No quiero seguir adelante… con mi vida

Compartir en:
No quiero seguir con adelante con mi vida

¿Alguna vez has sentido que no tienes ganas de seguir adelante? Como si estuvieras en una lucha interminable que no quieres continuar.

Es posible que te preguntes cómo dejar de sentirte así; con el ánimo bajo, cansado, triste, deprimido o simplemente sin ganas de hacer nada. Sin embargo, debo decirte que no se puede; no es posible. Pero debes aprender gestionar tus emociones y llevar estos días de la mejor forma.

Algunos días serán buenos y otros no tanto. Habrá momentos donde sentirás una energía desbordante y te levantarás muy sonriente con muy buen humor. NO obstante, habrá otros que serán completamente lo opuesto. No tendrás ganas de continuar e incluso pensarás en darte por vencido y “tirar la toalla”. Esto es completamente normal y no deberías afligirte por ello.

Aléjate del falso positivismo

Si alguien dice por ahí que debes siempre estar positivo, optimista, alegre y sonriente, será mejor que te olvides de ello, porque solo encontrarás frustración en el intento.

[Artículo recomendado: Quiero ser feliz y no puedo ¿Qué hago?]

Nuestros estados de ánimo siempre serán variables a lo largo del tiempo, y debes evitar escuchar esa «patraña» positiva sin fundamento, que se ha extendido en estos tiempos en redes sociales.

No podemos pretender estar positivos siempre. No podemos esperar mantenernos todo el tiempo, alegres, sonrientes y cargados de energía. No somos máquinas programadas para actuar de una misma manera sin importar lo que ocurra.

El entorno, tu alimentación, la calidad de tu sueño, los cambios hormonales, las situaciones personales imprevistas, tus pensamientos… Son muchos los factores que pueden ocasionar que algunos de nuestros días NO sean como quisiéramos, y no podemos esperar sentirnos muy bien en cada uno de ellos.

Tu vida sufrirá cambios, no los vas a poder evitar. Lo hoy tienes, no permanecerá por siempre; es una ley de la vida. No obstante, esto no debe ser un motivo de melancolía o tristeza. Al contrario, debes colocar la cara en alto, aceptarlo y seguir avanzando. Porque estar aquí y ahora es el más grande de los tesoros que pudiste haber recibido, aún en los días más grises que puedes tener. Esto es algo que no debes olvidar jamás.

[Artículo recomendado: Vivir no es un derecho, sino oportunidad que te hace enormemente afortunado]

Seguir avanzando está en tu naturaleza

Los cambios son una cualidad de la vida,  y es por ello que debes mantenerte en movimiento.  Debes procurar generar cambios intencionados en la dirección que tú deseas.

[Artículo recomendado: No hay camino correcto ni definido, elige crear tu vida]

Aunque hoy no tengas ganas de seguir adelante, debes hacerlo… debes levantarte y continuar. Porque este es tu camino; el que has elegido. Y no hay nada mejor en lo que puedas utilizar tu valioso tiempo, en esta etapa de tu vida, que en lo que estás ocupándote en este momento… O dime ¿Acaso me equivoco?

Si por alguna razón no lo crees así; si hay algo que te hace dudar acerca del rumbo has tomado en los últimos meses o años, entonces es momento de replantear tu vida y hacer un cambio en una nueva dirección.

Y si no sabes cómo hacerlo, no te preocupes, afortunadamente estas en Vida Épica.

[Artículo recomendado: ¿No sabe qué hacer con tu vida? Aquí está el secreto]

El día de hoy es un regalo que se te pudo haber negado. Además, es algo que recibiste sin dar nada a cambio. Valóralo y aprovéchalo como tal. Enfoca tu mente en lo que puedes y necesitas hacer, y deja a un lado lo que te roba energía, lo que carece de un objetivo claro y lo que perturba tu mente.

[Artículo recomendado: El mundo es como lo quieres ver, aquello en lo que te enfocas persiste]

Acepta y admira la vida como una rosa

Más allá de tus actuales circunstancias, problemas, y situaciones que te impiden ver claramente, hay una vida que merece ser vivida. Una vida que tendrá subidas y bajadas, recompensas y pérdidas, ilusión y decepción, sonrisas y llantos. Cada uno de tus dias tendrá diferentes matices, y debes abrazarlos a todos. Porque así como una rosa es linda, apreciada y admirada con todo y sus espinas, la vida estará compuesta por dias malos y poco memorables que también forman parte de ella.

Mira con otra perspectiva

Si tienes una conexión a internet y estás leyéndome en este momento a través de un dispositivo electrónico, entonces querida amiga o amigo, tu vida esta llena de muchas ventajas, bendiciones y comodidades que tus antepasados (abuelos, bisabuelo y tatarabuelos) apenas hubiesen soñado o imaginado.

[Artículo recomendado: ¿Crees que el mundo está cada vez peor? Necesitas leer esto]

Por fortuna, nuestras emociones están regidas en gran medida por nuestros pensamientos. Si cambias el ángulo desde el cual miras las cosas, cambiarás la manera en cómo te sientes e interpretas lo que te ocurre. 

[Artículo recomendado: ¿Qué semillas estás plantado en el fértil jardín de tu mente?]

Cuando un pensamiento negativo llegue a tu mente, puedes optar por seguir pensando en ello y sentirte víctima de las circunstancias, o puedes dirigir tu mente hacia algo diferente. Algo que sea útil, productivo y/o beneficioso a corto, mediano y largo plazo.  

Cuando redirijas tus pensamientos aleatorios e indeseables en la dirección que deseas y necesitas, tus emociones cambiarán, y con ello, la manera cómo interpretas y experimentas lo que ocurre.

[Artículo recomendado: Deja de pensar en lo que no quieres y enfócate en lo que deseas y necesitas]

Maurino ¿Me estás diciendo que me engañe a mí mismo y omita lo que me sucede?

Por su puesto que no. Esto no significa que te engañes o ignores la realidad. Simplemente quiere decir que eres tú quien tiene el control de tu propio barco. Controlas el timón de tu mente y la dirección que toman tus pensamientos hacia tu beneficio.

En vez de dejarte llevar por una maraña de pensamientos al azar (muchas veces negativos y pesimistas), puedes enfocarte en lo que es importante, y dirigir tus ideas por senderos que te benefician y te hacen actuar en pro de tus más grandes deseos, aspiraciones y necesidades personales.

Tendrás días buenos, regulares y malos, no lo podrás evitar. Pero debes aceptarlos todos, porque de cada uno de ellos en conjunto, conformarán tu historia personal.

Si el día de hoy no es el mejor día que pudiste tener, de cualquier manera agradece. Porque más allá de tus actuales pensamientos y emociones, tienes una vida que merece ser vivida. Abrázala, aprovechada y utilízala a tu favor.

[Artículo recomendado: Te vas a morir tu vida es ahora]

Tal vez sientes que hoy no es un buen día, pero esta es tu vida; haz con ella algo que merezca la pena y te haga sentir realmente orgullosa ahora y en el futuro.

» El mejor dia de tu vida es hoy, dime ¿Qué harás al respecto?

◊♦◊

Ahora cuéntame ¿Qué piensas? ¿Sientes últimamente que no tienes de seguir adelante? ¿Ha ocurrido algo? Nos leemos en los comentarios. Y si te ha gustado, por favor te invito a compartirlo con tus amigos. Al hacerlo me ayudas y me impulsas a seguirte entregando más contenido como este y te estaré muy agradecido.

Si quisieras charlar en algún momento sobre tu situación, no dudes en escribirme. Será un gusto conocerte, escucharte y poder ayudarte. 🙂

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *