Recibe Gratis mi ebook “Encuentra tu Rumbo – 5 razones por las que te sientes perdido, sin saber qué hacer ni qué camino tomar en esta etapa de tu vida”.

Fragmentado; una película que puede cambiarte si la miras con el enfoque adecuado

Compartir en:

Fragmentado Split trastorno de identidad disociativa o identidad múltiple

Hoy quiero comenzar recomendándote una película. Se llama “Split”, o “Fragmentado” por su título en español. Es una película de suspenso y terror psicológico, protagonizada por James McAvoy y dirigida por M. Night Shyamalan.

Tal vez ya la viste, pero estoy seguro que no desde esta perspectiva.

La historia se centra en un hombre que padece de múltiples personalidades. Secuestra y encarcela a tres adolescentes en una instalación subterránea aislada, y así se desenvuelve toda la trama…

Sé que te puedes estar preguntado en este momento: Maurino ¿qué tiene que ver esta película con nosotros?

Aunque no lo creas, más de lo que parece. De hecho hay algo especial en esta película de la cual podemos aprender y con el enfoque adecuado puede ayudarnos a cambiar nuestra vida.

¿Qué podemos aprender de “fragmentado” y el trastorno de identidad disociativa?

El tema de la película se centra es el desorden mental que padece el protagonista. Es una enfermedad llamada trastorno de identidad disociativa (o “DID” por sus siglas en ingles). Es un desorden mental real que padecen muchas personas en el mundo.

Aquellos que la tienen son capaces de cambiar de personalidad de un momento a otro. Es decir, creen que son y se comportan de acuerdo a cada una de las personalidades que adoptan.

A simple vista esto te puede parecer intrascendente. Después de todo es una enfermedad mental más. Sin embargo, te invito a mirar más allá de la superficie…

Esto no tiene nada que ver con la actuación. No hablamos de fingir ser alguien más. Hablamos de que aquella persona que padece esta enfermedad, es capaz de convertirse literalmente en otra persona, a tal grado de que está completamente convencida de que es quien dice ser.

Es como albergar dentro de ti a varias a personas sin que puedas controlarlo. Por ejemplo, primero crees, sientes y piensas como una señora viuda de 60 años con artritis, e instantes después ya eres y te comportas como un niño de 8 que perdió a sus padres.

Lo interesante de esta enfermedad (y adonde quiero llegar en este post) es que aquellos que la padecen, no solo cambian sus emociones, comportamientos y acciones, lo que los hace convertirse en otra persona. También lo hacen a nivel físico. Es decir, una persona que cambia de personalidad, es capaz de generar un cambio a un nivel tan profundo de su ser que cambia incluso la bioquímica de su cuerpo.

La capacidad de estas personas de convencerse a sí mismas que son alguien más, con ciertas características, rasgos, y personalidad. es tan grande, que los hace transformar su cuerpo literalmente ante los ojos de quién los observa.

Hay estudios que documentan acontecimientos tan notables como el cambio en el color de los ojos, o hasta enfermedades como la diabetes o la hipertensión, aparecen y desaparecen de un momento a otro dependiendo de la creencia que la persona tenga respecto a quién es, o qué personalidad este manifestando en ese momento.

¿De los párrafos anteriores notaste las frases subrayadas? Hablamos de que puedes convencerte a ti mismo de ser quien quieres ser. Y arraigar la creencia en lo más profundo de tu ser de que así es sin tener la menor duda, esto te hace cambiar incluso tus características físicas.

Para tu mente y cuerpo lo que importa es lo que crees

¿Te puedes dar cuenta del poder tan inmenso que pueden llegar a ejercer nuestras creencias en nuestra vida?

Esto para mi es realmente fascinante. No estamos hablando de algo mágico e inexplicable proveniente de una película de ficción. Estamos hablando del poder enorme que tienen nuestras creencias en nuestra vida e incluso en nuestro cuerpo.

[Artículo recomendado: Lo que crees es; el poder de elevar tus estándares y expectativas personales]

Todo lo que hacemos, lo hacemos porque así lo creemos. Incluso varias enfermedades que tenemos, las obtenemos porque las aceptamos como parte nuestra y estamos condicionados a padecerlas.

Dime ¿Cómo puedes ser posible que una persona con diabetes deje tenerla solo por el hecho de que ahora cree y está convencida de que es otra persona sin tal enfermedad?

Ahora dime ¿Qué pasaría si tuvieras la capacidad te convencerte a ti misma en este momento (y sin la más mínima duda) de que puedes, y vas a conseguir cualquier cosa que te propongas, sin importar lo grande o complicado que te haya parecido en el pasado? ¿Qué harías con un poder de tal índole? ¿No te parece fascinante la capacidad de la mente humana? ¿Imagina poder usar un poco de ese poder a nuestro favor y en pro de nuestros más profundos anhelos?

Es cierto, no podemos ser todo lo que queramos ser; hay limitantes. Sin embargo, es posible convertirnos en aquello que podemos y necesitamos ser.

¿Y si en este momento te convirtieras en alguien totalmente nuevo?

Piénsalo, tal vez no eres alguien que aborrece o le da pereza hacer ejercicio, o posiblemente no eres alguien que no le gusta comer vegetales.  Lo que sucede es que en algún momento de tu vida te convenciste a ti misma de que aquella persona que eres (o que crees que eres) no le gustan tales cosas, sin embargo solo fue una etiqueta que te colocaste y con el tiempo la adaptaste hasta que se hizo para de ti.

Hoy en día crees que eres una persona con ciertos gustos, características y capacidades, pero lo que en realidad sucede es que en algún momento comenzaste a programarte para ser así hasta que te lo creíste.

Con el tiempo validaste tus acciones y mediante la rutina y la repetición te convenciste a ti misma de que eras ese tipo de persona.

No obstante, tienes que darte cuenta que ahora mismo podrías cambiar esas creencias y elevar tus estándares de lo mínimamente aceptable. Podrías convertirte por ejemplo, en una persona saludable, atlética y tonificada. Podrías ser una inspiración para lo demás por la manera en cómo cuidas tu cuerpo y tu apariencia, Te mirarías atractiva, te sentirías bien contigo misma y robarías las mirada de la gente con tu sola presencia.

Todo depende de lo que elijas creer y el autoconcepto que tengas de ti misma.

Dime ¿Qué pasaría si decidiéramos y creyéramos ser alguien nuevo a partir de hoy?

Por ejemplo, ahora mismo podrías dejar a un lado lo que crees sobre tu futuro laboral, y decidir crear un negocio que tenga sentido para tí. que te permita vivir de él y te proporcione la pasión y la satisfacción que tu actual empleo no logra darte.

[Artículo recomendado. Odio mi trabajo ¿Qué puedo hacer?]

También podrías dejar de repetirte a ti misma que sufres de ansiedad y depresión. Puedes dejar esas excusas atrás y elegir consciente aprovechar cada minuto de cada día a partir de ahora, teniendo en cuenta que: la vida es corta, tus mejor años son ahora, y un día si será demasiado tarde para comenzar.

Puedes elegir dejar de ser tolerante contigo y con los demás, y decirle adiós a situaciones, actos y eventos que están muy por debajo de que consideras mínimamente digno, aceptable y beneficioso para tu vida y para la de aquellos que amas.

[Artículo recomendado: Toma tu lugar en el mundo y convierte en la persona que quieres ser]

Es momento de creer

Quise compartir contigo estas ideas y pensamientos porque yo mismo me encuentro haciendo un trabajo sobre mis creencias arraigadas. Estoy sustituyendo aquellas que no me funcionan por aquellas que me capaciten hacia mis objetivos a mediano y largo plazo.

La mayor barrera que tenemos para dirigirnos hacia cualquier horizonte que valga la pena es la barrera mental. Cuando no logras salir de ese estancamiento y sientes una repulsión o un rechazo al cambio, es cuando más necesitas trabajar tu mente y dar el primer paso.

◊♦◊

Ahora cuéntame ¿Qué piensas? ¿No te parece fascinante y tremendamente útil poder cambiar lo que creemos de nosotros mismos para cambiar nuestra vida? ¿Habías visto el desorden de personalidad múltiple desde esta perspectiva? Nos leemos en los comentarios.

Además, si te ha gustado, te invito a que lo compartas con tus amigos. Al hacerlo me ayudas a seguir creando más contenidos como este y te estare muy agradecido. 🙂

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.