Cómo encontrar tu temática perfecta y nicho para blog

Compartir en:

Encontrar mejor temática para blog

Si no sabes cómo encontrar la temática perfecta y un nicho para blog, tienes dudas o no sabes sobre que escribir, este artículo te ayudara. Te mostraré los puntos clave que necesitas considerar al momento de elegir tu temática ideal. Seré conciso y sin rodeos.

Posiblemente en este momento tienes muchas ideas de las cuales varias parecen buenas y se te hace muy complicado elegir, ya que ninguna termina por convencerte. Es normal que no sepas cuál de esas ideas es la más adecuada. Y por supuesto que queda descartada la idea de hacer 2 o 3 blogs a la vez con diferentes temáticas.

Llevar un blog de forma profesional es mucho trabajo y si quieres hacer las cosas bien, deberás concentrar tus esfuerzos y energía en un solo proyecto a la vez, por eso es importante elegir bien desde el inicio.

¿No tienes ideas?… No pasa nada, por eso estas aquí.

Por supuesto que en un blog puedes comenzar hablando sobre cualquier cosa, pero estos blogs no es común que logren tener éxito.

En esta guía te doy la pauta que te permitirá clarificar tu mente y definir una temática perfecta para ti, considerando un buen nicho de mercado.

Encontrar una temática y tener claro un nicho para blog con potencial de mercado, permite saber sobre que va tu blog y que pues aportar. Este es el tipo de información que ofreces a tu audiencia y los temas que cubres en él.

Hay muchos factores que influyen para que un blog tenga éxito pero debes hacer lo que está en tus manos para incrementar tus probabilidades de obtenerlo. Elegir una temática adecuada es una de esas cosas que está en tus manos y de la cual tienes control.

Te repetiré algo que te dije anteriormente en mi ebook, Los 7 pasos antes de lanzar tu próximo blog de éxito: Si de verdad quieres tener el entusiasmo adecuado para mantenerte trabajando a lo largo del tiempo, entonces necesitas hacer algo que te guste y cuya finalidad te motive a seguir avanzando, aun cuando las cosas se pongas difíciles.

Las personas buscan en internet soluciones a sus problemas/necesidades o buscan respuesta a sus preguntas. Puede haber todo tipo de problemas, como el sobrepeso, problemas con algún software o aplicación, problemas maritales etc. o necesidades, como la creación de un negocio, encontrar empleo, administración de tiempo o simple necesidad de entretenimiento.

Tu objetivo es contrastar tus conocimientos, intereses, gustos, ideas y/o pensamientos con unas necesidades específicas de la gente. De esta forma llegarás a tu público y podrás definir más adelante a tu lector/cliente ideal.

Ejemplos de nichos para blog

Existen muchos nichos de mercado dentro de los cuales puedes definir la temática para tu blog, por ejemplo:

  • Recetas de comida
  • Deportes
  • Chismes y espectáculos
  • Finanzas
  • Decoración de interiores
  • Fiestas y eventos sociales
  • Marketing
  • Salud y bienestar
  • Entrenamiento físico

Estos son nichos muy genéricos, es por eso que debes ir más allá si quieres encontrar tu hueco en la red. Por ejemplo. Si tu blog trata la comida tal vez puedas especializarte en comida para vegetarianos o recetas de jugos naturales y ofrecer cursos para preparar recetas deliciosas pero saludables.

O si eres una persona que ama los eventos sociales tal vez puedas ver la posibilidad de crear un blog para bodas y ofrecer servicios como organizador(a) de bodas temáticas que se adapten a diferentes presupuestos.

Esto solo son algunas ideas, en un momento veremos la importancia de la especialización en tu nicho.

Ahora pasamos a la acción, encontraremos una temática que vaya contigo y se adapte a un nicho con futuro…

Genera tu lluvia de ideas

Lo primero que harás será una lluvia de ideas. Vas a apagar todas las distracciones, tomar papel y bolígrafo y vas a comenzar a crear una lista de posibles temas que puedes y te gustaría abordar en ese futuro blog épico.

Ojo: No tienes que poner ningún filtro de tu parte, todo lo que llegue a tu mente anótalo y no descartes nada.

Para esto, vamos a considerar 4 aspectos.

  1. ¿Tienes un oficio, habilidades profesionales o estás especializado en algún campo de conocimiento en particular?
  2. Tus gustos y pasiones actuales: Aquí van las cosas divertidas. Céntrate en aquellas actividades de amas hacer y de las que podrías conversar con alguien sin aburrirte.
  3. Tienes conocimientos técnicos, usas herramientas, aplicaciones o algún software.
  4. Conocimientos empíricos: Aquellos conocimientos que has adquirido mediante la experiencia y que la vida te ha puesto enfrente. Retos que has superado, enfermedades, acontecimientos no fortuitos, todo tipo de vivencias personales.
  5. Gustos y pasiones de tu pasado: ¿Hay alguna cosa que amabas hacer de niño que dejaste de hacer porque la vida te puso otras obligaciones y tareas? Es posible que hasta lo hayas olvidado. Tal vez te encantaba algún deporte, o amabas ejercitarte, pero con las obligaciones de la vida adulta lo dejaste porque creíste que eso no era prioritario. Vamos recuerda un poco los gustos de tu yo del pasado.

Anota tus ideas y relájate, estas deben fluir de forma natural. No te apresures.

Cuando termines vamos al siguiente paso.

Convierte tus ideas

Ya que tienes tu lista de ideas, ahora conviértelas en temáticas. ¿Sobre qué va a tratar tu blog? ¿Cómo convertirías tu idea en un blog?

Ejemplo de Idea: Me gustan los perros. (No vas a escribir un blog sobre lo perros que te gustan)

Vas a encontrar una forma de convertir tu idea en algo que puedas enseñar a los demás y que las personas necesiten.

Ejemplo de temática: Técnicas y estrategias para hacer de tu perro la mascota perfecta.

Elige con fundamento

Ahora que tienes una lista con varias ideas y temáticas debes tomar una decisión y descartar aquellas que no sirven, para esto vamos a considerar 3 criterios:

  1. Tu nivel de amor y entusiasmo al abordar la temática
  2. Tu nivel de conocimientos. Este es el valor que eres capaz de aportar a tus lectores y futuros clientes. ¿Qué tan experto eres en la temática?
  3. Oportunidad de negocio (validación de tu idea)

Tu amor y entusiasmo

¿Qué tanto te gusta la temática que quieres abordar en tu blog? ¿Podrías hablar por años de lo mismo sin aburrirte?

Cuando tu blog habla sobre algo que te apasiona, automáticamente sucederá lo siguiente:

  • Pondrás el esfuerzo y el tiempo para que sobresalga y crezca.
  • Es probable que nunca te quedes sin ideas.
  • Tendrás menos probabilidades de abandonarlo.
  • Tu pasión la transmitirás a través de tu escritura a tus lectores y tendrás mayor cantidad de suscriptores.

Si basas tu decisión en lo rentable que puede ser el nicho de tu blog, puedes sufrir de insatisfacción y agotamiento que te puede llevar al abandono.

La pasión no es algo que debas encontrar, es algo que debes construir mediante la experiencia. También debo decirte que la felicidad no es un destino al que quieras llegar, sino un camino por recorrer. Es por eso que debes elegir una temática con fundamentos propios, basándote tu decisión en lo que dice tu interior y no cosas externas.

No hay peor cosa que desgastar tus días de vida en algo que no disfrutas y no te permite aportar los mejor de ti, dejar que tus mejores años se vayan haciendo algo que no te llena ni te satisface -Esta es una de las bases en las que se fundamenta Vida Épica.

Nivel de conocimientos

¿Dominas la temática que quieres abordar? ¿Cuál es tu nivel de conocimientos?

Es importante considerar esto ya que, no es lo mismo hablar sobre algo en lo que tienes experiencia o eres experto, a hablar de algo que apenas comienzas a conocer y de lo cual prácticamente no sabes nada.

Entre más conocimientos tengas acerca de los que vas a hablar, podrás definir más claramente tu oferta de valor hacia tus futuros lectores/clientes. Aportaras más y podrás especializarte rápidamente en un nicho para blog específico.

Si quieres avanzar rápido en tu proyecto, te recomiendo que consideres tener conocimientos arriba de la media, es decir, tener más conocimientos que la mayoría de personas sobre tu temática.

No tienes que ser el sabelotodo en tu temática

Ahora bien… es verdad, entre más conocimientos tengas sobre la temática que elijas, más rápido te verán tus lectores como una figura a seguir y que puede enseñarles muchas cosas. Pero considera que ser experto es relativo. Si tienes más conocimientos y puedes enseñar algo de interés para otras personas, entonces podría decirse que eres un experto para ellos.

Entonces en base a tu nivel de experiencia y conocimiento será el tipo de lector/público al que te vas a dirigir y para el cual generaras contenido.

No es lo mismo que generes contenido, por ejemplo; para una persona con problemas de obesidad, que quiere mejorar su salud, que escribir para alguien que es atleta y quiere esculpir su figura. Aunque ambos se tratan con la alimentación y entrenamiento, uno ya tiene conocimientos del tema mientras que otro necesita aprender lo básico.

Entonces, en la lista, anota en el nivel de conocimientos y experiencia que tienes sobre cada idea. Estas pueden ser:

  • Aprendiz (novato): Vas a estar aprendiendo a la vez que vas publicando tus avances, errores y aprendizajes.
  • Intermedio: Eres capaz de crear contenido basándote en la información existente, en las escuelas se enseña de esta forma a los niños y jóvenes. Son conocimientos genéricos los cuales has sido aplicados y validados con antelación.
  • Avanzado (Experto/especialista): Eres capaz de diferenciar entre la información que sirve y la que no. Has obtenido tus conocimientos en base a tu experiencia y has realizando experimentos que te han permitido sacar tus propias conclusiones. Te has especializado y puedes profundizar en detalle sobre un tema específico.

A pesar de que tengas cierto nivel de conocimientos en tu área de elección, debes tener en cuenta que para dirigirte a tu publico vas necesitar aprender/tener habilidades de comunicación para expresar tu ideas y para vender tu marca, tus servicios y/o productos.

Si la idea que eliges (en un momento veremos cómo elegir) es de nivel aprendiz, evita compararte con personas que están por encima de ti.  Comienza con humildad y con disposición de aprender.

Si realmente tienes un deseo ardiente por abordar esa temática y te gusta, entonces te garantizo que no habrá aburrimiento, podrás con la carga de trabajo y tu avance será más rápido que si eliges algo en lo que tienes experiencia pero estas harto o te parece tedioso.

¿Cómo elegir la mejor idea?

Para elegir con fundamento, tomaremos primero 2 de los aspectos de vimos anteriormente:

  • Nivel de amor hacia la temática
  • Nivel de conocimientos

El tercero es el potencial de mercado el cual lo vamos a verificar una vez elegida una temática de tu lista. ¿Por qué lo hacemos así? Bueno, la razón es, que no te pondré a verificar el mercado para cada idea de tu lista. Te podría llevar muchísimo tiempo hacer esto y no tendría sentido.

Si la idea que elegiste no tiene potencial del mercado (no pasa la prueba de validación) solo tienes que revisar otra de las ideas.

Ahora te toca elegir. No tomes una decisión apresurada. Si eliges a conciencia podrás evitar desperdiciar tu tiempo y dinero.

Comienza descartando las ideas menos probables y obtén una lista de 2 o 3. Sobre ellas elige con mayor detalle.

Te podría decir que le asignes una calificación a cada posible temática y obtengas un puntaje, pero no es necesario. En lo personal mi recomendación es que bases tu elección en aquello que te gusta y en lo que te gustaría profundizar. Si tu nivel de conocimiento es bueno en algo que te gusta, es mucho mejor, pero no es necesario que seas un experto total para comenzar.

Recuerda que crear un blog puede cambiarte la vida si eliges correctamente. No estamos creando un blog para volver a caer en la trampa de hacerlo solo porque puedo ganar mucho dinero. Un blog te puede dar calidad de vida y es una actividad que puedes disfrutar plenamente si eliges bien.

Te recomiendo que te imagines escribiendo en tu blog y hablando por horas sobres algunos temas que te gustaría compartir. ¿Tienes muchas ideas o pocas? Considera eso.

Centra tu elección primero viendo hacia adentro de ti. De la parte externa nos ocuparemos en el siguiente paso.

Valida tu idea

Validar tu idea significa saber si existe una demanda/necesidad sobre los temas que vas a abordar en tu blog y tener más de certeza si estas en un camino correcto, o en algo sin futuro. De esta forma podrás descartar ideas y saber sobre qué temas tiene sentido crear un blog.

Un blog que tiene el potencial para convertirse en un negocio, tiene una temática que se adapta a un nicho de mercado específico. Tu temática puede abarcar varios nichos. Pero es recomendable que te especialices en uno en tus inicios.

El mejor nicho para blog pertenece a un conjunto específico de necesidades del mercado que estas tratando.

¿Cómo validar tú idea?

Lo único que necesitas es encontrar indicios de que existe demanda sobre tu idea o temática. Estos índicos pueden ser:

  • Libros (físicos y/o digitales)
  • Blogs (con venta de productos y servicios)
  • Foros de consulta
  • Podcast
  • Cursos y seminarios presenciales
  • Venta de productos en internet (Amazon, Alibaba etc.)
  • Coincidencias de búsquedas en Google y Bing (Al buscar alguna frase relacionada con tu temática y encontrar información)

Si verificas esto entonces tienes evidencia de hay personas interesadas en el tema y hay problemas y necesidades que necesitan ser cubiertas.

¿Qué pasa si no hay competencia?

Generalmente no tener competidores es una señal de alarma, ya que lo más probable es, que lo que pretendes ofrecer no lo necesita nadie. No hay oferta-demanda, no hay mercado.

A quien le puedes vender o a quien le puede importar tu blog si nadie está interesado en los que tienes que aportar/ofrecer.

¿Hay ideas que no tienen competencia?

Por supuesto que sí, son ideas revolucionarias, de hecho si encuentras una, entonces tal vez estas ante una mina de oro, pero esto es más complicado de lo que parece.

No tener competencia y tener un producto prometedor quiere decir que crearas algo sin precedentes, que no conoce nadie y tendrás que educar a tu público para que conozca los que ofreces y sus beneficios.

A esta problemática se enfrentó Steve Jobs en los comienzos de Apple al crear la primera computadora personal. Necesitaba encontrar inversionistas, pero éstos no sabían que era el producto ni para que servía. Cuando alguien confió en el proyecto, aun necesito una gran campaña de publicidad (gran presupuesto) para que las personas pudieran conocer las ventajas y benéficos de tener un computadora personal en casa. Todos querían una (al igual que ahoraJ).

De hecho una de las características que le dio Jobs a Apple, fue precisamente esa. Hacer cosas diferentes y sin precedentes. Cosas que la gente aún no sabía que necesitaba, pero cuando lo supieran, todos querrían una de esas cosas. Desde luego, estamos hablando de unos niveles de creatividad enormes.

Entonces, si has visto que no hay competencia y crees que tu temática de blog no es revolucionaria, entonces te recomiendo elegir otra temática o pensar bien que vas a ofrecer que sea de valor para ellos.

Si eliges un nicho de mercado nuevo, mejor

Si la temática que elegiste pertenece a un nicho relativamente nuevo y de creciente demanda, entonces tu oportunidad de posicionarte como experto es mayor.

Contenidos habrá pocos y tendrás la posibilidad de ser más visible en poco tiempo.

Si la demanda supera a la oferta, entonces es un indicio claro de una gran oportunidad de mercado.

Revisa tu lista y verifica si hay alguna temática que corresponda con un nicho nuevo y/o en crecimiento.

Colocarte como aprendiz en un nicho nuevo es una excelente forma de iniciar un blog con alto potencial de crecimiento, ya que no hay mucha información ni oferta en la red y puedes beneficiarte si tienes una buena velocidad de aprendizaje.

Quiero que notes la diferencia entre un nicho nuevo y uno inexistente que no tiene competencia que tratamos en el punto anterior.

Especialízate

Si encuentras evidencia sobre alguna temática de tu interés, aun vas a necesitar atender un problema específico.

Desde luego que tu blog podrá ofrecer diferente cosas a públicos distintos, pero no por ahora, en tus inicios debes ser los más específico posible. No puedes comenzar hablando de todo y al vez de nada especifico ya que vas a interesar a muchos y a la vez a nadie.

¿Por qué debes especializarte?

Especializarte en un nicho específico te sirve para:

  1. Ganarte la confianza de tus lectores y posicionarte como experto.
  2. Filtrar solo a las personas cualificadas y aptas para tu blog (lector/cliente ideal).
  3. Poder ayudar y ofrecer servicios y productos a medida (oferta de valor).
  4. Un buen nicho podrá posicionarse en los buscadores ya que existe gran demanda.

Pongamos un ejemplo:

Imagina que quieres un blog de salud, porque eso te gusta y te interesa. Primero haces un artículo donde mencionas los mejores alimentos para ganar masa muscular y peso. Después otro donde hablas sobre los remedios para contrarrestar la artritis en personas de tercera edad y otro donde hablas sobre los beneficios del yoga durante el embarazo….

Evidentemente a tu blog llegaran todo tipo de personas con diferentes intereses, gustos, problemas, edades. Pero cuando quieras acercarte a ellos y ofrecerles algo que les puedes interesar, hacia quien te vas a dirigir. Considera que si tu blog es personal, no podrás abarcar todos los problemas ni se te podrá considerar experto de algo ya qué solo darás un poquito de todo.

¿Por qué alguien te compraría una receta de suplemento alimenticio para ganar masa muscular? si aún no demuestras saber suficiente del tema. Si a veces escribes para madres embrazadas, otras veces a las personas con diabetes, otras veces a los amantes del fitness y a muchos más.

Como vez, un tema genérico no funciona en un blog unipersonal, no dispones de escritores y editores para generar todo tipo de contenido, abarcar grandes masas y vivir de la publicidad. De ahí la importancia de la especialización.

Es normal que ahora no sepas bien en que especializarte. Y no te desanimes. Eso lo podrás definir con mayor claridad más adelante conforme comienzas a tener audiencia y conoces más a profundidad las necesidades de tus lectores.

Tu blog es un concepto fluido y puede tener cambios a medida que vas progresando a través del tiempo.

Por el momento te recomiendo que no te obsesiones y comiences con una temática que contemple 2 o 3 sub-nichos de los cuales puedas escribir. De esta forma podrás probar los temas, sabrás cuales te hacen sentir más cómodo y cuales le interesan más a tu audiencia.

Siguiente peldaño hacia tu blog épico

Una vez que tienes definida una temática y tienes una idea en la que puedes especializarte. Es momento de definir tu público objetivo, también conocido como lector ideal, target o cliente ideal. Vamos al siguiente paso.

###


¿Ya encontraste tu temática perfecta? ¿Aún no sabes cual elegir y tienes dudas? ¿Agregarías algo más?…

Te leo en los comentarios 🙂

Compartir en:

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *