Expande tu mente

¿Quieres tener hijos felices y exitosos? no los mandes a la escuela

Cómo criar y tener hijos felices y exitosos

Hoy tengo el gusto de recibir como invitada en Vida Épica a Tere Garduza, de Educación en Casa. Su proyecto tiene como objetivo impulsar y fomentar la educación desescolarizada, la maternidad y la crianza consciente y respetuosa, así como el bienestar de la mujer.

Si te interesa saber más de ella y su proyecto, puedes contactarla mediante sus datos de acceso que encontrarás al final de este artículo.

Ahora te dejo con Tere. Espero disfrutes de este contenido que nos ha preparado con mucho cariño 😉

***

Hola soy Tere Garduza, y estoy segura que el título de este artículo te llamo mucho la atención. Sé que puede escucharse fuerte e incluso polémico; pero permíteme contarte las razones por la cuales me atrevo a asegurar algo así. Para ello te pido tener mente abierta y quiero dejar claro que lo que leerás a continuación son convicciones del sistema educativo que forme y descubrí a través de mi experiencia e investigaciones previas.

Sé, porque lo viví y pude observarlo, que el ir a la escuela no garantiza que seamos personas exitosas, equilibradas, abundantes y felices. Y a continuación te cuento por qué pienso de esta manera.

¿Para tener hijos exitosos y felices la escuela es realmente necesaria?

Estamos en una época de cambios en muchos sentidos. Desafortunadamente el sistema educativo se está quedando cada vez más obsoleto ante las necesidades que se requieren en el mundo de hoy.

Dime, alguna vez te has cuestionado ¿si es realmente necesitaste la escuela para tener éxito en la vida y ser feliz? ¿Lo que aprendiste en la escuela realmente te ayudó a conseguir la realización personal y profesional que estabas buscando?

En mi caso, cuando terminé la universidad me sentía temerosa de enfrentarme al mundo laboral. No me sentía nada preparada. Fue en ese momento cuando me pregúntate ¿por qué en la universidad no me enseñaron como hacer todo esto? ¿No se supone que al estudiar nos preparamos para el mundo laboral?

Si la escuela NO te prepara como se debe para enfrentar el mundo real ¿porque utilizar tantos años aprendiendo cosas que solo te dispersan y te entretienen en temas diversos?

Yo estudié Ingeniería Industrial y ejercí la profesión durante 8 años en dos diferentes empresas en el área de Calidad. Después de esa experiencia te puedo decir fácilmente que el 97% de las actividades que realice en el trabajo, las aprendí por mi cuenta. El otro 3% lo pude haber visto de manera muy superficial en la universidad.

Desde aquel momento cuando empecé a trabajar, me empezaba a cuestionar si habían valido de algo tantas horas de estudio a lo largo de la licenciatura. De qué me había servido sufrir con materias como dibujo industrial y programación, si lo que realmente necesitaba era conocer acerca de sistemas de gestión de calidad, gráficas de control, manejo de softwares y muchas otras herramientas y conocimientos que tuve que aprender por mi cuenta.

Pero eso no es todo ¿Por qué no nos enseñan nada sobre liderazgo, emprendimiento, finanzas, relaciones personales sanas, nutrición, comunicación efectiva, gestión del tiempo y las emociones?

Todo ese conocimiento que es realmente útil en el mundo laboral y que es incluso más importante para lograr el éxito personal y profesional. Nada de eso se enseña en la escuela a ningún nivel.

Ante mi necesidad de saber y salir adelante, fue como descubrí lo que era el aprendizaje significativo; aprendí lo necesario cuando me interesaba y lo necesitaba; ahí fue cuando me dije ¿para qué pase tantas horas estudiando integrales y transformada de Laplace si este conocimiento no estaba enfocado a ningún fin que produjera resultados en el futuro? ¿Por qué nos enseñan sobre tantas cosa en la escuela de manera superficial y sin un objetivo claro? ¿Qué caso tiene saber de todo un poco de cosas que solo una gran minoría de alumnos van a utilizar?

No digo que no sea necesaria la educación, hablo de que la escuela con el sistema educativo que nos rige actualmente, se está quedando muy lejos de lo que realmente necesitan las personas para ser felices y alcanzar el éxito, abundancia y realización personal.

Existe una enorme diferencia entre educación y escolarización. Una persona educada sabe dónde encontrar el conocimiento, ordenarlo y ponerlo a su disposición para lograr metas y objetivos valiosos. En cambio, una persona escolarizada solo tiene conocimientos, pero no sabe para qué le va a servir en la vida.

En la escuela aprendemos a acatar órdenes, dejamos de pensar por nosotros mismos y esperamos a que se nos diga lo que tenemos que hacer. Eso es algo que la escuela enseña, y lo hace muy bien.

En 1924, H.L Mencken escribió lo siguiente en The American Mercury: “El objetivo de la educación pública no es llenar de conocimiento a los jóvenes ni despertar su inteligencia… Nada podría estar más alejado de la realidad. El objetivo real… es simplemente reducir a tantos individuos como se pueda al mismo nivel seguro, de criar y entrenar una ciudadanía estandarizada, para aplastar el disentimiento y la originalidad. Ese es el objetivo de la educación en los Estados Unidos… y ese es el objetivo en cualquier otra parte”.

Ahora puedes darte una idea de lo que la escuela realmente hace con las mentes brillantes de cada niño y joven escolarizado.

Principales paradigmas educativos relacionados con el éxito y la felicidad

Prácticamente desde que nacemos, pareciera que traemos en nuestro ADN las creencias y paradigmas educativos, y no es de extrañarse. El ir a la escuela ya forma parte de la vida y es lo que hay que hacer; es lo conocido. La mayoría de personas no se cuestionan, ni piensan si es necesario tal escolarización o si existe alguna mejor alternativa.

Si no sabes a que me refiero, aquí tiene algunos de los principales mitos, paradigmas y creencias escolarizadas que tiene la mayoría de gente:

  • ¡Tienes que ir a la escuela para que seas alguien en la vida!
  • Necesitas a un “experto” (llamado maestro, escuela o colegio) para aprender acerca de cualquier tema, actividad o profesión que sea de tu interés. ¡Si alguien no te enseña no puedes aprender!
  • Debes sacar buenas calificaciones para que tengas éxito y consigas un buen empleo en futuro.
  • Tener un título te garantiza un buen empleo con un salario bien remunerado.
  • El mejor lugar para socializar y educarte es la escuela.

¿Te ha sonado familiar alguna de estas frases? Podría asegurar que por lo menos conoces una o has escuchado en algún momento alguno de esas falsas creencias. No te culpo. Yo hace algunos años también pensaba así, es normal, escuchas a la mayoría de las personas expresarse de esa forma. Además tenemos las escuelas por todas partes que nos ayudan reafirmando a través de los profesores; todas esas ideas preconcebidas acerca de la escuela y su relación con el éxito.

Difícilmente llegamos a imaginar que gran parte de lo que creemos sobre la educación estandarizada es mentira, y mucho menos llegamos a pensar que hay otras opciones.

Principales carencias del sistema educativo

El sistema educativo tiene muchas carencias y eso hace que las personas no tengamos una amplia visión del mundo.

Desde que somos estudiantes, en las escuelas se encargan de matar nuestra creatividad y hacernos pensar que el mundo se reduce al ir a la escuela durante aproximadamente 19 años. Después de eso estás listo para trabajar, formar una familia y esperar hasta que puedas jubilarte… Pero dime, ¿en verdad eso es vivir? ¿Eso es lo que queremos para nuestros hijos?

A continuación te contaré algunas de las principales carencias que tiene el sistema educativo actual:

  1. A todos los niños y jóvenes se les enseña de la misma manera. No importa si tienes un talento natural para escribir, tocar música, o hacer cierto deporte, tienes que aprender lo mismo que todos.
  2. Los niños son separados por edades, en vez de aprender a convivir con todo tipo de niños, jóvenes y adultos.
  3. El aprendizaje es medido por un número o una letra (vales tanto como valen tus calificaciones) y si sacas un 10 o una “A” entonces te consideran “inteligente”.
  4. Los temas enseñados en el aula, se basan en un programa, el cual en la mayoría de casos es diseñado por personas que no han estado una sola vez frente a un grupo de niños y jóvenes.
  5. Las habilidades sociales, conocimientos y competencias importantes que realmente sirven para la vida, no forman parte del programa de estudios de las escuelas.
  6. Se prepara a los estudiantes para trabajar en alguna empresa o intuición privada o pública, en vez de encaminarlos hacia algo que realmente les interese, les apasione y explote sus talentos naturales. Y no digo que trabajar para alguien sea malo, lo que no me parece correcto es que no se les hable a los estudiantes todas las posibilidades que tienen.

El sistema educativo tiene muchas otras carencias; sin embargo quise mencionarte las que considero principales.

Como puedes darte cuenta es una situación realmente preocupante, porque las nuevas generaciones no están siendo preparadas para las necesidades de la nueva era.

Grandes pensadores, filósofos, teóricos desde Platón hasta Rousseau, así como en los de la actualidad sabían que: “si los niños pueden ser recluidos con otros niños, liberados de responsabilidad e independencia y alentados solo a desarrollar las emociones triviales de avaricia, envidia, celos y miedo; ellos iban a crecer, pero nunca madurarían”.

Cobberley escribió en su libro “Public Education Administration” lo siguiente: “nuestras escuelas son… fábricas en las cuales el producto crudo (los niños) son moldeados y formados… y ¿qué es el negocio de la escuela? construir sus pupilos de acuerdo con las especificaciones requeridas”.

¿Existe alguna alternativa a la escuela tradicional?

Seguramente en este momento estás pensando “Ok Tere, todo lo que me cuentas es interesante, pero ¿qué puedo hacer? necesito ir a la escuela, o si soy madre o padre debo mandar a mis hijos a que estudien ¿No es así?”.

Afortunadamente existe otra opción llamada Homeschooling, o educación en casa. Y ¿qué es el Homeschooling? Bueno, a groso modo se trata de tomar la educación de los hijos en nuestras manos. Es una manera alternativa de educar que la mayoría de personas desconoce aún.

Si nunca has escuchado hablar sobre el tema quizá estés pensando que estoy loca o algo parecido, pero el Homeschooling es algo que afortunadamente es posible y que puede cambiar por completo nuestra vida y la de nuestros hijos.

Podría asegurar que este momento estás pensando mil cosas. Pero déjame decirte que eso sucede porque aún tienes una mente escolarizada. Y no te lo digo como crítica ofensiva, yo también lo viví; lo digo porque llevar a nuestros hijos a la escuela se ha convertido en una regla incuestionable, y cuando llegamos a escuchar la posibilidad de que no asistan, llega a dar bastante miedo. Eso es lo que sucede cuando desde pequeño te meten la idea de que la escuela es necesaria para tu éxito. Es algo que creemos ciegamente sin cuestionarlo.

Sé que en este momento pueden estar pasando por tu mente preguntas como: ¿Es legal el homeschooling? ¿Y si mi hijo quiere ir a la universidad… cómo le haré? ¿Cómo le enseñaría yo a mi hijo si no soy maestra? ¿Mi hijo se hará un niño antisocial?…

Para contestar todas tus preguntas necesitaría un artículo muy extenso, pero lo que te puedo decir es que es posible y existe una respuesta a todas tus preguntas.

Necesitas trabajar tu mente escolarizada, es por eso que si te interesa saber más acerca del Homeschooling te invito a mi seminario gratuito “Descubriendo el Homeschooling”, dónde te despajaré muchas de las dudas que tienes en este momento.

»Puedes registrarte aquí«

Te aseguro que después de ver el seminario no volverás a ver el sistema educativo de la misma forma. Incluso es posible que quieras sacar a tus hijos de la escuela antes de que sean más afectados.

Ir a la escuela es lo mejor para muchas personas, pero para otras tantas no lo es

Para muchos niños y jóvenes con pocas posibilidades, el ir a la escuela es lo mejor que les puede pasar. También soy consciente de que la educación ha traído grandes avances en ciencia y tecnología.

Lo que me resulta poco factible, es todo lo que hay antes de elegir una carrera universitaria. Tanto conocimiento que sirve de poco o nada para el mundo real. Solo mantiene ocupados a los niños y jóvenes sin un objetivo claro.

Además, el camino que muchas veces la escuela nos incita a elegir es el común. Te preparan para trabajes en una empresa o institución pero… y si quieres algo diferente. Si tienes el talento, el interés o la necesidad para ser deportista, artista o empresario, porque tu futuro se tiene que ver trucado al aprender exactamente de la misma forma que lo hacen todos los niños, cuando sabemos que todos somos diferentes.

Posiblemente elegirías un camino más apasionante y que te haga sentir realizado, si la escuela hiciera un trabajo distinto. Afortunadamente eso es algo que el homeschooling nos permite, ya que podemos encaminar a nuestros hijos para que se dediquen a algo que realmente les gusta y les motiva. Impulsándolos a perseguir sus sueños sin importar cuando grandes puedan ser.

O dime cuantos profesionistas de todos los ámbitos están ejerciendo con verdadero amor, pasión y vocación ¿no crees que nuestra sociedad sería mejor si desde niños todos explotáramos nuestras capacidades y se nos impulsará a perseguir nuestros sueños?

Ese es uno de los pilares principales que tiene educación en casa; encaminar a nuestros hijos a ejercer con verdadera pasión y vocación.

Ahora entiendes porque te digo que “si quieres tener hijos felices y exitosos entonces no los mandes a la escuela” 🙂

Para terminar este pequeño artículo, te dejo con unas palabras de John Taylor Gatto extraídas de su libro “Weapons of Mass Instruction” que dice:

“Los niños bien escolarizados tienen poco margen al aburrimiento; enseña a los tuyos a desarrollar su vida interna para que nunca se aburran.

Inspíralos a tomar materiales serios, materiales para adultos, en historia, filosofía, música, arte, economía, teología. Todo lo que los maestros de escuela saben evitar muy bien. Reta a tus hijos con mucha soledad para que aprendan a disfrutar de su propia compañía y a tener diálogos internos.

Las personas bien escolarizadas están condicionadas a temer estar solos; buscan la constante compañía a través de la TV, la computadora, el celular y a través de amistades superficiales que se adquieren fácilmente y se abandonan fácilmente. Tus niños deben y pueden tener una vida más importante”.

◊♦◊

Espero que te haya gustado este artículo. Fue un placer escribir como invitada en este gran blog de Vida Épica.

Si te gustaría saber más sobre esta alternativa educativa te invito a mi seminario “Descubriendo el homeschooling”. Te seguro que será un punto inflexión en tu manera de ver la escuela tradicional.

Si te ha gustado este artículo te invito a que lo compartas y si tienes algo que agregar déjame tu comentario aquí debajo. Estaré encantada de leerte y saber qué piensas. 😉

Publicaciones Similares

Un comentario

  1. Estupendo mi mente escolarizada no me deja tiempo para pensar quien puede pensar si no tenemos tiempo quiza deveriamos aprender ha hacelo todo pero parece que no me bastaria aun siendo autonomos todos tenemos necesidades en su grado de satisfaccion individual quien no quiere nada no tiene nada solo cuidarse de este mundo contaminado en todos los aspectos un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *