Vive una vida que recordarás ◢◤

Compartir en:
vive una vida que recordarás - Avicii, The Nights

Hoy quiero contarte algo un poco diferente. Es una anécdota que marcó el rumbo que tomo mi vida hace tiempo atrás.

Es increíble que a veces pequeñas y simples situaciones que nos suceden, pueden cambiar el rumbo que tomamos.

Una película, un consejo, una canción, una experiencia sumamente ordinaria en el momento oportuno, son capaces de ayudar a definir la dirección que tomamos en la vida. Y eso de lo que me gustaría contarte hoy.

Todos tenemos algo bueno que dar al mundo

Hace varios años, antes de comenzar Vida Épica. Sentía una necesidad muy grande por escuchar mi corazón y seguir mi propio camino. Muy dentro de mí sentía que debía dejar de hacer lo que se esperaba de mí y dejar de cumplir las expectativas de la gente.

Quería hacer algo que realmente me hiciera sentir satisfecho y feliz cada día por lo que estaba haciendo y por la dirección que estaba tomando.

Era 2014-2015 cuándo ocurrieron en mi vida varios sucesos que me marcaron para siempre. Cambiaron mi manera de concebir la vida, y me dieron el valor para tomar un nuevo camino.

Era una etapa donde buscaba respuestas, y trataba de percibir las señales que me mandaba la vida… Una de esas señales fue esta canción:

Un día dejarás este mundo atrás, así que vive una vida que recordarás. –The Nights, Avicii

Esa fue una canción cuyo mensaje me hizo más que reflexionar. Me ayudo a darme cuenta que la vida puede ser como tú quieres que sea. Tú la puedes ver como tú quieres, y dependiendo de la manera en como la veas, es cómo será para ti.

Puedes creer que la vida es lo mejor que te pudo haber pasado y aprovecharla al máximo, trabajando cada día para crearla a tu manera.

Puedes buscar una vida divertida, apasionante, llena de alegría y grandes momentos dignos de recordar. O puedes preferir ver la vida como algo triste, melancólico, lleno de quejas y molestias, pensando en lo injusta que es

Tú eliges cómo quieres ver tu vida y cómo la quieres construir. Eres el arquitecto que la diseña, y a la vez, eres la persona que la construye; bloque tras bloque, minuto a minuto tu vida sucede. Día con día, con tus propios actos vives tu presente y forjas tu destino.

Elegir ver el mundo como un lugar agradable, y visualizar tu futuro de la mejor forma, es lo mejor que puedes hacer por tu propio bien, y el de las personas que amas.

Esta es la otra parte de la historia

Hay algo que me intriga respecto a la canción que te acabo de mostrar, y quisiera compartirlo contigo.

Si te gusta la música electrónica, tal vez ya lo sepas. Y es que Tim Bergling, mejor conocido como Avicii (el autor de la canción) murió en 2018.

Era una persona que amaba la música y a sus fans, pero no se sentía nada cómodo estando bajo reflectores y saliendo a los escenarios.

Aunque para muchas personas la fama lo puedes ser todo, para él no era así. Lo que él quería era hacer música; su gran pasión.

Si quieres conocer su historia te recomiendo su documental Avicii: True Stories.

Bien, ahora puedes estar diciendo: «Maurino ¿Por qué me cuentas esto?»

Pues porque aquí hay varias lecciones que considero de gran valor y que me gustaría contarte ahora mismo.

Lección # 1: Sigue tus intereses y muestra tu talento y pasión al mundo

Tal vez no lo sabes pero en menos de cinco años y tras escuchar horas y horas a sus artistas favoritos como Daft Punk, Swedish Mafia House y Eric Prydz, Tim se convirtió a un artista internacional que lo llevó a sacar éxitos globales como LevelsWake Me Up y Sunshine, y llego a colaborar con otros titanes del EDM (Electronic Dance Music) como los DJ David Guetta y Tiesto, y artistas como Nile Rodgers, Madonna y Coldplay.

Para muchos es considerado como un genio de la música, incluso hay quienes lo colocaban como el futuro Michael Jackson de la música electrónica.

Tenía un don natural y un interés genuino por lo que hacía, mismo que decidió mostrarlo al mundo, poniendo su talento al servicio de lo demás.

Siguió un camino poco convencional y su gusto por la música lo llevó a tener éxito un muy poco tiempo. Eso es lo que pasa cuando haces las cosas con amor verdadero y un deseo genuino.

No hay forma de que hagas algo bien y te mantengas haciéndolo por largo tiempo, si no tienes amor por lo que haces. Si no hay existe una base o unos cimientos sólidos que sustenten tus acciones diarias.

Y es que hay muchas personas que deciden dedicarse a algo que ni siquiera les inspira. Solo lo hacen porque piensan que van a ganar mucho dinero.

Pero dime ¿Cómo ganar tanto dinero si lo que haces no te interesa y no lo haces con amor? ¿Cómo esperar que lo que haces, sea de la calidad suficiente para recibir una gran recompensa, si en realidad no te interesa dar un valor proporcional a cambio?

¿Cómo puedes hacer algo bien si lo haces por compromiso, y no por unas razones genuinas de contribuir para recibir dinero a cambio?

Esa es la primer lección que quiero rescatar: Aborrecer tu trabajo solo te hace desperdiciar tu vida y tus talentos.

Ser diferente o distinto a la mayoría te hace destacar, así que en vez de ocultar lo que te hace especial, muéstralo al mundo y no hagas las cosas solo para encajar en un pequeño grupo local.

Te invito a que reflexiones en ello un momento, y expandas tu mente…

Lección # 2: Su vida fue su propio ejemplo

Parece irónico, e increíble de creer, pero nadie podría imaginar que una canción con tal mensaje, se convertiría en su propio ejemplo.

Vive una vida digna de recordar, para que al mirar atrás, estés libre de arrepentimientos y tengas una gran sonrisa en el rostro por todo lo que conseguiste y por todo lo que te atreviste a hacer, lograr y perseguir.

La música es el medio por el cual Tim y muchas otras personas han decido dejar un legado. Hay quienes lo han hecho mediante sus obras de arte, pinturas, esculturas, actos sociales, o el descubriendo la cura contra alguna enfermedad.

Tal vez muchos de ellos no planeaban ser inmortales, pero lo han logrado gracias a lo que han construido y dejado para futuras generaciones. En el caso de Tim, fue gracias a su música; una que no pude haber sido tan buena y exitosa si no la hubiera hecho con un deseo más grande y más poderoso que simplemente recibir dinero a cambio.

Ahora pensemos: ¿Qué hubiera pasado sí Avicii no hubiera tomado ese camino?

Que hubiese pasado si tal vez le hubiera hecho caso a su familia cuando le dijeron que se dedicará a “una carrera de verdad”, como le dicen muchos padres y madres a sus hijos al enterarse que quieren ser DJ. Futbolistas, Youtubers o Gamers Profesionales.

Si Tim no se hubiese atrevido a tomar su propio camino, la historia de la música sería diferente. Es más, ni siquiera estarías leyendo este artículo ahora mismo y tu destino y el mío serían completamente distintos.

Con esto quiero que te des cuenta del enorme poder de influencia que tenemos sobre el mundo a través nuestras acciones.

Creo que puedes entender cuál es la lección que quiero transmitirte. 🙂

Si tienes un interés ardiente, un deseo genuino, una pasión desbordante o una necesidad por hacer algo con tu vida que te dé propósito y sentido, entonces hazlo. Por qué solo tienes esta oportunidad.

[Artículo recomendad: Tus mejores años de vida son ahora ¿Qué estas haciendo con ellos?]

Lección #3: No tienes nada que perder

No sabemos cuánto tiempo estaremos en este mundo, y no importa la edad que tengas.

Muchos jóvenes y adultos deciden dedicarse a ciertos trabajos y profesiones sólo para satisfacer las expectativas de otros, en vez de satisfacer las propias.

Es muy común ver a chicos que estudian cierta carrera para ver a sus padres felices y orgullosos de tener el ansiado documento enmarcado en una pared de su casa.

Lo que no se dan cuenta los padres, es que los hijos están dejando su futuro y felicidad a un lado, por satisfacerlos.

Dime ¿Qué caso tiene satisfacer a otros cuando nuestra vida es tan incierta?

Cuando no haces lo que te gustaría, pensando que vas a vivir décadas hasta la vejez, pero… ¿Y si no llegas hasta allá? ¿Por qué contenernos de hacer lo que nuestra intuición nos dice cuando la vida es tan corta?

Pues esa es la otra lección que debemos rescatar. Si tú, o incluso tus hijos, quieren tomar un camino poco tradicional porque es lo que los hará felices. No los presiones para que vayan bien en ciertas materias escolares… tal vez no quieran ser astrofísicos, biólogos o matemáticos… tal vez quieran formar su propia empresa y entregar algún producto o servicio de valor al mundo.

Piénsalo de esta forma: Si les pasara algo a tus hijos (que esperemos que no), y no les permitiste ser ellos mismos, y hacer lo que ellos querían. Te aseguro que sería algo con lo que no podrías cargar por el resto de tus días.

Esa es la lección que podemos aprender de Tim, y de muchos otros jóvenes (incluyendo a un ser querido que perdí hace tiempo) que han partido antes de lo esperado, pero que mientras estuvieron en el mundo, hicieron todo cuanto quisieron, sin contenerse, llenando siempre sus propias expectativas y buscando sus propios sueños.

Fueron ellos mismos sin escuchar las opiniones de otros, incluyendo las de sus propios padres. Se atrevieron a ser diferentes y auténticos, mostrándose tal como son sin temor a ser criticados o rechazados.

Creo que esa es otra gran manera de hacer la diferencia en el mundo. Y es que debemos aprender, que no tenemos nada que perder y mucho por ganar. Y que más vale vivir un día como el único de tu vida, que 100 años como uno solo… O tú ¿Qué opinas? 😉

◊♦◊

Ahora cuéntame ¿Qué Piensas? ¿Cuál es tu situación?´¿Hay algo que te ha hecho reflexionar de lo que te he contado? Nos leemos en los comentarios. Y si te ha gustado, por favor, te invito a compartirlo con tus amigos. Al hacerlo, me ayudas y me impulsas a seguir entregándote mas contenidos como este y te estaré muy agradecido. 🙂

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *