Recibe Gratis mi ebook “Encuentra tu Rumbo – 5 razones por las que te sientes perdido, sin saber qué hacer ni qué camino tomar en esta etapa de tu vida”.

Deja de ser tolerante y todo cambiará

Compartir en:
No debes ser tolerante en todo, la tolerancia no siempre es buena

¿Crees que ser tolerante es algo bueno?… Pues no siempre es así.

Nos enseñaron desde niños la tolerancia como un valor, o una virtud. Aprendimos que aceptar a las persona, o soportar ciertas situaciones puede ser positivo.

Sin embargo, lo que no nos enseñan (generalmente) es que la tolerancia no siempre es buena. Ser demasiado tolerante puede traer a nuestra vida estancamiento, y una sensación de insatisfacción muy grande.

Hay cosas que no deberíamos tolerar jamas, sobre todo de nosotros mismos.

Si quieres ser una persona más tolerante, a continuación te hablaré de los 4 aspectos donde NO deberías buscarlo jamás.

¿Qué es la tolerancia?

La tolerancia es la capacidad que tenemos para aceptar, soportar o permitir algo que no nos parece, o algo que no aceptamos completamente. Ese algo pueden ser comportamientos de personas, o situaciones poco fortuitas.

Entonces, de acuerdo con este significado, imagina que debes tolerar a una pareja que te maltrata psicología y/o físicamente, sólo porque la elegiste para toda la vida ante un altar y le juraste amor eterno. Aunque no lo creas existen muchos casos así aun el siglo XXI. Pero… ¿Por qué debería una persona tolerar situaciones como esas?

Otro ejemplo, imagina tolerar un trabajo que odias solo porque tienes miedo a no encontrar otro mejor, o porque consideras que la paga es muy buena y vale la pena… ¿Por qué deberías gastar tus días de esa manera?

Imagina también que tengas que tolerar por siempre tu manera insaciable de comer, solo porque siempre fuiste gordito(a), y nunca pudiste controlar tu manera de alimentarte. ¿Por qué deberíamos tolerar comportamientos propios que nos afectan, que no nos gustan, y nos hacen sentir mal con nosotros mismos?

También imagina aceptar o tolerar, que no podrás conseguir algo en la vida, solo porque crees que es inalcanzable, o porque prefieres conformarte y escuchar tus miedos en vez de tomar acción.

¡Claro que no! las cosas no tienen que ser así. En ciertas situaciones, ser tolerante contigo y con otras personas, limita tu manera de vivir y te resta felicidad.

Si fueras tolerante en todo, imagínate lo que pasaría. Vivirías inconforme, insatisfecho e incómodo.

Si solo tienes una vida, qué sentido tiene vivirla de esa manera.

Necesitas ser tolerante pero también intolerante

Todos somos libres de ser como queremos ser, y en ese sentido la tolerancia es necesaria. Debemos respetar y aceptar a las personas cómo son. No podemos obligar a nadie a ser como creemos que debiera ser, o a ser como quisiéramos que fuese.

Si eres libre de ser quien quieres ser, no puedes pretender que tus vecinos, amigos, hermanos o padres, sean como tú quieres.

Debemos dejar que las personas sean, hagan o se conviertan en lo que quieran, siempre y cuando no afecten tu derecho a hacer lo mismo.

Si no tienes claro qué cosas deberías dejar de tolerar, aquí tienes los 4 puntos que considero más importantes:

  1. Ser alguien que no quieres ser.
  2. Hacer algo que no quieres hacer.
  3. Aceptar tus circunstancias y creerte víctima de ellas.
  4. Permitir que otros te presionen para ser como ellos quieren, o hacer algo que va en contra de tu voluntad.

Como ves, ser tolerante no siempre es algo positivo. Por eso, si has permitido ciertas situaciones, o comportamientos propios o de otras personas, entonces te animo a que seas intolerante ¡No lo permitas! Ese tipo de cosas solo traerán estancamiento a tu vida.

No hay manera de que mejores tus amistades, tu salud, tu trabajo, tus relaciones o cualquier otra área de tu vida, si eres tolerante y aceptas vivir de esa manera.

Se intolerante contigo mismo, ante todo

Puedes ser tolerante con otras personas si lo deseas, pero jamás seas tolerante contigo. No aceptes ser alguien que no quieres ser, ni te comportes como alguien que no eres en el interior.  Sé congruente con tus actos, eleva tus expectativas personales y convierte en la persona que sabes que puedes llegar a ser.

Para finalizar esta pequeñas reflexión, te dejo con esta gran frase, que encaja perfectamente con la idea que quiero transmitirte en este artículo:

Todos obtenemos lo que toleramos en nosotros y en otras personas. Pero cuando estás dispuesto a dejar de tolerar algo, es cuando cambias tu vida.

Tony Robbins

◊♦◊

¿Qué te parece? ¿Has tolerado alguna situación que no trae nada positivo a tu vida? ¿Crees que ser tolerante es algo bueno?

Nos leemos en los comentarios, y si te ha gustado te invito a que lo compartas con tus amigos. Al hacerlo me permites seguir entregándote más contenido como este y te estaré muy agradecido 🙂

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 comentarios

  1. Hola Maurino.
    Me ha encantado tu artículo sobre la tolerancia; como siempre aportando cosas y soluciones positivas a nuestra vida. Dios te bendiga mucho.
    Muy buena la frase de Tony Robins; actualmente estoy leyendo un libro de El.
    Muchas gracias Maurino. Hasta pronto !!!