Ser más consciente no cambiará tu vida, esto lo hará

Compartir en:
ser más consciente no cambiará tu vida

Hoy en día se habla mucho acerca de ser o convertirnos en personas más conscientes; Sé un padre más consciente, sé un hijo más consciente, ten una mayor consciencia de tus actos, aplica una alimentación consciente, toma consciencia de ti mismo y crea una vida más consciente…

Dime ¿Has escuchado algo de esto? ¿Te gustaría ser alguien más consciente?

En lo personal, cuando escucho algo así me pregunto ¿A qué se refieren exactamente? Y más importante aún, ¿Realmente la consciencia cambia nuestra vida?

Ser personas más conscientes de ha puesto de muy de moda en estos tiempos. Sin embargo, eso no significa que debamos seguir la tendencia sin cuestionar lo que ocurre ni pensar por nosotros mismos.

[Artículo recomendado: La razón por la que NO debes seguir las modas y las tendencias]

¿Ser más consciente es realmente la solución prometida?

Por un momento pareciera que «tomar conciencia» o  «ser más conscientes» se ha convertido en la anhelada píldora mágica que al obtenerla, por fin derribará todos nuestros problemas y cambiaremos nuestra manera de ser. Gozaremos de un estado de conciencia más elevado que nos permitirá lograr objetivos, vivir en el ahora, y hacer nuestra vida prospera, feliz, saludable y satisfactoria.

Suena muy bien ¿Verdad? Simplemente tomas consciencia y automáticamente cosechas todos los beneficios. Sin embargo, estas en Vida Épica y por lo tanto, nos corresponde ir un paso allá del pensamiento ordinario.

Si realmente quieres mejorar tu vida y tu entorno, entonces necesitas algo más que la consciencia. Y estoy seguro que en el fondo ya sabes bien de qué trata. 😉

¿Qué significa ser más consiente?

Ser más conscientes significa tener una mente más abierta que nos permita ver más posibilidades. Es cuando recibes una informacion que te permite descubrir, enterarte o aprender algo nuevo que antes ignorabas, no contemplabas o no tenías presente.

Ser más consciente significa que ahora tienes una mejor percepción de tu entorno. Algo que es o se acerca más a la “realidad”, y que antes lo concebías de otra manera o no la tomabas en cuenta.

Tener un nivel mayor de consciencia nos puede ayudar a cambiar nuestros actos de tal manera que podemos obrar de manera alineada y en beneficio de aquel aspecto de a vida del cual ahora somos conscientes. No obstante que sepas que…

Ser más conscientes no precisa un cambio

Tener más conciencia nos permite discernir en los hechos y tomar mejores decisiones. Sin embargo, NO necesariamente involucra actuar en armonía con el nuevo nivel consciencia.

Ser más conscientes no precisa un cambio real y duradero en nuestras acciones. Tener presente los hechos, no necesariamente nos obliga a actuar acorde y en consideración de ellos.

Cuando tomamos consciencia sobre algo que puede ser beneficiosos para nosotros o para nuestro entorno, esa información almacenada en nuestra mente no le sirve a nadie.

Si eres consciente pero no influyes en el mundo físico a través de tus acciones bien intencionadas, entonces no habrá ningun cambio.

La clave de la consciencia

De nada servirá ser más conscientes si no tenemos la disposición, el deseo, la necesidad y la motivación para actuar acorde con nuestra consciencia. Y esa es precisamente la clave:

Si sabes algo y tienes una convicción, entonces debes actuar acorde a ello para que tenga sentido.

De nada sirve ser más conscientes si no hacemos nada el respecto. Es como comprar un libro, aprender algo, y no aplicarlo. ¿Para qué gastar tiempo y dinero si lo que hemos aprendido no será aplicado?

No necesitas ser más consciente

Ya no necesitas buscar un nuevo estado de consciencia o un nivel más elevado. Lo que requieres es el valor, la voluntad y disposición para actuar de manera alineada con aquello en lo que ya eres consciente.

Piénsalo, si tan solo actuaras en congruencia con tu estado de consciencia actual, tu vida mejoraría enormemente. Tendrías un cuerpo más sano, mejor condición fisica, habría mejores alimentos en tu cocina, caminarías más, pasarías tiempo de calidad con tus hijos, tus padres y con las personas que más te importan, dejarías de comprar cosas que no necesitas lo que se traduciría en un beneficio para tu bolsillo y para el planeta, utilizarías transporte público o bicicleta y con ello ayudarías a emitir menos gases de efecto invernadero a la atmosfera.

Ahora mismo eres consciente de muchas cosas. Conoces lo bueno y malo de una gran cantidad de aspectos de tu vida y aun así no tienes la voluntad para actuar de manera alineada con gran parte de ellos.

Sabes qué alimento afectan tu salud, pero los sigues comprando y comiendo porque es lo hace todo el mundo (por lo menos el mundo que conoces).

Sabes que tu cuerpo necesita movimiento, que no serás joven por siempre y un día si será tarde para comenzar. Aun así, no te ejercitas lo sificiente y desperdicias la gran máquina de movimiento que se te otorgo al momento de nacer, y que sabes bien que se va a atrofiar con el pasar de los años.

[Artículo recomendado: Tus mejores años son ahora ¿Qué estás haciendo con ellos?]

Como puedes ver, ser más consciente no sirve de nada si no estamos dispuestos y comprometidos a actuar en congruencia y de manera alineada con aquello en lo que somos conscientes.

Ahora eres consciente del valor de la consciencia

No necesitamos ser más conscientes. Lo que realmente necesitamos es actuar acorde con aquello en lo que ya somos conscientes ahora mismo. Si lo hacemos así, nuestra vida y entorno comenzarán a cambiar.

Y por favor, nota que dicho «comenzarán», lo cual significa que el cambio es un proceso, no un evento.

Si ahora mismo sabes lo que debes hacer entonces hazlo. Hagamos que nuestra vida cuente. 🙂

◊♦◊

Ahora dime ¿Qué te parece lo que te acabo de contar? ¿Despues de esto aún crees que es importante hacerse más consciente?

Nos leemos en los comentarios. Y si te ha gustado, te invito a compartirlo con tus amigos y familiares. Al hacerlo, me permites seguir entregándote más contenido como este y te estaré muy agradecido. 😉

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *