Cambia tu Vida

Cuidado con lo que pides; el peligro de generalizar y no ver los detalles

No generalices se especifico con lo que pides y observa los detalles

¿Sabes perfectamente lo que quieres? ¿Deseas un buen empleo, ser feliz, tener salud, estar en forma, tener una linda familia? Claro que es posible, y está muy bien que tengas aspiraciones. Sin embargo debes saber que uno de los errores más comunes y peligrosos que podemos cometer es generalizar lo que queremos conseguir.

La razón por las que tienes pereza, falta de fuerza de voluntad y pones excusas para no iniciar, es porque generalizas demasiado.

Como te mencione en este esté post, un sueño no debe ser algo como: “quiero ser feliz”, o “quiero un gran trabajo”.

Soñar no debe ser algo que parezca utópico, inalcanzable y generalizado. Debe convertirse en algo tan específico, que puedas visualizarlo con todos los detalles. Debes percibir los olores, las emociones, los paisajes, los colores, las fechas, las texturas, los placeres y hasta las batallas y complicaciones que encontraras a tu paso.

Desear un “buen futuro” no es suficiente, olvídate de esa idea. Convierte tus sueños en un proyecto de vida, desarrolla un plan y ponlo en marcha.

¿Cómo elegiste tu carrera u oficio?

Recuerdo muy bien cuando estaba buscando una carrera universitaria. Tenía 17 años, muy poca experiencia y no sabía qué hacer con mi vida.

Trate de buscar ayuda pero no sabía a quién recurrir. Preferí analizar mi situación yo solo y conocer mis opciones.

Lo tome un poco a la ligera. Sabía quería estudiar una carrera que se adecuara a mi personalidad y me permitiera conseguir un buen empleo en el futuro.

Pensaba en la posibilidad de ser emprendedor pero tenía miedo y no sabía por dónde comenzar, así que descarte esa idea. Guarde silencio y deje todos mis pensamientos para mí mismo.

No investigue a fondo mis opciones, las cuales ahora sé que eran muchas. Simplemente elegí entre 2 alternativas sin profundizar demasiado.

Fui muy generalista con lo que quería, y mis creencias falsas delimitaron mis opciones.

Mi idea fue estudiar una carrera poco competida y con futuro, con la finalidad de conseguir un buen trabajo, ganar experticia y tener un buen salario. Así, sin más detalles… ese fue mi gran error.

La vida no es genérica

¿Por qué tendemos a generalizar lo que queremos, si la vida no es así?  La vida es detallista; la percibes en cada momento. Cada segundo que pasas en el mundo lo sientes detalladamente.

Para nuestra percepción no existe un futuro, solo existe el ahora y un poco del pasado. Entonces ¿por qué a veces cometemos el error de generalizar lo que quereros hacer, lograr o conseguir?

Pequeños momentos pueden producir emociones intensas y con ello recuerdos inolvidables. Entonces, si en vez de generalizar, nos enfocáramos en detallar lo que vamos a vivir en un día común, sabríamos diseñar una vida más prospera y satisfactoria.

Convertirte en abogado, ingeniero, contador o médico no te hará feliz, porque la felicidad no es cuestión de alcanzar el oro o la medalla, la felicidad se encuentra en el proceso; en el camino que vas recorriendo día con día.

No se trata de poseer

Si le preguntas ahora mismo a un recién egresado cómo imagina su vida en 10 o 20 años ¿qué crees que contestaría?

Desde luego variara la respuesta de persona a persona, pero permíteme adivinar un poco.

Creo que escucharía algo como esto:

Me imagino con una linda familia, una bonita casa propia con un lindo patio en la parte trasera, un buen auto, viajar mucho, un trabajo con un buen salario, etc.

Puedes agregarle todos los detalles que quieras a la explicación de arriba, pero aun así no será específica, ¿sabes por qué?

Porque ser específico no se trata de poseer. No se trata de agregar más y más productos industriales a tus sueños. Se trata de detallar las EXPERIENCIAS que quieres tener.

Ser específico en tu vida ideal no es tener cosas, porque las cosas no eres tú. Las cosas son objetos inertes que permanecerán aquí por siglos. Pero tú eres una persona con un tiempo de vida limitado. Y como ya vimos, vives el presente, no el futuro, y lo vives detalladamente.

Es bueno ser específico en lo que deseas tener, pero es un millón de veces más importante saber en quien te vas a convertir y de qué manera vas a desgastar cada día de cada año de tu vida entera.

Lo único que tienes y tendrás es cuerpo, tiempo, vida y amor. Lo demás sale sobrando.

Generalizar tus deseos es una trampa

Cuando generalizas pueden ocurrir dos situaciones:

  1. Lo que quieres, no lo consigues jamás.
  2. Cuando lo consigues no es lo que esperabas.

Vamos a ver ejemplos de cada situación.

Caso 1: Lo que quieres, no lo consigues jamás.

Nuestro cerebro no comprende lo genérico. Es complicado saber lo que tienes que hacer o que pasos debes dar, si solo piensas en frases como:

  • Quiero crear mi propio negocio.
  • Quiero ser feliz
  • Deseo tener dinero
  • Quiero estar delgada
  • Quiero vivir en otro país
  • Quiero tener una buena pareja

Aunque esos sean tus sueños, no se harán realidad si no los conviertes en objetivos. Necesitas trazar un plan e ir paso a pasito

Si tu amiga Daniela te dice: “quiero estar saludable”.

Y si tu primo Francisco te dice: “Diario me voy levantar a las a las 5:30 am, me vestiré y me iré al entrenar al gimnasio. Voy a desayunar frutas todos los dias a las 7:30am. Almorzare alguna proteína y pan integral. A la 1 pm acompañare mis comidas con verduras, y por la noche jamás cenare después de las 7 pm”.

¿A quién le creerías más?…

Al ser detallista sabes lo que tienes que hacer, tienes los pasos y los tiempo definidos. No tienes que pensar lo que debes hacer, simplemente sigues tu lista de actividades. Y algo más importante, no tienes que dejar todo el trabajo a tu fuerza de voluntad.

Ten en cuenta que a la mente le gusta ahorrar energía, por eso nos cuesta el cambio. Entonces debemos ponérselo fácil. Hay que detallar cada paso lógico hasta llegar al resultado, como si fuera una hoja de ruta o un mapa.

[Post recomendado: Cómo definir y lograr tus objetivos.]

Caso 2: Cuando consigues lo que quieres, no es lo que esperabas

Mucha gente sueña con una gran casa. Se esfuerzan para conseguirla con trabajo duro, y cuando la tienen, solo están en ella por las noches para dormir, ya que la mayor parte del tiempo deben estar en la oficina o en el negocio. ¿Para qué desgastar tu vida por una casa tan ostentosa si el mayor parte del tiempo tendrás que estar fuera de ella?

Algunos toman una deuda para tener un gran auto nuevo. Mismo que será utilizado en mayor proporción como transporte para ir al trabajo. El auto pasará la mayor parte del tiempo estacionado afuera de dicho trabajo y se convertirá en un transporte de personal de la empresa…

De igual forma muchos quieren una linda familia. Pero hoy en día son cada vez más comunes los hogares donde trabajan ambos padres para tener una “mejor vida”. Mientras los niños desde pequeños están en guarderías la mayor parte del día. Entonces te pregunto ¿Cómo generar vínculos fraternales con los que amas, si casi no estás con ellos?

Cuidado con los que deseas, porque puedes generalizar tanto que cuando lo consigues, pueden ocurrir en consecuencia grandes cambios que no tenías contemplados y puedes crear una vida muy distante de la que imaginaste.

Cada acción que ejecutes, con un objetivo específico, traerá consigo reacciones secundarias que pueden afectarte o beneficiarte, a ti y a otros que se vean involucrados. Es por eso que debes tener gran cuidado con lo que deseas.

Cómo ser específico en lo que quieres

Imagina que consigues algo que querías desde hace años, piensa en un dia común. Imagina a las personas, los lugares y la manera en que pasarás la mayor parte de tus dias.

Describe el día con detalles y pregúntate:

  • ¿Hacer esto es lo que realmente quiero?
  • ¿Disfrutaré estar en aquel lugar?
  • ¿Es mi deseo gastar mi vida de esa manera?
  • ¿Quiero estar la mayor parte de mis dias con esas personas (jefe, clientes, hijos)?

Si tu respuesta a alguna pregunta es “no”, entonces es momento de que elijas otro camino y actúes alineadamente con lo que realmente deseas.

Desear un “buen trabajo” está muy bien, pero entonces pregúntate ¿Qué es un buen trabajo? Defínelo lo más detalladamente posible.

  • Puedes ser vendedor en una tienda de artículos de surf que este a la orilla de la playa. Esto te puede permitir conocer a muchos turistas cada año y hacer nuevos amigos. Salir por la tardes a pasear por la orilla del mar y hacer pequeñas fogatas por la noche los fines de semana. [Idea aún muy genérica]
  • Tal vez quieras trabajar en una empresa multinacional donde tienes un horario definido de 8 am a 6 pm, con buenas prestaciones, te permiten ser creativo, tienes buen ambiente laboral y te desarrollas como profesional. [Idea aún muy genérica]
  • Posiblemente lo tuyo sea ayudar a personas con problemas de adicciones. O dar clases de ballet a jovencitas por las tardes. [Ideas muy genéricas]

¿Qué es un buen trabajo para ti?, defínelo con todo detalle.

Que tu trabajo ideal no sea una consecuencia de un salario, sino de un estilo de vida.

Que tus deseos estén enfocados en Ser, no en tener.

El dinero es un vehículo para obtener ciertas cosas. Pero recuerda tú eres tiempo de vida finito. ¿De qué manera vas a utilizar ese tiempo? Procura que sea en algo profundamente satisfactorio y provechoso.

Fragmenta tus sueños y no generalices

Ya lo sabes, al tener un sueño debes ser específico y detallista. No generalices. 

Si trazas los pasos de un proyecto, podrás estimar el tiempo y la dificultad de cada etapa. Conocerás las tareas que debes realizar, darás un mejor seguimiento y visualizaras tu progreso.

[Artículo recomendado: Sueña en ingeniería inversa ]

◊♦◊

Ahora cuéntanos, ¿alguna vez has generalizado algún objetivo? ¿Lo alcanzaste?

Podría ser cuando te propusiste bajar de peso, alimentarte sanamente o aprender inglés. Son ejemplos de metas genéricas inconclusas muy comunes.

No leemos en los comentarios. 🙂

Publicaciones Similares

3 comentarios

  1. Maurino mil gracias, he disfrutado leyendo tus artículos casi todo el día de hoy. Este me ha parecido super bueno e interesante también. Es verdad, solo tenemos una vida y es importante tomarse el tiempo para ir detallando de manera específica lo que en verdad disfrutaría hacer con cada segundo de mi vida. En este articulo me diste muchas claves para poder ir describiendo las cosas, visualizarlas, poder ver el aroma, el tipo de personas con las que quisiera relacionarme, las tareas específicas que haría, las emociones que se producirían en mi interior y otras cosas. Hare el ejercicio de escribir y darle rienda suelta a lo que hay en mi mente. Gracias.

  2. Sé que quizás sean muy banales mis preocupaciones pero yo he venido fallando en mis metas y en este momento que mi plan a corto plazo de un año ha sido desecho por varios factores y quizás estoy pensando mucho mi situacion actual pero de lo que me mis ojos se han dado cuenta es que no tengo sueños ni aspiraciones, solo estoy viviendo por vivir, realizando mis necesidades básicas por que debo de. He pensado en buscar ayuda de quizás un orientador o un psicólogo, pues mis episodios depresivos cada vez son más consecutivos y por ende estoy fallando en mis obligaciones y está repercutiendo en mi vida en todos los aspectos, aun quiero vivir pero no sé qué hacer al respecto, quiero reorganizar mi vida, darle un cuso, pero en este momento solo estudio porque tengo que estudiar, pero yo desear algo no lo tengo.

    1. Hola Andrea.

      Para nada son banales tus preocupaciones. De hecho, lo que te estás plantando es más importante de que puedes imaginar, ya que se trata tu vida y tu futuro.

      La mayoría de personas gastan sus mejores años haciendo cualquier cosa, viviendo por debajo de sus capacidades y teniendo episodios recurrentes de insatisfacción personal y profesional. Nunca se cuestionan su vida y ni piensan en sus posibilidades.

      Todo parte de la consciencia. Cuando no sabes, o no eres consciente, que hay un problema, y no lo logras ver, raramente buscaras hacer un cambio.

      Afortunadamente eso no te pasará a ti ya que desde esta edad, te estás preocupando por temas que repercutirán para bien en tu futuro.

      No sé cómo habrás llegado aquí, pero si aún no lo has leído, aquí te dejo tres de artículos que pueden ayudarte en la situación en la que te encuentras en este momento, espero te sirvan:

      1. ¿No sabes qué hacer con tu vida? Aquí está el secreto.
      2. Escucha tu intuición y sigue tu corazón que no vas a equivocarte.
      3. Los mejores años de tu vida son ahora ¿Qué estás haciendo con ellos?

      Me has contado que actualmente tienes episodios depresivos que cada vez son más intensos, quisiera que me contaras un poco más sobre ello, pero entiendo que esto puede ser un tanto más personal, asi que si te apetece, podemos agendar una charla.

      Me gustaría escucharte y me cuentes un poco mejor tu situación. Para hacerlo, solo ve al menú superior de esta página y en la pestaña contacto, escríbeme un mensaje para acordar una fecha. 🙂

      ¡Un abrazo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *