Nadie va a venir a rescatarte

Compartir en:

Nadie va a venir a rescatarte

¿Quieres hacer algo pero por alguna razón no has comenzado?

Tal vez es el miedo, la vergüenza o lo que pensaran otros de ti.

¿Esperas que la ayuda o la oportunidad toquen a tu puerta?

¿No te gusta tu vida y no haces nada al respecto?

Bien, lo que te diré a continuación es un poco duro: A la mayoría de personas en el mundo no les importa en lo más mínimo lo que hagas con tu vida. Ni siquiera saben que existes. Aun si fueras una celebridad no les importaría más tu vida de lo que les importa la suya. Cada quien tiene sus asuntos en que ocuparse y en que utilizar su valioso tiempo.

Algunos se preocupan por sus familias, otros por cuidar el planeta y su biodiversidad. Algunos por su empresa o negocios, otras por la igualdad de género o de razas y muchos temas más, pero lo que suceda contigo y lo que decidas hacer específicamente con tu vida no importa a nadie tanto como a ti.

Cualquier cosa a la que aspires, anheles o necesites no llegara a ti por casualidad y es muy poco probable que alguien te lleve hacia allá sin poner nada de tu parte. Nadie va a venir a rescatarte

Tú eres el más interesado

Es muy normal que alguien te pregunte:

Hola, ¿cómo estás?, ¿cómo te encuentras?, ¿cómo te va?

Este tipo de preguntas se han convertido en una presentación por default. Son comúnmente formuladas por educación, costumbre o por falta de palabras al no saber que decir. La mayoría de personas ahora no pensamos al preguntar y la verdad es que nadie esta tan interesado tanto como tú en lo referente a tu situación, proyectos, planes y asuntos.

A nadie le importa si quieres poner un negocio pero no te atreves a intentarlo. Tampoco les importa si te lanzas como emprendedor o si eres la/el que tienes más amigos en Facebook. Mucho menos les importa si odias o disfrutas tu empleo o si tu vida en pareja ya no es lo que fue. Tampoco les interesa si no encuentras al amor de tu vida, si comes mucha comida basura o si no pasas tiempo con tus hijos (a ellos sí que les importa).

Lo cierto es que solo tú tienes el control en mayor proporción. Tus decisiones y tu actos te llevaron al lugar donde estas ahora y son los que te llevaran a algún lugar en el futuro, que mejor que sea uno que deseas ¿No crees?

Todos tienen algo en que ocuparse

Alguna vez, al ir por la calle ¿has volteado a ver a las personas que se encuentran en el camino?

Cuando estés en una situación que no te deja tranquila(o) y te quita el sueño, sal a caminar y voltea a ver los rostros de las personas que te encuentras a tu paso. Observa sus expresiones.

Te darás cuenta que todos tienen cosas en que pensar. Algunos estarán sonriendo, otros riendo en compañía, otros tendrán el entrecejo fruncido, algunos otros tendrán sus hombres caídos y la mirada perdida. Notaras todo tipo de emociones en las personas de tu entorno inmediato. Encontraras alegría, enojo, entusiasmo, paz, tristeza, frustración, miedo, decepción y mucho más en todos esos rostros.

Cada una de esas personas estarán pensando es su situación presente, pasada y/o futura. Dichas situaciones solo se encuentran desde su perspectiva, en su entorno y en su momento actual. Lo mismo pasa contigo .

Podrás ver que tus problemas no son tan únicos ni los más importantes para el mundo. Son importantes para ti y tienen influencia sobre tu situación y tal vez sobre de la de algunas personas que te rodean.

Por supuesto que hay problemas que nos involucran a todos como humanidad (como el cambio climático, la producción cada vez mayor de armas nucleares, el desequilibrio ambiental por el consumo humano desmedido etc.), pero la solución de estos problemas no está bajo tu control y tampoco les importan a todos.

La ayuda viene cuando estas en el hoyo pero no te lleva hacia adelante

Por supuesto que recibirás ayuda cuando la necesites de tus seres queridos y más cercanos a ti, pero debes ser consiente que generalmente esta ayuda NO va hacia adelante.

¿Maurino, a que te refieres?

En la mayoría de los casos cuando recibes este apoyo es porque te encuentras mal ante una situación, enfermedad, o antes unos problemas en los que te metiste y necesitas una mano para salir de ellos.

El objetivo de este tipo de ayuda es que salgas de hoyo en el que te encuentras y quedes más o menos bien. Entonces puedas volver a tomar el control de la situación y volver a empuñar las manos a la contienda, pero difícilmente quedaras mejor que cuando iniciaste antes de meterte en aprietos.

Es por eso que si quieres ir hacia adelante y mejorar tu situación actual o quieres hacer aquello que nunca te has atrevido, vas a tener que tomar iniciativa y dar el primer paso.

Las personas te echaran una mano cuando te vean mal o necesitado pero difícilmente te dirán: oye te veo bien pero te ayudare a que estés excelente y que logres nuevos objetivos, sueños y metas. Grábatelo: todos tienen sus propios asuntos en que pensar y la mayoría nos saben cómo lidiar con ellos, no esperes que se ocupen primero por los tuyos.

De hecho, no deberías esperar nada de nadie, esos pensamientos solo te traerán muchas decepciones.

Nadie te conoce completamente

Nadie sabe lo que significa para ti una vida plena. Ni tampoco nadie puede conocer tus deseos y sueños, esos se encuentran dentro de ti y solo tú puedes conocerte.

Si no te gusta tu vida ahora debes saber que nadie te puede decir que tipo de vida te va a gustar, eso es algo que solo tú puedes saber. Si aún no lo sabes debes averiguarlo y tomarte esa tarea muy en serio.

Recibes en proporción a lo que aportas

¿Quieres recibir un aumento de salario? Demuestra que eres capaz de dar más beneficios a tu empresa/jefe de lo que recibes en forma monetaria al final de mes.

¿Deseas estar en buena forma física? Establece una rutina de ejercicios y una alimentación adecuada y ejecútala de forma disciplinada a través del tiempo.

¿Quieres mejorar tus calificaciones escolares? Estudia más de lo que estudias ahora, interésate más por las materias y participa.

¿Quieres reconciliarte con aquel amigo/familiar con quien llevas tiempo distanciado por problemas tontos y mundanos? Analiza en que te equivocaste, que puedes dar para mejorar la situación y que estás dispuesto a hacer para poder estar bien con esa persona.

Si lo observas bien todo esto se trata de una regla muy sencilla: para cada acción hay una reacción. Para recibir primero debes dar. Es tan sencillo como eso.

Pero no es fácil, desafortunadamente el ego, la apatía, la vergüenza, el resentimiento, el orgullo etc., son emociones que muchas veces nos impiden dar el primer paso y comenzar a dirigir nuestra vida por el camino de la abundancia.

Si quieres más oportunidades debes prepararte

Cuando yo estaba estudiando mi ingeniería más o menos a mitad de la carrera me llego una oportunidad de hacer un intercambio estudiantil con una universidad de Francia, esto debido a mis buenas notas. Me gustaría decirte que tome la oportunidad, pero no lo pude hacer. Mi nivel de inglés no era adecuado y tampoco sabía nada de francés así que esa oportunidad la recibió alguien más, alguien más capacitado en esa área que yo.

Para ser acreedor o candidato a muchas oportunidades, entonces debes prepararte. Debes estudiar, aprender, entrenar, practicar, experimentar y mantenerte en crecimiento constante. De esta forma cuando la oportunidad se presente, tú estarás lista(o) para recibirla. Y si no se presenta, aun así debes tocar a la puerta.

Desafortunadamente muchas personas en algún momento de su vida caen en confort. Dejan de prepararse y ponerse nuevos retos. Si la situación en la que se encuentran cambia, quedan perdidos, a la deriva y sin saber qué hacer.

Esta situación sucede a menudo en personas que creen que tienen un empleo seguro y mantienen esa idea por muchos años, hasta que algo cambia y son despedidos a una edad avanzada. Se mantuvieron cómodos y esto los hizo vulnerables al cambio.

Piensa en algún momento que tu queso se puede terminar o alguien se lo puede llevar.

Recuerda siempre esto: Todo cambia, nada permanece y lo que hoy es, mañana no será.

Puedes recibir ayuda pero ésta no llegara sola

Como me dijo alguna vez mi padre: “Si quieres que las puertas se te abran primero debes tocar”.  Nadie va a llegar a darte un consejo si no saben en que estas metida(o) o que ronda por tu mente. Como ya te dije, todos estás en sus asuntos.

Nadie va a llevarte la oportunidad a tus manos si no comienzas ni tomas tú la iniciativa, si no te preparas, si no estudias ni investigas, si no hablas ni te comunicas.

No existe solamente un camino

La razón por la que todos tienen sus propios asuntos es porque el cantidad de caminos que podemos tomar en inmensa.

Cada instante que pasa tiene el poder de crear un nuevo destino. Ese es el enorme poder que tienen las decisiones. Ellas te pueden llevar a muchos lugares, experiencias y situaciones. Es por eso que debes tomar decisiones a conciencia plena.

Para cada instante hay infinidad de posibilidades y mediante las elecciones que tomas diriges tu vida.

Toma el timón de tu barco

Entonces ya lo sabes, es momento de tomar el control de tu barco.

Sea cual sea tu situación hoy, debes saber que tu futuro es tu responsabilidad y si algo no te gusta o hay algo que deseas hacer, está en tus manos dar el primer paso. Nadie va a venir a rescatarte.

Toma acción y atrévete, porque la vida puede ser muy corta.

  • ¿Quieres comenzar tu idea de negocio pero no tienes el dinero? ¿Ya diste el primer paso y comenzaste a hacer tu lista de las diferentes opciones que tienes para obtener capital?
  • ¿Quieres bajar esos kilos demás que llevas tiempo tratando de eliminar de tu cintura? ¿Qué tipo comidas has dejado y cuales has sustituido? ¿Cuánto tiempo de ejercicios de cardio haces a al día? ¿De verdad no tienes tiempo o no tienes un deseo real?
  • ¿Tu relación de pareja ya no es la misma? ¿Ya tuvieron una jugosa y larga conversación? ¿Sabes lo que no le gusta o le aqueja? ¿Ya probaron varias posibles soluciones?
  • ¿No encuentras trabajo? ¿Has estado practicando posibles preguntas/respuestas a tus entrevistas laborales? ¿Conoces bien tus fortalezas? ¿Te estas preparando debidamente y continuas formándote en tu campo? ¿Sabes qué tipo de trabajo deseas?

Si quieres obtener/solucionar algo entonces toma iniciativa. Comienza a moverte con ímpetu y en proporción a esa necesidad o deseo ardiente porque nadie va a venir a rescatarte.

◊♦◊

Ahora cuéntame ¿Qué te ha parecido? ¿Hay algo que necesitas comenzar pero aún no lo haces?

Déjame tu comentario aquí debajo 🙂

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *