El mejor día de tu vida es hoy ¿Qué harás al respecto?

Compartir en:
el mejor día de tu vida es hoy

Si te preguntara en este momento ¿Cuál es el mejor día de tu vida? ¿Qué me contestarías?

Tal vez me digas que el mejor día fue aquel cuando nació tu hijo y lo viste por primare vez, o cuando te graduaste de la universidad después de años de estudio. Posiblemente para ti el mejor día sea aquel cuando tu pareja te pidió matrimonio, cuando te fuiste de vacaciones a algún lugar exótico, o cuando te dijeron que fuiste aceptado en aquella universidad de gran prestigio.

Para muchos aquel día ya paso, y lo guardan en su memoria como un día especial; el más especial de todos. Es un momento que recuerdas como el más feliz, gratificante o lleno de orgullo que has tenido hasta la fecha.

Dime, ¿para ti cual es el mejor de día de tu vida? ¿Ya lo has vivido? ¿Tienes varios días en tu memoria que consideras especiales? ¿Crees que ese día apenas está por venir?

¿Qué hay con el día de hoy?

En mi opinión, pensar que el mejor de tu vida ya ha pasado, o que lo mejor lo vivirás en el futuro, es una buena manera de olvidarte del regalo que tienes en este momento y desperdiciar tu vida, dejando de vivir el momento presente.

Muchas personas viven en el pasado. Pensando que sus años de “gloria” ya ocurrieron, y creyendo que lo que hoy tienen no se compara de ninguna forma que lo que tuvieron o con lo que vivirán más adelante.

Cuando crees que lo mejor ya fue, o va a llegar en algunos años, te olvidas de disfrutar el mayor de los tesoros que realmente tienes… el presente.

Un día vivido, por más intenso, gratificante y extraordinario que haya sido (o te haya parecido), no puede sustituir el valor que tiene el presente.

[Artículo recomendado: Tus mejores años son ahora ¿Qué estás haciendo con ellos?]

«El ahora» es lo único que realmente tienes. Es un regalo que se te entrego al momento de nacer y solo por una cuantas décadas.

Tal obsequio contiene infinitas posibilidades (y oportunidades) inmersas dentro de cada instante. Y es parte de tu trabajo descubrirlas, distinguirlas y aprovecharlas.

Tú puedes darle a tus días, mayor intensidad, placer, emoción y significado, siempre que mantengas la menta abierta, y estés atento a percibir y disfrutar los pequeños detalles que componen tus dias ordinarios.

[Artículo recomendado: Vivir no es un derecho, sino una oportunidad que te hace enormemente afortunado]

Hoy es el mejor día de tu vida

Es bonito y muy gratificante recordar buenas experiencias y momentos del pasado. También es bueno tener propósitos y metas que cumplir que mejoren nuestra calidad de vida y la de aquellos que nos rodean. Sin embargo, nunca debes olvidar que no hay momento más valioso que lo que vives hoy… en este instante.

Puedes tener actividades que hacer, tareas que cumplir, asuntos en que ocuparte y mucho en que pensar, pero esa no debe ser una razón para olvidarte de vivir hoy, y disfrutar este de día de alguna forma y en algún lugar.

[Artículo recomendado: Vive hoy; aquí y ahora]

Debes estar atenta y perceptiva a los pequeños detalles, ya que estos tienen el potencial para deleitarte y llenar de dicha la mayoría de tus días. incluso aquellos que puedes considerar  “normales” o poco memorables.

Tus experiencias y sensaciones están definiditas por:

  • Aquello en lo que decides enfocar tu atención.
  • Por el significado que les das a lo que te sucede.
  • Y por las acciones que tomas a partir de ello.

Si decides enfocarte en lo negativo, entonces de esa forma verás tu realidad. Pero si eres más detallista, y buscas lo bueno que tienes en el momento, podrás darte cuenta y disfrutar de las enormes bendiciones que te acompañan. Bendiciones que han pasado desapercibidas a tu lado, debido a que estuviste viviendo en el pasado, pensado en el futuro o abrumada por ver tu presente desde un enfoque que no te ayuda.

[Artículo recomendado: Deja de pensar en lo que no quieres y enfócate en lo que si deseas y necesitas]

No volverás a vivir jamás este día

Todos tenemos días especiales. Sin embargo, quiero invitarte hoy, a que cada día mires lo bueno que tienes y te acompaña siempre.

¿Crees no tienes nada bueno? Pues te aseguro que no es así… o dime ¿Tienes un techo y una cama donde dormir? ¿Tienes unos oídos y ojos que te permiten ver y escuchar diariamente a tus seres queridos? ¿Acaso puedes respirar el aire fresco al amanecer? ¿Tienes comida para alimentarte durante las próximas horas? ¿Tienes la libertad de hacer con tu vida algo que tenga sentido para ti y valga la pena?

Si hoy tienes alguna de estas bendiciones, entonces debo decirte que el día de hoy también es especial por más ordinario que te parezca.

Tú puedes darle el significado que deseas a cada uno de tus días, y aunque los días “comunes” no se caractericen por tener algo en “especial”, son muy especiales por que los tienes ahora… y no para siempre ¡No lo olvides! 🙂

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *