Recibe Gratis mi ebook “Encuentra tu Rumbo – 5 razones por las que te sientes perdido, sin saber qué hacer ni qué camino tomar en esta etapa de tu vida”.

Ya estoy muy viejo para esto…

Compartir en:
Ya estoy muy viejo para esto

Uno de los bloqueos u objeciones que se han repetido a lo largo de estos años en Vida Épica, y que persisten dentro de muchas personas, es el hecho de que se sienten muy viejos para comenzar cierta actividad o emprender una nueva idea o proyecto.

Estoy demasiado viejo para esto”, “Estoy muy viejo para estudiar”, “Estoy muy grande para enamorarme”, “Ya no estoy para emprender un negocio”. Incluso algunas personas creen que están demasiado viejas para divertirse”… ¿puedes creerlo? definitivamente algo no está bien en nuestra manera de pensar como sociedad.

Ya estoy muy viejo para estas cosas

Todas estas frases son solo creencias limitantes que debemos cambiar. Son pensamientos que se convierten en verdad en base a nuestras referencias; es decir, a aquella información que consideramos válida, correcta o verdadera.

Pero dime ¿Quién dijo que solo cuando eres “joven” te puedes divertir, o hacer cierta actividad sin más propósito que tu diversión y alegría? ¿A quién se le ocurrió pensar que el aprendizaje y el conocimiento son reservados exclusivamente para niños adolescentes y jóvenes?

Pensamientos como esos son solo creencias limitadoras, y resultan ser extremadamente dañinas para nuestra vida. Como te he mencionado antes, lo que crees, es, y si una persona cree que no puede, o no es capaz de hacer algo (por las razones que sean) entonces así será. Es más, ni siquiera lo intentará.

La mente es tan poderosa que hace verdad todo aquello que crees ciegamente. Y mientras no te atrevas a cuestionar lo que consideras válido y verdadero, entonces tu mundo estará regido por esas convicciones que tienes en tu cabeza.

Nos colocamos todo tipo de creencias que lo único que hacen es reducir la confianza en nosotros mismos, y cuando esto ocurre, dejamos de intentarlo. Se generan miedos y la sensación de ser incapaces de lograrlo.

Hay cosas para las que nunca será tarde

Ahora quiero aclarar que no estoy diciendo que siempre podrás hacer todo lo que te plazca en cualquier etapa de tu vida. Todo cambia con los años, y si dejas pasar este momento de gran energía y fortaleza física que tienes aún. En algún momento, aunque lo intentes, de verdad no podrás hacerlo.

La frasenunca es tarde para comenzar no es verdad, a veces si es demasiado tarde. Y cuando dejamos ir la oportunidad, esta no vuelve jamás.

A pesar de ello, hay cosas para las que nunca serás demasiado viejo. Y esto debes tenerlo muy presente, ya que es sumamente importante que seas capaz de distinguir lo que realmente ya no puede ser, y lo que siempre será posible.

No hay personas demasiado mayores, hay personas con muchas excusas

No importa la edad que tengas, jamás estarás muy viejo para enamorarte, para emprender una idea de negocio, para romper tus propios límites actuales, ya sean físicos o intelectuales.

Nunca estarás demasiado viejo para dar un consejo invaluable adquirido por tus años de experiencia.

Jamás estarás viejo para pasarla bien, divertirte y reír a carcajadas. Nunca estarás viejo para estar con los amigos, para dar un beso a tu(s) hijo(s), o para conseguir un nuevo sueño.

Sea lo que sea aquello para lo que te sientas viejo, pregúntate ¿De verdad estoy grande para esto, o solo es una creencia heredada de la sociedad o de eventos del pasado?

Es totalmente absurdo pensar que hay un límite de edad para estudiar, para divertirte, o para comenzar una nueva relación de pareja. Esas solo son ideas generadas por la sociedad y transmitidas de boca en boca. En realidad, tú puedes hacer lo que quieras hacer, mientras tengas oportunidad, mientras tu cuerpo tenga la capacidad y tengas la energía necesaria.

Solo debes tener muy en cuenta que esa energía a veces surge de un deseo ardiente y legítimo, sumado a la creencia de que puedes hacerlo. Si no crees, entonces el impulso no surgirá… la chispa en tu interior no encenderá

El éxito no tiene fecha de caducidad

De verdad, no importa que estés en los 30, 50, o 60. Hay muchas cosas para las que nunca estarás viejo.

Piensa que hay personas como:

  • Sylvester Stallone que tiene la energía y las ganas para volver a ponerse el traje de Rambo y hacer una cuarta película de la franquicia a sus más de 70 años.
  • Charles Darwin que escribió el “El origen de las especies” a los 50 años y revolucionó el mundo con su teoría de la evolución.
  • Ray Kroc que vendía máquinas para hacer licuados, y tiempo despues se animó a comprar una pequeña tienda de hamburguesas llamada McDonald’s a la edad de 52 años, convirtiendo esa marca en la franquicia más grande de comida de todo el mundo.
  • Donald Trump quien a pesar de ser un reconocido empresario multimillonario, dueño de diversos negocios y empresas, tomó la iniciativa para competir por la presidencia de los Estados Unidos y lo logró a la edad de 71 años.

Hay muchas persona como ellos, cuya edad no les impide conseguir objetivos y lograr nuevas metas. Personas cuyo número de años de vida no son una excusa para hacer lo que quieran hacer sin siquiera cuestionarse si están jóvenes o viejos. Simplemente se proponen algo y van por ello.

Entonces ¿Por qué muchas personas con apenas 25, 30 o 50 años de edad, sienten que ya están demasiado viejos para comenzar algo nuevo?

Imagina todas las cosas que aún puedes hacer con 60, 70 o incluso más años. Cosas que ni siquiera vas a intentar solo por el hecho de pensar que estás ya demasiado viejo.

La edad no importa, es cuestión de actitud y ganas de hacer las cosas

Debes cultivar un deseo genuino para conseguir lo que quieres y olvidarte de la edad. Simplemente comienza y conforme avanzas verás los recursos que necesitas.

Pensar en la edad solo es una excusa cuando ni siquiera has comenzado. Cuando no has librado ninguna batalla ni soltado ni una sola gota de sudor para conseguir lo que quieres.

Los años pasan, pero la oportunidad de ver realizados algunos de nuestros sueños no. Así que no lo pienses tanto y ponte en marcha, porque un día si será demasiado tarde, y podrías tener grandes arrepentimientos por no haber comenzado hoy.

No te preocupes por la cantidad de años que tienes, preocúpate por no desperdiciar los años que aún te quedan por vivir. 

Que los años venideros sean los mejores de tu vida, y asegúrate de que no pasen en vano. Depende de ti, y que sea tu tarea a partir de hoy.

◊♦◊

Ahora cuéntame ¿Qué piensas? ¿Te sientes muy mayor para comenzar algo nuevo? ¿Crees que la edad te limita o prefieres comenzar sin pensar en excusas ni pretextos? Nos leemos en los comentarios. Y si te ha gustado, te invito a que lo compartas con tus amigos. Al hacerlo me ayudas y me impulsas a seguir entregándote más contenidos como este y te estaré muy agradecido. 🙂

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 comentarios

  1. Creo que buscaba estas palabras para calmar mi cabeza y luego sentí un nudo en la garganta después de leer, muchas gracias por tus palabras.

    1. Gracias a ti Felipe. Que alegría saber que te ha gustado.

      Ahora trata de que tal inspiración o motivación, se convierta en acción. Que no quede solo en un artículo leído por ahí en internet.

      A veces posponemos lo que queremos para más adelante, pasan los años y el momento no llega. Por eso debemos alinear nuestros actos con lo que sabemos o creemos.

      Que este sea un punto de partida para darle una nueva dirección a tu vida si así lo necesitas. Y recuerda:

      >> Esto no se acaba hasta que se acaba y mientras tengas vida tienes oportunidad

      Un abrazo.

  2. No creo que sean excusas, sino lo que la sociedad nos impone. Por ejemplo, cuando eres joven se te permite cambiar de trabajo y/o de carrera, pero de adulto tu familia te va a montar un cirio porque amenaza su estabilidad. Cuando eres joven se te permite decir que odias tu trabajo, pero de adulto la mayoría de la gente te dirá que tienes un comportamiento adolescente. De adulto no se permiten dudas, ni lloros, ni pasarlo mal, decir que la vida que llevas no es la que quieres llevar, y mucho menos tener intereses fuera del trabajo. La gente de tu entorno puede llegar a hacerte la vida imposible por ello. No solo me refiero al trabajo, sino a todo. Como adulto se te exige ser seguro y responsable y tenerlo todo muy claro siempre. Incluso está mal que te diviertas, dudes o digas que no sabes de algo, o que no tienes claro tu proyecto de vida. Se te exige tener tu vida programada al milímetro. Si te divorcias, has fracasado; si cambias de trabajo, has fracasado; si cambias de ambiente, has fracasado; si tienes nuevos intereses, has fracasado.

    Por otro lado, también veo que a partir de cierta edad (y no necesariamente tienes que ser muy mayor) ya no se te permite experimentar. El hacer algo porque te interesa/te divierte/te llama la atención no es una respuesta válida. Todo tiene que tener fin u objetivo. Y lógicamente, como ya dices, hay cosas para las que sí es tarde…yo descubrí el deporte de adulto y muchas veces he pensado que me hubiera gustado tener un trabajo más físico y menos de oficina, que si volviera a empezar me hubiera gustado dedicarme a entrenar y tener un trabajo así. Evidentemente, no puedes hacerlo si ya ha pasado una edad temprana.

    Muchas veces pienso que no es el trabajo en sí lo que no nos gusta, sino las condiciones en las que lo hacemos y las exigencias que nos plantean. La vida de una persona es muy larga, las ideas cambian, también los intereses. Pero a cualquier persona se le exige que siempre se dedique a lo mismo, que le dedique el máximo a eso y que no tenga curiosidad por nada más, como si no quisiera evolucionar…

    1. Hola Yo.
      Antes que nada gracias por tu aporte. Me parece sumamente acertado lo que comentas.

      Tienes razón. Más allá de ser excusas, también es el grado en que nos afecta lo que piensa, cree y dice la gente a nuestro alrededor.

      Se requiere de una mentalidad sumamente “blindada”, comunicación familiar efectiva y tener gran confianza en uno mismo cuando actuamos contra corriente y decidimos escuchar nuestra propia voz.

      Pienso que es algo que les pasa a todos sin importar la edad; nos llega un momento donde se pretende que todos actuemos como se espera de acuerdo a lo establecido. Si alguien se sale del “estándar”, o del “molde” acorde con lo que corresponde con su edad y con lo que se espera de él/ella, entonces es criticado, se le busca que recapacite y actúe de acuerdo a lo que se supone que «debería».

      Puede ser una tendencia natural cuando somos seres que vivimos en “tribu”, pero también es algo que debemos trabajar en conjunto por nuestra realización, felicidad y por el bien colectivo.

      Hay mucho talento, experiencia y sabiduría que se podría rescatar de muchos adultos y por generaciones, si nuestra sociedad dejará a un lado prejuicios y creencias como esas.

      En cuanto a tu caso particular, y tomando en cuenta al mencionado, yo te diría que no des por definido e inamovible lo que crees en este momento sobre tu futuro.

      Tal vez esa idea que tienes de que ya no puede ser posible hacer algo referente al deporte, sea solo una creencia que te está limitando y esta nublando la vista de lo que puede ser posible para ti.

      Tal vez no puedas hacer algunas cosas que solías hacer alguna décadas, pero eso no quiere decir que debes hacer justamente eso.

      Te voy a poner un ejemplo:

      Si estuvieras en tus 60’s o 70’s y se te ocurriera dedicarte a algo referente al deporte, tal vez podrías pensar en ponerte en forma (en el mejor nivel para tal edad) y después ayudar a personas de tu edad a hacer lo mismo a través de tu ejemplo.

      Estoy seguro que habrá muchas personas que estarían dispuestas a conseguir algo así, e incluso te podrías convertir en una fuente de inspiración para muchos.

      Todo depende del enfoque que le des y las creencias que tengas referentes a lo que puede ser posible para ti y lo puedes crear en esta etapa de tu vida.

      Si no lograr ver las posibilidades ni consigues creer en ellas, entonces las vas a descartar al primer vistazo. Sin embargo, si les das una mirada desde otro enfoque, tal vez no sean tan descabelladas como parecen… Piénsalo y por favor recuerda:

      Tu vida es solo una oportunidad, aprovéchala y no la dejes pasar. 😉

  3. Estoy de acuerdo la edad biológica no importa lo que importa es el espíritu y las ganas de querer hacer todo lo que nos proponemos en la vida. Gracias por enviar este tema.