta hoy.

    Un Abrazo

  2. Hola Maurino

    Sabes tu post me viene muy bien, ya que estaba pensando tonterías que vienen al caso por lo que comentas, justo hace un rato me enteré que una “amiga” hará una fiesta de cumpleaños a la cual no fui invitada, me quedé pensando en por qué no me invito y la verdad es que no lo se y ahorita que te estaba leyendo justo me hiciste reflexionar y me pregunté en verdad quieres estar ahí? es en verdad tu super amiga? por que tendría que invitarme si no le nace? tu dices que hay que tratar de estar bien con las personas que merecen la pena y tienes toda la razón, estoy en un proceso de reinvención personal y profesional (me está costando mucho) y sabes poco a poco las personas que ya no encajan conmigo se están yendo solas y me estoy quedando con las que quieren estar y eso me da mucho gusto, justo ayer vi a una amiga que hice en mi anterior trabajo y cada vez que la veo y habló con ella corroboró que la quiero a mi lado siempre, es una persona valiosa.

    Justo hoy también estaba leyendo sobre el Efecto Pigmalion que en pocas palabras es el efecto que causan los comentarios o percepción que tiene alguna persona sobre ti, por eso algunas dicen que es la profecía autocumplida, ya que si te dicen que eres tímido y que nunca podrías hablar en público y tu te lo crees y jasmas lo intentas por eso la importancia de elegir a las personas correctas que formen tu círculo y que sólo te ayuden a mejorar, que te digan siempre la verdad respecto a ti pero de una forma constructiva y que te ayude a ser mejor persona ☺

    Respondiendo a tus preguntas claro que he querido encajar en ciertos grupos muchas veces poco positivos y también muchas veces he dicho si cuando en realidad he querido decir no, a penas ahora estoy aprendiendo a decir no y deberías ver lo bien que se siente.

    Gracias por el espacio.

    Saludos!

    1. Hola María.
      Sabes hasta el día de hoy respondo tu comentario porque antes quise escribir dos post que te podían ayudar.
      Uno trata sobre la suposiciones y otro sobre la importancia de no esperar nada de nadie.
      Ambos están relacionados. Cuando tengas un momento puede leerlos:

      * Artículo 1: “Dile adiós a las suposiciones y aprende a comunicarte
      * Artículo 2: “No esperes nada de nadie, solo da y sigue avanzando

      Por cierto no tienes que agradecer, también para eso es este espacio, para expresarnos 🙂
      Un Abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *