Como llegué a crear vida épica

Una voz dentro de ti que puede cambiar tu destino

¿Alguna vez has escuchado esa vocecita dentro de ti que te dice que tienes que hacer algo, pero por alguna razón no lo haces? Sabes que si aciertas puedes salir muy beneficiado, pero por alguna razón te auto saboteas pensando en todas las cosas que podrían salir mal. Entonces te paralizas por el miedo y dejas de pensar en ello. Sin embargo la idea no se va por completo y con el pasar de las semanas, meses o incluso años, te la pasas pensando acerca de eso que quieres hacer, pero siempre encuentras razones para no comenzar a moverte.

Eso me pasó a mí cuando concluí mis estudios de nivel licenciatura. Tenía el deseo de emprender y montar mi propio negocio. Tenía algunas ideas que quería poner en marcha pero no me atreví. Ni siquiera lo intente.

Tenía miedo y se me hacía algo inalcanzable. La más tonto de todo es que jamás me puse a investigar si realmente mis ideas eran viables y si era posible hacer realidad mi visión.

En vez de eso, tome una oportunidad en la universidad de estudiar como becario una maestría de tiempo completo. En ese momento estaba motivado y era el único camino que conocía.

Estudie, me gradué, y obtuve mi título.

Al terminar, tenía de nuevo la oportunidad de continuar estudiando, haciendo un doctorado. Sin embargo esta vez decidí salir a probar el mundo laboral.

Trabaje por tres años en dos empresas y para serte honesto no fueron los mejores días de mi vida. Me di cuenta que ese no era mi camino.

Es verdad, conocí personas, y tuve muchas nuevas experiencias que me hicieron crecer y ampliar mi criterio, pero no me sentía feliz, ni realizado.

Al inicio entras con la mejor actitud posible. Con ganas de aprender, conocer, aportar y crecer. Pero con el tiempo ese entusiasmo se pierde.

¿Porque ocurre esto? Te lo diré ahora mismo: Se pierden la motivación cuando no tienes un estimulante poderoso para actuar y esforzarte de forma constante a través del tiempo.

Ahora lo entiendo…

Pase, de querer laborar en la industria para experimentar ese mundo, a trabajar por dinero. Perdí el enfoque inicial y no pude mantener el entusiasmo al trabajar porque mis razones ya no eran las adecuadas.

El dinero por supuesto que es útil para la vida actual, pero no lo valoro tanto como mi tiempo. Tu tiempo, es tu vida y se compone de pequeños instantes. Si vas a usar gran parte de tu tiempo de vida en ganar de dinero, entonces que sea algo que realmente te guste, te haga sentir satisfecho y sobre todo que le dé un sentido a tu existencia. 

En mi caso, no quería vivir mi vida de esa forma. Habrá quien si lo quiera y por supuesto que lo respecto, no tiene nada de malo. Todo es cuestión de elegir el camino que quieres y que consideras mejor para tu vida. Al fin de cuentas solo tienes una.

Deje mi trabajo y decidí regresar a la universidad a continuar mis estudios de posgrado. En su momento pensé que esa era mi camino, pero la verdad es que me equivoque. Ya no fui el mismo, algo en mi cambio.

Mis deseos de estudiar ya no eran iguales. Debo reconocerlo; me había cansado de estudiar y de ser el alumno con buenas notas. Tome malas decisiones como no elegir bien mi tema de investigación ni a mi asesor y no solo eso, también me estaba convirtiendo es un estudiante mediocre.

La verdad es que no sabía hacia donde me dirigía y ese fue el problema que necesitaba solucionar.

Afortunadamente para mí, esa vocecita que me animaba a emprender nunca me dejo tranquilo. Y decidí comenzar y tomar acción.

Como llegué a crear Vida Épica

Utilice gran parte de mi tiempo libre en investigar sobre estrategias de emprendimiento, marketing, modelos de negocios etc. Para saber cuál era la mejor forma de emprender para mí. Además, necesitaba hacerlo en un proyecto que de verdad me motivara y me gustará. No quería abandonarlo a los pocos meses. Es por eso que debía ser algo, que con tan solo pensar en la idea, me diera esa chispa de energía para trabajar aun cuando las cosas se pusiesen difíciles.

En esa búsqueda fue cuando descubrí el mundo del bloggig, pero no el típico blog personal donde te dedicas a contar tu vida, sino uno de utilidad, que aporta valor agregado, ayuda y soluciona problemas específicos.

Me entere que muchas personas en el mundo, a través de una buena estrategia de marketing, habían logrado montar un negocio unipersonal. Conocí sus ventajas inherentes y supe que ese era el camino que había estado buscando. El emprendimiento online es algo que necesitaba experimentar.

Justo cuando comenzaba a surgir en mí la idea de crear un blog, me entere de que me convertiría en padre… Si tendría un bebe :). Con esta noticia supe que debía actuar ahora. Era mi momento. No quería perderme en un trabajo que consumirá gran parte de mi tiempo y de pronto darme cuenta que mi hija había crecido y mis mejores años habían  paso. Esta vida solo es una y cada día debía hacerlo diferente. Crear mi vida a mi manera.

Comencé a investigar sobre el blogs y a enfocarme en mi nuevo proyecto. Esta vez uno enteramente mío.

Deje la universidad, sabía perfectamente que no tenía caso seguir ese camino que no estaba sacando lo mejor de mí y no me llenaba por completo.

Porque decidí emprender y crear Vida Épica

Emprender con un blog se adaptaba a mis necesidades y a lo que quiero para mi futuro:

  • Me permitiría ayudar a otras personas.
  • Tendría la posibilidad de disfrutar de un horario de trabajo flexible.
  • Nunca dejaría de aprender.
  • Mi trabajo jamás se haría monótono.
  • Cada palabra escrita quedaría plasmada para el futuro.
  • Podría llegar tan lejos como me lo propusiera (dependía en gran medida de mí y no de terceros).
  • Mis ideas podrían llegar más lejos y a más personas
  • Tendría la posibilidad de trabajar de forma des-localizada.
  • Conocería personas que compartirán mis ideas.
  • Conocería a otros bloggers (la mayoría de ello son excelentes personas).
  • Podría recibir propuestas laborales y oportunidades para colaborar en nuevos proyectos

Lo que aprendí con el cambio de rumbo que tomo mi vida

bien lo puede resumir en tres lección esenciales.

Lección 1: Proyecta tu mejor visión de futuro

Debes hacer algo que te guste y sobre todo, tu visión a futuro debe ser algo que deseas con todo tu ser. Es el mejor motivante que puedes encontrar.

No puedes mantener las ganas y el entusiasmo en trabajar en algo que no sabes a donde te lleva (no tener visión de futuro). Es por eso que debes tener unos objetivos bien definidos.

Por supuesto que no me arrepiento del camino que tome porque tuve lecciones valiosas.

Una de las cosas que más agradezco es haber tenido la oportunidad de dar clases por primera vez, porque descubrí que es algo que disfruto muchísimo.

Lección 2: Elegimos nuestro destino en todo momento

No tomó un nuevo rumbo mi vida… yo le di un nuevo rumbo. La diferencia es enorme.

Todas y cada uno de las decisiones que tomas en tu día a día están forjando tu futuro.

Si crees que no has tomado las mejores decisiones hasta ahora, no te preocupes. Tienes el poder de reivindicarte y tomar nuevas decisiones en este momento. Aquellas que te acerquen a tus sueños y a nuevos y grandes objetivos.

Lección 3. Todo lo que vives y viviste, cuenta.

Muchas personas me han cuestionado. Creen que me equivoco por que tome un camino distinto al esperado. Muchas veces me preguntan: ¿..y entonces para que tanto estudio?. La verdad no doy demasiadas explicaciones. Muchas veces las personas no entienden, por muchos argumentos y explicaciones que tengas.

La verdad es que estudiar por supuesto que sirve y no está relacionado directamente con dinero. En el ámbito personal, por ejemplo, me dio un criterio y una perspectiva más amplia. De no haber estudiado, por ejemplo, jamás habría decidió emprender con el deseo con el que lo hago ahora. Con esa claridad que tengo para dirigirme a mis objetivos actuales.

En el aspecto técnico, ni se diga. Conozco diferentes lenguajes de programación, metodología de investigación, procesos de automatización y conozco varias herramientas que me están ayudando y me ayudaran en mi proceso de reinvención a través de mi blog.

Lo que quiero transmitirte es, que el camino que tomaste en el pasado no tiene por qué condenar de ninguna forma tu futuro. Siempre tendrás habilidades, conocimientos y lecciones que habrás aprendido con tus años de experiencia de los cuales podrás apalancarte y utilizarlas en tu beneficio.

Un nuevo camino requiere un tú mejorado

Debo decirte que desde aquel momento que decidí comenzar mi blog, el camino no ha sido fácil. Como viste en el ebook (si ya lo has leído), tuve que cambiar mi mentalidad y aprender muchas cosas. Sin embargo en este punto me gustaría hacer énfasis en los problemas que más me han costado superar y considero los más importantes para ti ahora que comienzas:

1. Dedicar tiempo a tu proyecto y gestionarlo adecuadamente

Te lo dije, y lo reafirmo. Debes de estar dispuesta(o) a dejar actividades que talvez disfrutes pero que no te aportaran nada y dedicar ese tiempo a tu proyecto.

Además debes de gestionarlo adecuadamente. De nada sirve que te pongas a trabajar sin parar, si tus actividades no son de alto impacto.

Prioriza, colocando las actividades de mayor impacto en tus resultados al inicio de la lista y coloca 1 o máximo 2 tareas importantes por día. No hagas otras hasta que cumplas con ellas. De esta forma progresivamente comenzaras a ver resultados.

2. Definir claramente hacia donde te diriges.

Recuerda, si tu idea es crear un blog porque escuchaste por ahí que puedes generar alto ingresos y disfrutar de tener una semana laboral de 4 horas. Creo que deberías volver a planteártelo.

La realidad es que comenzar y mantenerte trabajando en el tiempo en un blog es realmente difícil y si no tienes el motivante adecuado puede ser muy fácil que tires la toalla en los primeros meses.

Debes de tener en cuenta que un blog es un proyecto a largo plazo y es un estilo de vida que no tiene nada que ver con no trabajar. Por eso unos párrafos atrás, te mencione las características que yo encuentro atractivas en base al estilo de vida que deseo, pero en ningún momento mencione que podría dejar de trabajar o trabajar poco y tener una vida totalmente de consumo.

Es verdad, a diferencia de un trabajo/negocio convencional, un blog te permite escalar ventas, hacerte más visible y generar autoridad. Pero eso es no es fácil. Para llegar a ese punto debes tener en mente que deberás ser perseverante y trabar incluso a veces más de lo normal.

Dicho esto, quiero darte el siguiente consejo:

No definas tus objetivos en base a cosas externas. Olvídate de las posiciones y céntrate en lo que tú te quieres convertir. ¿Qué persona quieres ser en los próximos 5 años?, ¿A dónde quieres llegar?, ¿De qué forma quieres impactar al mundo, ¿Qué rol toma tu blog en todo esto?

Si le das respuesta a estas preguntas te garantizo que no habrá forma de detenerte y tendrás claridad acerca de ti y lo que quieres para tu vida.

En mi caso, Vida Épica la considero una extensión de mí mismo. Es un proyecto en que el que creo y tengo la certeza de que es posible lograr mis objetivos. Lo hago con el corazón y con ganas de aportar cosas positivas al mundo. Además he descubierto el blogging realmente fascinante. Esto no hubiese ocurrido si no me hubiera animado a probar y experimentar en este camino.

Lo mejor viene cuando defines bien que quieres hacer de tu vida y hacia donde te diriges. En mi caso yo sé que quiero utilizar mis días ayudando a otras personas. Hacer algo que me proporcione satisfacción personal, me permita expresarme y transmitir mis ideas.

Solo recuerda, si no vas con todo, mejor no vayas. Es muy fácil embarcarte en cualquier viaje sin saber lo que te espera, pero si no vas con la mentalidad adecuada es muy probable que abandones fácilmente.

Como dice Rocky: “Debes estar dispuesto a que te den golpes y seguir avanzando…así es como se gana”.

Un comentario para finalizar

Así fue como Vida Épica llegó a ser posible. Si quieres saber un poco más sobre mí, puedes visitar mi página, en ella cuento un poco más sobre mi historia.

Espero te haya gustado esta pequeña carta. He compartido contigo algunas de las enseñanzas que he tenido y como llegue a crear este proyecto.

Decidí contarte esto, porque ahora que vas a comenzar tu camino, creo que un poco de lo que he vivido te vendría bien.

Si después de leer esto hay algo que te gustaría compartir conmigo, no dudes en escribirme. Me encantara saber de ti y conocer tu historia. 🙂

Maurino->

Escríbeme: behappy@vidaepica.net