¿Quieres crear un negocio? necesitas leer esto

Compartir en:

No necesitas una idea innovadora, esta es la esencia de un negocio

Se ha generado una creencia falsa de que necesitas una idea de negocio innovadora o algo innovador; que no se haya visto hasta ahora, que sea sorprendente y útil para las personas. Sin embargo, un negocio no tiene que ser innovador para ser posible y tener éxito, esa no es la esencia de los negocios.

Aunque pareciera que solo aquellos emprendedores que han creado algo nunca antes visto, son quienes tienen éxito hoy en día, eso no significa que sean las únicas maneras de emprender y prosperar en el mundo el emprendimiento.

La esencia verdadera de cualquier negocio

Crear un negocio simplemente se trata de buscar ganar-ganar. Es decir, de hacer un intercambio de valor o un trueque. De tal forma que todas las partes queden satisfechas por lo que están recibiendo.

El valor lo puede tener un servicio, un producto, un objeto o dinero.

Literalmente intercambias algo que tienes (dinero en la mayoría de casos) para recibir algo de regreso (un producto, un objeto o un servicio). Esa es la esencia de un negocio, donde la innovación es un toque de plusvalía a lo que ofreces.

Solo necesitas algo de calidad hecho con amor

Aquello que tienes para ofertar, debe ser de calidad y cumplir con las expectativas de tu cliente potencial. Entre más calidad y valor agregado entregues, más posibilidades habrá de que tu negocio sea exitoso. Y no importa qué tipo de negocio sea.

Lograr esto no es fácil, requiere de algo más que solo tus deseos por recibir dinero. Para vender algo de calidad necesitas estar enamorado de lo que vendes y tener la certeza de que lo tienes para dar vale cada moneda qué pides, incluso más.

Debes apelar a tu amor hacia el negocio, y hacia tus objetivos y propósitos personales. Necesitas esa chispa interna que te produzca deseos por ayudar a tu cliente. Solo de esa forma podrás generar algo de calidad, lo suficientemente bueno para nadie se pueda resistir aquello que estarán recibiendo de tu parte.

Si no quieres contribuir desde el corazón, tu negocio quebrará

Emprender es pasion. Es algo que va más allá que simplemente hacerte rico. Tus deseos son más grandes que solo satisfacer tus necesidades personales, quieres trascender y dejar un legado.

Si tienes esta carencia de deseos genuinos por aportar algo de valor a la sociedad, entonces ten cuidado ya que ese es el principal destructor de negocios que existe.

La mayoría de personas que comienzan un negocio, colocan si principal foco en ganar (dinero, fama, prestigio) y dejan en segundo término aquello que van entregar. Cuando esto sucede, se enfocan en vender y ganar, no en ayudar y contribuir.

Aquellos que piensan en aportar y colocan su enfoque en crear algo genial, desde el corazón, son quienes prosperan y sobresalen sobre el resto.

No tienes que hacer algo innovador, solo hacer algo de valor

“Eso ya existe Mau…” esas fueron la palabras de un amigo, cuando le conté sobre una idea de negocio que tenía en mente hace algunos años.

En aquel tiempo estaba buscando alguna idea de negocio y tenía en mente involucrar a alguno de mis amigos.  Después de todo me han acompañado por varios años, les tengo confianza y creí en la posibilidad de trabajar en algún proyecto juntos.

Les platique la idea con mucho entusiasmado, sobre todo porque quería escuchar su parecer… desafortunadamente ese entusiasmo no duró mucho tiempo. Y es que las personas te pueden decir frases como: “eso ya existe” o “de eso ya hay” pero en realidad no tienes que hacer algo innovador para crear un negocio exitoso. Como ya vimos, la innovación no es la esencia de un negocio. La esencia radica en dar algo valioso para el comprador y recibir algo valioso como vendedor.

Por favor, no escuches a gente pesimista. Ellos solo hablan en base a sus creencias. No te contagies de pensamientos comunes que solo te intentan detener  y quieren persuadirte para ignorar tu voz interior.

Demanda, problema, deseo o necesidad, la clave de tu éxito

Dime algo ¿acaso crees que porque alguien colocó una estética, una cafetería, una escuela de idiomas o una tienda de ropa para dama cerca de tu casa, nadie más puede colocar algo parecido?

Claro que no, para tener un negocio exitoso solo debes tratar de:

  • Cubrir una demanda
  • Solucionar un problema
  • Satisfacer un deseo
  • Cubrir una necesidad

Valida alguno de estos puntos, y estarás antes una idea con gran potencial de desarrollo y crecimiento.

Aprender de los negocios que ya existen y dale al tuyo, un tu toque diferenciador personal. Eso es suficiente para brillar sobre el resto.

Descubre tus motivos e intenciones verdaderas

Tus motivos y tus intenciones son clave para el éxito de tu negocio.

Todo comienza dentro de ti, en tus razones verdaderas para crear ese negocio y en tu visión a futuro.

Suele ocurrir a menudo que las personas comienzan un negocio sin bases sólidas. Se les ocurre algo, se dan cuenta que hay demanda y potencial y se lanzan.

Compran su material, colocan su puesto de comida (por ejemplo) y abren su negocio mínimo viable. Una o dos semanas después cierran… Seguramente has visto casos de este tipo. Lo que pasa que las personas no son detallistas con los que quieren. No tienen una visión a futuro, ni un deseo genuino por crear ese negocio. Solo se dejan llevar por visiones ideales y aspectos secundarios que nublan la mente, y les hacen tomar decisiones por los motivos inadecuados.

La mayoría de gente se imagina ganando dinero y prestigio, pero no se detienen a pensar que lograr eso requiere un proceso. Uno donde van a  tener que trabajar arduamente y forma constante, cada dia de cada semana, por los próximos 3, 5 o 10 años hasta hacer su visión hecha realidad.

Poner un negocio es fácil, pero mantenerlo a lo largo de tiempo, con calidad y mejora continua, es el verdadero reto; uno que no todos están dispuestos a realizar.

Es por eso que si quieres iniciar un negocio, debes imagínate trabajando en él. Piensa sería un día normal de trabajo y multiplícalo por los próximo 3 o 5 años. Solo así sabrás si estás dispuesto a hacer lo necesario, y si tienes un amor verdadero por ejecutar esa idea.

Toma un momento de introspección, se honesto contigo, y si te das cuenta que realmente no quieres trabajar en ello, no pasa nada. Te estás evitando perder el tiempo en algo, para utilizarlo en algo mejor, algo que realmente te motive y te inspire a dar lo mejor de ti.

¿Tienes algo innovador? lánzate

Por supuesto que la innovación es necesario en algunas industrias. No estoy diciendo que tener algo innovador no sea bueno, pero  las cosas son distintas cuando tienes una idea realmente innovadora.

La razón es simple, cuando algo es innovador, la gente no conoce lo que ofreces y por lo tanto requerirás un proceso para darlo a conocer, y penetrar en el público para que lo acepten.  Se requiere un proceso de publicidad y marketing que lleva tiempo, requiere paciencia y una considerable inversión monetaria.

La creación del automóvil, la computadora personal, el iPhone, entre otras innovaciones requirieron este proceso de penetración en el mercado.

Es por eso que si tienes algo innovador que aportar esta genial, pruébalo y validalo, solo recuerda que la innovación no es un ingrediente primario para crear un negocio.

Puedes partir de ideas ordinarias y darle un toque especial a lo que haces. Hacerlo con amor y deseos verdaderos por contribuir y tendrás gran parte del camino recorrido.

◊♦◊

Ahora cuéntame, ¿alguna vez alguien te ha dicho que tu idea ya existe? ¿Tienes algo en mente pero no sabes si es buena idea trabajar en ello?

No leemos aquí debajo en los comentarios 🙂

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *