Descarga Gratis mi ebook “Encuentra tu Rumbo” y descubre las 5 razones por las que no sabes qué hacer ni qué camino tomar en esta etapa de tu vida.

Las ideas son una mierda, ejecutarlas lo es todo

Compartir en:

Las ideas son una mierda y no valen nada sin no se acompañan de la ejecución

Una excelente frase que debes adoptar:

Las ideas son una mierda, la ejecución los es todo Gary Vee

Quise comenzar con esta frase porque es de lo que voy a hablarte en este artículo.

Las ideas están sobre valoradas por mucha gente hoy en día, es una realidad. Se tiene la falsa creencia de que las ideas valen mucho, cuando en realidad son un mínimo porcentaje de la ecuación de un proyecto exitoso.

¿Cuantas ideas has tenido, que se han quedado en eso, en ideas? Incluso es probable que algunas las hayas mantenido en secreto por miedo a que te las roben, no es algo raro.

Sin embargo, hoy te propongo dejes de valorar las ideas y comiences a valorar la ejecución y la pasión por desarrollarlas, eso es lo que tendrá un mayor impacto en tu vida.

Si no vas a ejecutar tus ideas, obséquialas

Posiblemente esto vaya en contra de tus creencias, y te entiendo. En el algún momento también pensé así.

A veces se nos ocurre una “gran idea” que creemos que puede cambiar el mundo y/o hacernos inmensamente ricos, aun así no la ejecutamos por miedo o por falta de iniciativa. Lo peor, es que no solo hacemos eso, ademas preferimos no contarla a nadie por temor a que se la roben.

Bueno, pues hoy te prepongo lo contrario: regala tus ideas que no pongas en marcha.

Maurino, pero como voy a contar mis ideas, que tal que ellos se convierten en millonarios y yo me quedo viendo. 😀

Bien, aquí hay 4 aspectos que debes considerar:

1. Genera un cambio en el mundo

Si cuentas tus ideas al alguien que si las ejecute, tal vez puedas cambiar su futuro y el de muchas otras personas que se vean involucradas. De alguna forma u otra estarás generando un posible gran cambio en el destino de la humanidad.

Piénsalo, si se te ocurre una idea y no la vas a ejecutar, lo mejor que puedes hacer es regalarla a alguien más, alguien que esté dispuesto a trabajar en ella.

Como ejemplo tenemos los hermanos Winklevoss y la idea que le dieron a Mark Zuckerberg. Ahora gracias a ese pequeño altercado, el mundo está interconectado. Desde luego, ellos no querían obsequiar su idea, y sin querer generaron un gran cambio en el mundo.

Recuerda que una manera de alcanzar tu inmortalidad es precisamente colocar una idea en la mente de alguien. Esto puede cambiar su destino y el de muchas personas más.

2. La mayoría de personas no son doers

No por contar tus ideas, aquella persona que las escucha, correrá en ese momento a su casa a ponerlas en marcha. Lo más probable es que todo se quede en una buena charla de amigos en fin semana.

Tal vez a ellos les parezca que tienes buenas ideas, pero eso no significa que las vayan a realizar. Si así fuera, entonces tú ya estarías en marcha ejecutándolas.

Estamos en mundo donde la mayoría de personas no toman acción y no se atreven a hacer que las cosas sucedan. Esto sin mencionar a los pesimistas.

El mundo está lleno de Thinkers pero no de Doers, y por lo tanto hay una infinidad de ideas que no serán ejecutadas jamás, o por lo menos no de la misma forma que lo puede hacer tú. Esto nos lleva al siguiente punto.

3. Eres único y nadie va a ejecutar como lo harías tú

Imagina por un momento que alguien te roba una gran idea, ¿acaso crees que aquella persona conseguirá lo que imaginaste? ¿Crees de verdad que alguien va a construir todo lo que tú tenías en mente? ¿Aquella persona va a desarrollar la idea tanto como tú la visualizaste?

No, claro que no, nadie puede hacer las cosas como tú las haces, y tampoco alguien podrá imaginar el futuro de una idea o proyecto como tú lo puedes hacer.

Regresando a nuestro ejemplo. Aunque Mark tomó la idea de los gemelos Winklevoss para crear Facebook, la realidad es que la idea original ahora dista mucho de lo que hoy en día es esta red social. Por ejemplo. La idea original sólo contemplaba tener un muro personal. No había feed de noticias, ni grupos, ni páginas, ni hashtags…

Si los Winklevoss hubiesen continuado con su idea, posiblemente lo que tendríamos por Facebook en este momento sería algo muy distinto.

Lo que quiero decirte es que aunque le cuentes una idea a alguien, esa persona lo interpretará y lo imaginará a su manera, con su propia visión y sus conocimientos. Esto puede generar algo mejor o peor que la idea original, pero eso nadie lo va a saber, porque lo que importa es la ejecución.

Entonces, no te preocupes porque te roben las grandes ideas, mejor ocúpate en ejecutarlas y no dejarlas ir.

Si te olvidas de que copien tus ideas y solo te concentras en construir lo que imaginas, entonces nadie podrá seguirte el paso, porque nadie puede imaginar las cosas tal como tú lo puedes hacer.

Esto es algo que continuamente aplicaba Steve Jobs en los productos innovadores de Apple. En vez de concentrarse en copiar lo que la competencia tenía, se enfocaba en crear algo diferente, útil e innovador.

[Artículo recomendado: ¿Quieres mejorar tu creatividad y llevar tu pensamiento a otro nivel?, entonces una buena caminata es lo que necesitas.]

4. Nadie puede robarte la pasión

Se pueden robar ideas, pero nadie puede robar la ejecución o la pasión  Tim Ferris

Así como nadie puede ejecutar una idea cómo tú lo harías, tampoco podrán robarte la pasión que le pongas a esa idea para llevarla a cabo.

Tus ideas son brotes espontáneos de creatividad desmedida que surgen dentro de tu mente, y cuando una de esas ideas te causa emociones internas positivas, entonces tendrás el espíritu emprendedor que necesitas para llevar a buen puerto un proyecto.

Cuando tienes una idea, nadie puede robarte tu manera de ejecutarla. Tampoco te pueden robar tu visión, ni mucho menos la pasión que tienes para hacerla realidad.

La pasión por una idea y/o proyecto propio, es algo muy difícil de contagiar. Es por eso que ahora tienes una razón más para no preocuparte porque tus ideas sean robadas.

Visualízate como un genio

Dejemos de valorar las ideas como si estas fueran escasas y codiciadas, elevemos el estándar. De ahora en adelante visualízate como una persona productora de grandes ideas.

Al hacerlo, dejaras de creer que las ideas son lo máximo y permitirás a tu mente producir ideas geniales de forma natural y sin esfuerzo.

Eres un productor natural de ideas. Todos los días tienes una gran cantidad de ellas, incluso cuando duermes.

Tus mejores ideas surgen cuando menos lo esperas, cuando te encuentras tranquilo, sereno y sin presión alguna.

Entonces, deja de pensar que las idea son lo máximo, piensa que las hay por motones, de todos los tipos y tamaños para elegir. En vez de ello, mejor analiza cuál de todas ellas vas a implementar para cambiar tu vida, dejar un legado y hacer tu visión una realidad.

Comienza a crear esa app, ese blog, ese negocio. Si hace tiempo que tienes la idea de comenzar a correr, de presentarte a esa chica, de dar tu opinión para ser escuchado, o de cualquier otra idea que ronde tu mente, comienza ya y ejecuta, no hay más que pensar.

Ahora lo sabes, las ideas no tienen ningún valor si no se acompañan con acción y con pasión. 

◊♦◊

Dime: ¿Has recordado alguna idea que dejaste en el olvido? ¿Piensas aun en ponerla en marcha?

Nos leemos en los comentarios. 🙂

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *