Blogging

Cómo definir el público objetivo o lector ideal para tu blog de forma sencilla

definir-publico-objetivo

¿Para quién es tu blog? ¿Quién será el consumidor principal del contenido que vas a generar? ¿Quién podrá beneficiarse con tus artículos? ¿De acuerdo a tu nicho y temática quien estaría interesado en tu blog?

Ese es el tipo de preguntas que necesitas responderte para definir el publico objetivo a quien dedicaras todo o la mayor parte del contenido, centrando todos tus esfuerzos en atraerlo a tu blog.

¿Qué es el público objetivo o lector ideal de un blog?

Tu público objetivo, también conocido como lector ideal o target. Es una persona o un conjunto de personas que tienen unas características específicas, las cuales hacen de esa persona un lector idóneo para tu blog.

Los tipos de temas que tratas y las soluciones que aportas, son de amplio interés para este público específico y lo hacen un potencial suscriptor y posible futuro cliente para los servicios y/o productos que ofreces u ofrecerás en tu web en el futuro. Estos productos y servicios pueden ser propios o de terceros.

Si ya encontraste un nicho de mercado y temática perfecta para tu blog, entonces ahora toca definir el público objetivo al cual te vas a dirigir y que pretendes enamorar con tu contenido, tus servicios y productos.

Diferencia entre lector ideal y cliente ideal

De hecho se puede decir que son el mismo. La diferencia radica en que un suscriptor/lector puede o no adquirir tus productos o servicios y convertirse en cliente. Lo ideal sería que el 100% de lectores inmediatamente pasen a ser clientes, pero eso no pasará, cada persona es diferente, posee gustos, intereses y necesidades diferentes, y toma elecciones distintas.

Tu trabajo aquí es definir bien de que va tu blog; que ofreces y para quien. Como ya vimos, en un inicio tu blog tratara con una temática más o menos específica y esta será acotada en base a lo siguiente:

  • La retroalimentación que tus lectores te proporcionen
  • Los temas que más te gusten y motiven
  • Lo temas donde puedas aportar más.

Entonces, a tu blog llegaran personas a leer, escuchar o ver el contenido que produces. Si un artículo le interesa mucho a alguien y lo lee, entonces puedes ofrecerle suscribirse a tu blog, dándole un obsequio de bienvenida. Este obsequio es llamado en el mundo de blogging como Lead Magnet o Imán de atracción de prospectos.

Si ese lector acepta y desea tu obsequio, entonces cambiara su estatus. Pasará de ser lector a suscriptor.

Una vez que una personas se convierte en tu suscriptor, puedes entablar una relación más íntima y estrecha con él/ella, dándole más contenido de valor y ofreciéndole tus servicios y/o productos.

Dichos servicios y productos deben estar totalmente alineados con sus intereses, necesidades, problemas y/o deseos que ha demostrado tener desde que consumió tu contenido y acepto tu obsequio (Lead Magnet) de entrada.

Ya habrás notado que entre más y mejor definas tu nicho, entonces podrás enfocarte en generar y darle prioridad a crear aquel contenido de interés que te genera clientes potenciales.

Entre más capacidad tengas para atraer a tu blog a personas con problemas específicos que les ayudes a resolver o necesidades y deseos que puedas atender, será mayor el potencial de convertir tu blog en un negocio prospero. Aquí es donde la especialización al elegir tu temática y nicho de mercado toma todo el sentido.

El público objetivo para un profesionista/especialista

Si eres profesionista, técnico o especialista, y tu blog trata sobre la solución de problemas relacionados con lo referente a tu actividad profesional, entonces te será más fácil definir al tipo de lector que quieres que llegue a tu blog. Podrás generar tu contenido especializado y ofrecer tus servicios en línea desde el primer instante que lances tu blog.

Pero ojo; Aunque seas profesionista con amplia trayectoria, especialista o experto en tu área de trabajo, es importante que definas un tipo de cliente al que quieres llegar. Por ejemplo: Aunque seas experto en Fitness, no es lo mismo una persona que necesita bajar de peso y sufre problemas de obesidad, a una persona que quiere tonificar su figura y estar en forma.

Un profesionista puede tratar diferentes tipos de clientes con problemas muy específicos.

¿Puedo tener en mi blog varios lectores o clientes ideales?

Por supuesto que puedes, pero si lo analizas bien, no es del todo recomendable al inicio.

A tu blog llegaran las personas interesadas en el contenido que generas. Si comienzas generando contenido que solo contempla un tema/problema/deseo muy concreto, entonces:

  • Será más fácil para ti saber qué servicio/producto ofrecer a tus lectores a corto plazo
  • Te colocaras como una autoridad más fácilmente ante ellos
  • El contenido será un filtro perfecto para convertir lectores en clientes.

Piénsalo, no necesitas que lleguen a tu pagina web personas a las que no les interesa tu contenido ni lo que tienes para ofrecer.

Entre mayor sea tu experiencia en el área de conocimiento que tratas, por supuesto que tu capacidad para atender a varias necesidades puede ser muy amplia. Entonces, con el tiempo, claro que podrás expandir tu línea editorial y ampliar tu cartera de productos/servicios. Sin embargo, al inicio debes ser muy especifico.

Podrás atender a otras peticiones y necesidades (talvez más avanzadas) de tus lectores y suscriptores, pero no podrás abarcar todo desde el comienzo.

Recuerda que tu blog lo inicias como un proyecto unipersonal. Pretender abarcar mucho podría hacerte abarcar todo a medias y tener un blog que no aporte lo suficiente para nadie.

Entonces lo vuelvo a repetir, la especialización en tus inicios es clave.

Ahora pasamos a la acción.

¿Cómo encontrar el lector ideal para mi blog?

Piensa, ¿qué tipo de persona leería el contenido que vas a publicar? Vamos a definir un perfil donde especificas las características más importantes en base a sus necesidades y a lo que les puedes aportar/solucionar.

Define sus características generales

Debes de considerar la mayor cantidad de datos posibles como:

  • Su sexo
  • Edad
  • Profesión, oficio o tipo de actividad laboral
  • Estado civil
  • Con o sin hijos, ¿qué edades?
  • Presupuesto de gasto mensual
  • Redes sociales preferidas o aquellas que más frecuenta
  • Intereses: Tipo de libros, películas, videojuegos, podcast, blogs, revistas, programas de radio y tv etc.
  • Ídolos, personajes que sigue y admira
  • Pasatiempos: Deportes, arte, lectura preferidas etc.

Estas características son aún un perfil genérico, es por eso que necesitamos ir más a fondo en su vida personal y profesional. Piensa en una persona que sea tu publico ideal, ¿cómo sería?

Define sus necesidades y problemas específicos

  • ¿Qué necesita tu lector para resolver su problema?
  • ¿Qué busca o a quien busca?
  • ¿Cuáles son sus miedos?
  • ¿Tiene preocupaciones? ¿Cuales?
  • ¿Qué le quita el sueño por las noches?
  • ¿Qué no le gusta de sí mismo?
  • ¿Cuáles son sus ambiciones?
  • ¿Qué desea?

Desde luego que no todas las preguntas aplican para todas las temáticas y nichos. Por ejemplo: Tal vez alguien que necesita un software de inventario para introducir el código de barras en su negocio, no necesite responder a una pregunta sobre sus miedos.

Debes de formular las preguntas adecuadas de acuerdo con tu nicho específico y con los temas y problemas que pretendes resolver.

Si observas bien, definir a tu cliente ideal es una forma de conocer las necesidades de tus clientes partiendo de lo que tú puedes aportar.

Ayúdate de las redes sociales

Puedes utilizar grupos y páginas de Facebook que tengan audiencia con necesidades, gustos, quejas y problemas afines a tu temática y ver sus características socio-demográficas, como el rango de edad, país de origen y residencia, región, profesión, sexo, etc.

Momento de definir el público objetivo de tu blog

Es momento de tomar la decisión y definir hacia quién te vas dirigir en tu blog y que tipo de persona es tu lector/cliente ideal.

Crea una lista con todas las características que lo definen y trata de describir los problemas y necesidades que le aquejan.

Ajusta y redefine a través del tiempo

No necesitas tener toda la certeza en este momento sobre quien es aquella persona ideal. Podrás redefinirlo más adelante en base a los ajustes de tu oferta que realices una vez lanzado tu blog.

Para esto deberás preguntar y escuchar a tus primeros lectores a través de los correos que recibas y los comentarios que te dejen en cada artículo. Ellos serán como una brújula de referencia y te ayudaran a obtener ideas para crear más contenido y mejores productos y/o servicios.

Por ahora, lo importante es iluminar un poco el camino para comenzar con mayor claridad. Así evitaras perder el tiempo en crear contenido que no tendrá impacto a corto plazo o que talvez no sirva de nada dentro de tus objetivos y los de tu blog.

◊♦◊

Después de que hayas definido a tu lector/cliente ideal, déjame un comentario  y dime como te fue…

Cuéntame ¿Lograste identificar a tu público objetivo o lector ideal? ¿Qué preguntas formulaste para definirlo?

Nos leemos en los comentarios. 😉

Publicaciones Similares

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *